miércoles, 4 de diciembre de 2013

PREGUNTAS DE LAS DAMAS GNOSTICAS Y RESPUESTAS DEL MAESTRO SAMAEL AUN WEOR





                                                       Guadalajara, Jalisco, República de México, año 1.976.


            Ahora aquí estamos, pues, abiertos a la plática y en general al dialogo. Todas las hermanas que tengan preguntas para hacer, pueden hacerlas con la mas entera libertad.

            P.- Maestro: a mí me dijeron que la única persona que podría curarme, era usted.
            R.- Bueno, daremos la ayuda en forma psíquica. Todas las noches te concentras en mí, a la una de la mañana, y a esa hora, enciendes tres pequeñas velas y haces la concentración. Yo sentiré el llamado telepático y daré la ayuda. Amén.
            Sigamos con las preguntas doctrinarias. Entiendo que todas quieren preguntar. Comiencen, pues, por hacer sus preguntas. Para todas habrá la respuesta.

            P.- Quiero hacer una pregunta basada en la Biblia. Según la Biblia, hubo una mujer que se llamó Ester. A mí me llamó mucho la atención el hecho de que ella tuvo que sufrir mucho para ser aceptada par el Rey como esposa.
            R.- Sí, en verdad, ese el relato de Ester que hay en la Biblia, en el que al fin ella vino a ser tomada como esposa por el Rey, ¿no es cierto? Bien, y esto se debió a que ella se hizo digna de ser tomada como esposa. Claro, ese es un asunto (en el fondo) esotérico. Realmente, la mujer que elimina, pues, o el Alma que elimina los elementos inhumanos, al fin se desposa con el Real Ser interior, profundo, que es el Rey. Ella tuvo, dijéramos, que esforzarse, sufrir, antes de que pudiera ser recibida por el Rey Asuero. Así fue como Ester pasó a ser esposa del Rey.

            P.- Maestro: el Ritual Gnóstico de Segundo Grado, dice lo siguiente: "Deberéis reunir bienes, provisiones, mujeres y aromas..." ¿Cual es el significado esotérico de esa frase?
            R.- Eso es completamente simbólico. Quiere decir que hay necesidad de triunfar totalmente, de volverse uno un triunfador: saber manejar las casas del mundo con exactitud, con propiedad; dominar lo de arriba y lo de abajo. Precisamente Hermes Trismegisto, el tres veces grande Dios Ibis de Thot, dijo: "Sube de la tierra al cielo, y luego, de retorno, regresa otra vez a la Tierra y vuelve a subir, y así tendrás poder sobre lo de arriba y sobre lo de abajo. Penetrarás en toda cosa sutil y también lograrás vencer a toda cosa grosera". Así pues que, la clave del poder está en eso; por eso se dice: "Reunirá bienes, provisiones, mujeres y aromas", es decir, aprender a manejar "lo de arriba y lo de abajo" con maestría.

            P.- ¿Esta frase se aplica también a la mujer?
            R.- Pues en el caso de la mujer también se aplica lo mismo, porque el Ritual no les va a decir a ustedes que "reúnan hombres de toda clase", que "se hagan poderosas", no? Sencillamente, es lo mismo: aprender a manejar, con idoneidad, "lo de arriba y lo de abajo". ¿Alguna otra pregunta?


            P.- ¿Qué efecto puede causar, en una persona que trabaje Bio-Analista, los fluidos que emanan de la sangre, y qué le sucede a una persona que dona o que recibe sangre ajena?
            R.- Pues siempre no deja, el Bio‑Analista, de contaminarse un poco con los fluidos psíquicos de la sangre, la que en una u otra forma, viene a relacionarse (psíquicamente) con los dueños o proveedores de tal sangre. Federico Nietzsche dijo: "Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu". Fausto, el Dr. Juan Fausto, encantador y mago, dice: "Este es un fluido muy singular"... Cuando uno ha recibido sangre de otra persona, queda conectado psíquicamente a esa persona; hasta llega a reflejarse, en uno, el Karma de esa persona.

            P.- El Karma que usted señala, ¿se refleja sobre el que dona o sobre el que la recibe?
            R.- En ambos, porque se establece un hilo magnético entre el donador y el que la recibe. Así pues, es lamentable quedar uno conectado a otra persona, quedar uno participando, hasta cierto punto, del Karma de otro, siendo el reflejo del Karma de otro. Mas vale evitar las transfusiones de sangre. Los examinadores de sangre, pues, siempre reciben las vibraciones de las corrientes sanguíneas y en alguna forma se conectan con las personas con las cuales no deberían haberse relacionado.

            P.- ¿Cómo podría hacerse, Maestro, para que ese Bio‑Analista pueda limpiarse un poco?
            R.- Pues sólo separándose de esa clase de trabajo; eso es lo lógico. Hay otros trabajos, no solamente ese.
            A ver, hermanas: ¿qué otra pregunta?

            P.- Para una Isis que cumple todos sus deberes y que ha realizado un curso para instructores, pero que no ha salido aprobada, ¿podría ser separada del Ara?
            R.- ¿Ser separada de qué?

            P.- Del Ara.
            R.- Pues, si ha cumplido con todos los deberes de Isis y de pronto resuelve hacer el curso para Instructores, no veo por qué tenga que ser separada del Ara. Puede ser Instructora y puede ser Isis también. Esto no es incongruente.

            P.- Concretamente, la pregunta es esta: ¿si no aprueba el curso de Instructores, puede seguir como Isis?
            R.- Puede seguir en su trabajo como Isis, si no es Instructora, y si se vuelve Instructora, puede seguir también su trabajo como Isis.

            P.- Esta pregunta, venerable Maestro, surge de una disposición obligatoria que han emitido las autoridades del Movimiento Gnóstico en Venezuela, tanto para las Isis como los Sacerdotes, que tienen que ser Instructores. De allí viene la confusión.
            R.- Bueno, no me parece necesario eso de obligar a las Isis y a los Sacerdotes para que sean a la vez Instructores. Sin embargo, las Isis y los Sacerdotes deben poseer todo el conocimiento que se necesita. Como ya les decía, un Sacerdote que no conoce su oficio, pues no es Sacerdote. También dije que una Isis que no conoce su oficio, pues no es Isis. Ambos deben prepararse. Una Isis podría ser Instructora y esto sería maravilloso, pero también no todas las Isis son Instructoras; hay Isis que no son Instructoras. Y aún más: si conocen su oficio, pueden seguir siendo Isis. ¿Alguna otra pregunta?

            P.- Maestro, tengo una pregunta muy personal. Yo padezco, continuamente, de dolores de cabeza. Ahora, en este momento, estoy haciendo un esfuerzo muy grande para permanecer acá. Quisiera saber qué podría hacer.
            R.- Claro está que esos dolores de cabeza, así por "secula seculorum, amén", se deben a daños de la parte mental (de la parte psicológica‑mental). Posiblemente, en alguna pasada existencia utilizaste equivocadamente la mente, y ahora tienes que pasar por ese sufrimiento. Eso es kármico. Hay necesidad de curarse, en este caso, desde el punto de vista psíquico. Se invocará a Pedro, y este concurrirá a la llamada (me refiera a Pedro, el apóstol del Cristo, el cual es idóneo en esta clase de trabajos). A tiempo de dormirse, todas las noches, te concentrarás en Pedro, y en nombre del Cristo le pedirás que venga a sanarte la mente. El trabajo tiene que ser largo, arduo y difícil, pero dentro de algún tiempo, si no has desmayado, tu mente estará completamente sana. Con los procedimientos habituales de los doctores, es difícil que tu mente pueda quedar sana. Los doctores no logran curar eso.

            P.- Maestro: yo también siento muchos dolores en los huesos...
            R.- Esos dolores óseos, todo eso, es puro reumatismo; no es más. Eso se cura, pues, con petróleo y sal quemada. La sal se pone a tostar, entre una sartén, y luego se mezcla con un poquito de petróleo, y con un trapito te haces masajes diarios, donde quieras que sientas el dolor.
            Un momentico; lo que sí estoy viendo es que las hermanas están desviando la cosa hacia un consultorio médico. Si vamos a hacer un consultorio médico, las hermanas se van a quedar sin poder preguntar nada. ¡No es justo, no es justo!

            P.- Maestro: ¿qué significa el mantram O AO KAKOF NA KHONSA?
            R.- Esos son mantrams para transmutación; le sirven al hombre y le sirven a la mujer. Se pronuncian así: OOO-AAAOOO-KAAKOF‑ NAAAAKOOONSHAAA... Esa vocal "O", hace vibrar las gónadas masculinas y femeninas, y por lo tanto producen transmutaciones. Hasta con Rayos X se pueden observar las gónadas, tanto en el hombre como en la mujer, cuando se está vocalizando la letra "O".
            La "K" es maravillosa: se forman arcos, semejantes a los de los templos de Yucatán, vistas (naturalmente) con el sentido de la autoobservación psicológica, o clarividencia.
            La sílaba "KOF" (vuelvo a utilizarse La "K" de los templos de Yucatán), golpea nuevamente a las gónadas para la transmutación.
            "NA": hace exhalar el aliento.
            "KOOON": golpea otra vez las gónadas.
            "SAAA": el aliento.
            Total que, es toda una maquinaria mágica, para hacer subir la energía creadora hacia adentro y hacia arriba. Se vocaliza, muy especialmente, cuando se trabaja en la Novena Esfera. Aquellos que están trabajando en la Forja de los Cíclopes, pueden (durante la cópula química) pronunciar tales mantrams y como secuencia o corolario, se realizará en ellos la transmutación sexual: evitarán caerse sexualmente, podrán conjurar el peligro de derramar el vaso de Hermes Trismegisto, el tres veces grande Dios Ibis de Thot. ¿Alguna otra pregunta?

            P.- Una dama que sea gnóstica y que está casada con uno que no es gnóstico, ¿puede seguir en su oficio de Isis, o puede ser Isis?
            R.- ¿Por qué no? ¿Qué delito ha cometido la pobre? ¿Porque el señor no es gnóstico, ya no va a servir de Isis? De manera que, si ésta no ha hecho ningún mal, pues que se ponga su velo, ¡y al Ara!, porque no queda mas remedio.

            P.- Se sobrentiende, Maestro, que si el varón no es gnóstico, entonces él fornica sobre ella...
            R.- ¿Y qué? El todo está en que ella no fornique; el todo está en que ella tenga la suficiente fuerza de voluntad para no llegar al orgasmo de la Fisiología.

            P.- Maestro: el mantram KAN‑DIL BAN‑DIL R, ¿también puede utilizarse en la transmutación?
            R.- Voy a decirte: hace unos cuantos años, muchos años hacia atrás, platicaba yo con al Angel Aroch, Angel de Mando, y se me ocurrió a mi preguntarle, cara a cara, frente a frente, por algún mantram para el Kundalini. Le dije: "Maestro, te pido un mantram, el más poderosa que existe en todo el universo, para despertar el Kundalini". Entonces él me respondió: "Con mucho gusto", y cantó el mantram. La cantó así: KAAAAN‑DIIIIL, BAAAAN‑DIIIIL, RRRRRRRRRRRR... Bueno, ese es el mantram más poderoso que existe en todo el Cosmos para despertar el Kundalini. Claro, se debe usar en la Forja de los Cíclopes. Las parejas que estén trabajando en la Novena Esfera, lo deben usar cada vez que sientan la necesidad de cantarlo, y en esa forma, muy pronto se logra el despertar de la serpiente sagrada.

            P.- Venerable Maestro: ¿ese mantram se utiliza antes de terminar la practica del Arcano, es decir, durante la práctica?
            R.- Pues durante la práctica, antes de la práctica y después de la práctica... A ver, ¿qué otra pregunta?

            P.- Maestro: ¿tiene usted conocimiento de una clínica que está situada en Méjico y donde dicen que curan con la ayuda de extraterrestres?
            R.- ¡Esas son mentiras! La realidad es que mientras uno no haya destruido el Ego, no es posible que pueda, dijéramos, entrar en contacto con las inteligencias superiores del universo. Así pues, dejémonos de ilusiones; pensemos en desintegrar el Ego y una vez que lo hayamos vuelto ceniza, la Conciencia despertará y entraremos en contacto con los seres inefables.

            P.- Maestro; a mí se me dificulta mucho la práctica de la muerte del Ego. Yo trato de hacerla, pero cuando creo que ya mas o menos tengo a uno de los Yoes comprendido, de repente no sé si lo estoy haciendo mal. Yo entiendo bien la parte teórica, pero al hacer la meditación, al tratar de comprender el Ego, me confundo. Tal vez usted nos podría dar una orientación al respecto.
            R.- Pues, francamente, yo no veo dificultad en eso, yo no le veo ningún problema. Debe uno observarse durante todo el día, para ver que encuentra. De pronto tiene uno un arranque de ira, de coraje, y entonces viene a descubrir que tiene el Yo de la ira. Debe tratar de comprenderlo, de reflexionar en él; tratar, dijéramos, de revivir la escena aquella de ira, y una vez que lo comprendió, entonces debe desintegrarlo. Se concentra uno en la Madre Divina Kundalini y le chilla y le chilla y le chilla, hasta que al fin ella le desintegra el Yo de la ira. ¿Qué trabajo tiene eso? Yo no le veo trabajo. ¿Ustedes le ven trabajo? ¡Yo no!

            P.- Maestro, pero hay una cosa; hay varios Yoes que nos molestan, y puede que uno se manifieste en forma violenta y otro muy sutilmente. ¿A cual de ellos hay que desintegrar primero?
            R.- Pues aquí, en esto de la desintegración de los Yoes, no deben haber preferencias; la ley debe ser para todos, cueste lo que cueste. Se trabaja al mas chiquito y al mas grandote, y a ambos (vea) hay que darle chicharrón. Coge al uno y agarra al otro, no te compliques tanto la mente. Simplifica un poco y hacia adelante, y "ahí nos vemos"...

            P.- Venerable Maestro: ¿cómo se matan los Yoes? Si son tantos, ¿a cual de ellos se le debe poner atención?
            R.- Ahí tiene uno que marchar, dijéramos, con el que descubra, sin tanto matarse la cabeza, y para adelante: estudiarlo, comprenderlo, y luego, pues, rogarle a la Madre Divina Kundalini que le dé chicharrón, ¡y listo!

            P.- ¿Debemos conocer alguna técnica, para la comprensión del Yo?
            R.- No, para eso no hay necesidad de tanta técnica. Cuando tú te pones a pensar por ahí, dijéramos, en cualquier cosa de la vida, pues tú no necesitas tener técnica. Cuando una está interesado en algo, está interesado, y si uno está interesado en saber por qué tiene ira, no necesita de tanta técnica; sólo quiere saber (y tiene derecho, además). De manera que, entonces, después de que uno está interesado, viene a meditar en una forma tan natural, que ni lo piensa. Es decir, que uno no debe ponerse a pensar cómo va a meditar. Uno está interesado en comprender un Yo, y se acabó: saber porqué se expresa de determinada manera y en determinado momento, y por qué en otras ocasiones no se expresa, etc., etc., etc. De manera que, cuando uno ya lo ha comprendido, "se llamaba", porque tú le pides entonces a la Madre, a Devi Kundalini, que le dé chicharrón, y ella (vea) se lo da. Para eso no se necesita ser "tan‑tan"...

            P.- Maestro: ¿qué otras funciones debe tener una Isis dentro de lo esotérico, además de asistir al Sacerdote, encender los fuegos, etc.?
            R.- Bueno, la Isis tiene que asistir al Sacerdote, en nombre da la Grey. ¿Encender los fuegos? Clara está, pero todo eso es simbólico... ¿Qué otras funciones debe tener?, ¿qué otra obligación? Esta: pasar por el degollamiento, por la decapitación de Juan Bautista, preocuparse por desintegrar el Ego. ¡Esa es su principal obligación!

            P.- Maestro: ¿existe algún remedio para dejar de fumar?
            R.- ¿Para dejar de fumar? Pues, hombre, el mejor remedio es hacerle el análisis a la cosa esa del cigarrillo; tratar de comprenderlo profundamente, sentarse por ahí, a meditar sobre el tal cigarro: para qué sirve, qué efectos produce en el organismo, etc. Una vez que uno ha comprendido que el cigarrillo es inútil y que lo único que consigue con eso es un cáncer en los pulmones, o en la garganta, o en el mejor de los casos que los pulmones se le llenen de nicotina, se le rompan, o se lea rasguen y que queden como un fuelle roto, pues entonces se propone uno desintegrar al Yo del cigarrillo: se le pide a la Divina Madre Kundalini que tenga la bondad de volverlo cenizas. Al fin, un día de esos tantos, ese Ego desaparece, y después de que haya desaparecido, desaparece el vicio también.
            Yo no me explico cómo hacen ustedes para fumar, yo no entiendo...
            Me viene a la memoria cuando yo era muchacho. Como yo veía a los señores grandes que fumaban, me decía a mí mismo: "Yo quiero, también, ser un señor". Era un mocoso de catorce años, pero yo quería ser un señor. Los veía que echaban humo como chimenea por las narices y por la boca, y entonces me decía a mí mismo: "Esos son los hombres; yo tengo que ser ya, también, un hombre grande"... Compraba la cajetillas (esa, de cigarros) y mientras mas hacía por fumar, más horrible me parecía, y luchaba por agarrar el vicio, porque como yo veía a los señores tan serios, con un cigarro en la boca, yo decía: "Estos señores son muy respetables; yo tengo también que llegar a ser respetabilísimo, seguir ejemplo tan digno que esta gente nos está dando a nosotros, los muchachos"... Bueno, así pensaba yo de la gente grande. Pero inútil: no me pudo entrar el vicio. Mientras mas fumaba, mas horrible me parecía. Llegó el día en que cogí una cajetilla de cigarrillos y la tiré así, contra el suelo. Dije: "Yo no nací para esto, ¡al diablo tales cigarros!"
            Yo no me explico cómo hacen ustedes para fumar, yo no entiendo. ¿Quisieran ilustrarme, darme unas clacecitas por ahí?

            P.- Usted dijo hoy, en la conferencia dirigida a la mujer, que los varones están degenerados y que sólo la mujer puede ayudarlo. ¿De qué manera las damas podemos ayudar al varón?
            R.- Bueno, dije que durante la cópula metafísica, en la Novena Esfera, la mujer pues debe ayudarlo, animarlo, para que aprenda el varón a transmutar las energías sexuales; darle ánimos, decirle: "¡Sea hombre, transmute, no derrame el Vaso de Hermes, no sea necio, transmute, tenga fuerza!" Bueno, si el hombre no se asusta, puede que a la larga transmute.
            Voy a contarles a ustedes algo muy chistoso... Resulta que XX llegó a pedir la mano de una mis hijas, cuando ella todavía era una muchacha soltera. Le hice unas preguntas terribles; le dije: "¿Usted la ama?" "Sí, la adoro". "¡Está bien! ¿Usted sería capaz de dar por ella hasta la ultima gota de sangre?" (el hombre se quedó pálido). "¿Sería usted capaz de ir al paredón de fusilamiento por ella?" "¿Cómo, el fusilamiento?" "¡Sí, al paredón!" Bueno, y ese pobre hombre que venía a oír semejantes palabras del suegro, milagrosamente no corrió. Lo que sí puedo asegurarles fue que palideció.
            Días después, mi hija aseguraba que él la adoraba, pero que no se había atrevido a contestar porque, realmente, a él le pareció que la cosa no era para tanto. Entonces yo pensaba no darle a la hija por esposa, puesto que la respuesta no me había sido afirmativa y yo no podía confiarle mi hija a alguien que no estuviera dispuesto a ir hasta el paredón de fusilamiento.
            Bueno, pero entonces la Maestra Litelantes, un poquito más mesurada, me dice: "Hay que tenerle paciencia al pobre hombre. Después la querrá, la adorará. Ahí comienzan con un poco de cariño y después eso se vuelve un incendio"... "En esas condiciones sí (dije); si eso es así, pues que se casen, que se casen, que se casen y que se casen"... ¡Y se casaron! Ahora me eché una buena: ahí, hoy tengo un poco de nietos...

            P.- Maestro: ¿qué puede uno hacer cuando se le manifiesta un defecto a otra persona? ¿Cómo podría uno ayudarla?
            R.- Mira: uno tiene que preocuparse por los propios y disolverlos, porque si uno no ha disuelto los defectos psicológicos que tiene, ¿cómo podría hacer, pues para eliminar los defectos psicológicos de los demás? Pensemos primero en sí mismos, en que tenemos que desintegrar tales o cuales errores, y una vez que lo hayamos logrado, entonces sí podemos darnos el lujo de ayudar a otros.

            P.- Cuando todos los Centros están funcionando simultáneamente y en forma equivocada, ¿cómo podemos hacer para controlarlos?
            R.- Voy a decirte que hay cinco Centros importantes: primero, Centro Intelectual; segundo, Centro Emocional; tercero, Centro Motor; cuarto, Centro Instintivo; quinto, Centro Sexual. También existen siete niveles de hombres (y de mujeres también, pues aquí veo puras damas); primero, el hombre, dijéramos, meramente instintivo; segundo, el emocional; tercero, el intelectual; cuarto, el hombre equilibrado; quinto, aquél que ha fabricado su Cuerpo Astral; sexto, el que ha fabricado su Cuerpo Mental; séptimo el hombre auténtico, aquél que ha fabricado su Cuerpo Causal.
            La "Torre de Babel" está formada por los hombres 1, 2 y 3, es decir, el instintivo, el emocional y el intelectual. Esas gentes no se entienden: el intelectual no entiende al instintivo; el instintivo no entiende al intelectual; el emocional no entiende al instintivo, el intelectual no entiende al emocional y el emocional tampoco entiende al intelectual (esa es la "Torre de Babel"). De manera que, por ejemplo, si un hombre intelectual le habla a una persona instintiva, no la entiende; si un intelectual le habla a una persona emocional, tampoco se entienden. Las personas 1, 2 y 3 han formado la "Torre de Babel", han llenado al mundo de desgracias, lo han llevado a varias guerras mundiales, son una calamidad para el planeta Tierra.
            Existe un cuarto nivel de personas. Me refiero, en forma clara, a las personas que ya llegaron a equilibrar todos los cinco centros de la máquina. Cuando ya los cinco centros de la máquina están perfectamente equilibrados, puede uno controlar todos los centros. Mientras uno no haya llegado al nivel número 4, no puede lograr ningún control sobre los centros de la máquina orgánica, y para llegar al nivel numero 4, se necesita eliminar (de la máquina humana) todos los Yoes pesados, cuales son: el orgullo, el engreimiento, la vanidad, el egoísmo, el odio, los celos, la autoimportancia, la autosuficiencia, la vanidad, etc.
            Si uno consigue eliminar esos agregados psíquicos tan pesados, se establece un centro de gravedad permanente (dentro de nuestra psiquis). Establecido tal centro de gravedad consciente, dentro de nuestra psiquis, queda también establecido el equilibrio de todos los centros de la máquina, y entonces puede controlarlos a voluntad. Antes, no es posible.

            P.- Maestro, ¿qué quiere decir "tres veces nacido"?
            R.- ¿"Tres veces nacido"? Bueno, uno puede haber pasado por las tres purificaciones y llamarse "tres veces nacido". Si ha pasado por la primera purificación, es "una vez nacido"; si ha pasado por la segunda purificación, es "dos veces nacido". "Tres veces nacido" es el Maestro Resurrecto o Perfecto. ¿Alguna otra pregunta?

            P.- ¿Cómo hace un niño menor de edad, de diez años por ejemplo, para eliminar un defecto psicológico?
            R.- Bueno, deja que el muchachito siga creciendo y luego ya le das explicaciones sobre eso; porque a un niño de diez años le queda muy de a para arriba el problema que le estás planteando.

            P.- Si el niño comprende que tiene un defecto psicológico e invoca a su Divina Madre Kundalini para que se lo elimine, pero a la vez dice: "Mamá y todos los que están en la Gnosis, son grandes y no han eliminado el Yo".
            R.- Por eso es que hay que morir en sí mismos, pasar por la aniquilación budista, hacer más objetiva la Conciencia. Cuando realmente hayan destruido el Ego, nada de eso les pasará.

            P.- Maestro; a mí me pasa que al enfrentarme a una persona que tiene la psiquis dañada, que es mala, siento un corrientazo por todo el cuerpo y me sube como un hormigueo, desde las piernas hacia arriba.
            R.- ¡Todo eso es subjetivismo! ¿Cómo no me pasa a mí eso? Pues, sencillamente cuando uno ha aniquilado el Ego, ya no le pasa eso; eso le pasa a uno cuando tiene Ego, pero si lo desintegra, nada de eso le sucede: vive normalmente, es una persona normal.


            P.- Maestro: ¿todos los Yoes pueden desintegrarse en una sola existencia?
            R.- Si uno se dedica en una sola existencia a destruir los Yoes, los desintegra. La Madre Divina Kundalini tiene terribles poderes. Uno lo que tiene que hacer es desarrollar el sentido de la autoobservación psicológica. A cada hora, a cada minuto, a cada segundo, debe estarse observando a sí mismo, de momento en momento, de instante en instante. Sucede que los defectos que llevamos escondidos afloran en forma espontánea, cuando uno menos lo piensa. Ya afloran, a través de uno, los celos; ya la ira, ya el odio, ya el orgullo, ya el engreimiento, etc. Una vez que uno ha descubierto (en sí mismo) que tiene un defecto, no debe justificarlo, no debe evadirlo; debe, sencillamente, dedicarse a trabajarlo, a analizarlo, estudiarlo, comprenderlo, hacerle la disección, para saber qué es lo que tiene adentro, cuál es su origen, de donde viene, y cuando uno ya ha comprendido íntegramente ese defecto, entonces, ¿qué debe hacer? Concentrarse adentro, en la Divina Madre Kundalini: suplicarle, rogarle, llorarle, pidiéndole que desintegre ese defecto comprendido, y ella así lo hará. Esto debe hacerse todos los días, diariamente, con paciencia, hasta que el defecto se vuelva cenizas. ¿Entendido?

            P.- Maestro: cuando alguien a cada paso, a cada rato está llorando, ¿a qué se debe eso?
            R.- Pues eso es puro sentimentalismo morboso. Esa clase de sentimentalismos llorones, no se deben a otra cosa que a algunos agregados psíquicos inhumanos que uno carga en su interior. Esos agregados psíquicos o Yoes, están relacionados con las emociones negativas. Sin embargo, yo no vengo aquí a pronunciarme contra las lágrimas. No, lo que hay que saber es que existen emociones negativas y emociones positivas. Es obvio que con las emociones positivas también llora uno, y más aún: debe llorar, porque para poder eliminar cualquier defecto psicológico, hay que llorar mucho, hay que pasar, verdaderamente, por grandes crisis emocionales. Si "el agua no hierve a cien grados", no se cuece lo que hay que cocer, ni se elimina lo que hay que eliminar. Así también, si uno en verdad no pasa par grandes crisis emocionales, no logra desintegrar esos defectos y no logra cristalizar las divinas facultades del Alma. Así pues, llorar es un lujo, pero una cosa es llorar verdaderamente, en forma positiva, dinámica, por arrepentimiento de sus propios errores psicológicos, y otra cosa es el sentimentalismo ese negativo, llorón, que no lleva a ninguna conclusión. ¿Entendido?

            P.- ¿Los Yoes se trabajan en el mundo físico, o también en el Mundo Astral, Mental y Causal?
            R.- Todo se debe trabajar aquí y ahora. Ahí, poquito a poquito, va uno avanzando y los va descubriendo cada vez más y más y más; es decir, uno tiene que ir ahondando, quitando capa tras capa. A medida que uno va avanzando, dentro de sí mismo descubre muchísimos defectos que ni remotamente sospechaba que los tenía.

            P.- ¿El Ego también produce vibraciones?
            R.- Todo en el universo vibra; sólo que las vibraciones del Ego, realmente son negativas en un ciento par ciento... ¿Alguna otra pregunta?

            P.- ¿Qué efecto kármico se produce, en un profesional del Derecho, cuando en el plano legal libera o divorcia a una pareja de su matrimonio?
            R.- Pues voy a decirte; actualmente, estamos luchando mucho por curar a un Licenciado que usó mal su mente. El pobre, pues, está media chiflado. Es un hombre de una capacidad intelectual formidable, extraordinaria, y por estos días está en vísperas de desencarnación: se le acabaron los valores intelectuales y ese es el resultado. ¿Entendido? Es decir, el mal uso de la mente produce Karma. Cuando uno no sabe usar la mente, en forma justa, pues vienen las enfermedades a la mente. Quien proceda así, como tú estás diciendo, pues obviamente se llena de Karma.

            P.- ¿Qué sucede a una pareja que tiene problemas y que busca solución en el divorcio?
            R.- Pues, hombre, eso es negativo; porque Jesús El Cristo estipuló, en el Evangelio, cuando es que uno debe divorciarse. El divorcio sólo es justo en caso de adulterio, y si la mujer se va por ahí con cualquiera, así porque sí, y deja al pobre marido abandonado, o sencillamente, si se mete con otro hombre, adultera. En ese caso, pues, el divorcio es lícito, pero eso de que se van a divorciar "por incompatibilidad de caracteres" (en los Estados Unidos por ejemplo, una mujer se divorció del hombre porque este roncaba), divorciarse así, en esa forma, pues sencillamente es un delito, y el Abogado que haga tales divorcios, indubitablemente pagará Karma.
            El caso es que si a uno la mujer le resultó un problema, o si a la mujer el marido le resultó un problema, pues no hay mas remedio que aguantarse. ¿Por qué? Porque el matrimonio, el hogar, es un gimnasio psicológico maravilloso.

            P.- Maestro: ¿y en el caso de que el hombre injurie a la mujer gravemente, de que aténte contra su honor y su dignidad?
            R.- Pues, aún en ese caso, si la mujer es lo suficientemente inteligente, aprovecha al hombre para autodescubrirse. A ver: ¿qué fue lo que le injurió?, ¿el amor propio, el orgullo, qué?

            P.- Bueno, en el caso específico de que él le diga que le es infiel y que le mete hombres en la casa, y toda esa serie de cuestiones...
            R.- Y entonces, claro, ella se siente ofendida en su dignidad, en su honor. ¡Vaya, vaya! Con esa clase da pensamientos no habrían gimnasios psicológicos, y ¿cómo harían ustedes para autodescubrirse, si no tienen un gimnasio? Los gimnasios más difíciles son útiles para el autodescubrimiento de sí mismos, porque repito: en esos gimnasios, los defectos escondidos afloran espontáneamente, y si estamos alertas y vigilantes, cómo el vigía en época de guerra, entonces los vemos.
            ¡Qué lindo es cuando uno descubre que tiene el Yo del amor propio, porque otra persona lo hirió! Entonces puede uno darse el lujo de volverlo polvo.
            ¡Qué lindo es cuando uno descubre que tiene el Yo del orgullo y que ese orgullo fue herido! Entonces, ya hecho ese descubrimiento, pues a trabajar con el orgullo, hasta volverlo polvo.
            ¡Qué lindo es saber que uno tiene ira, cuando el cónyuge o la cónyuge lo hirió, pues puede, entonces, darse el gusto de trabajar al demonio de la ira.
            Así pues, el gimnasio psicológico del hogar es extraordinario, y el que quiera divorciarse porque el gimnasio está duro, se parece al muchacho que no quiere ir a la escuela, que lo mandan a la escuela y se escapa a otra parte. Aquí, en México, decimos que "se va de pinta". No sé cómo dicen por allá, en el país de Venezuela...

            P.- Generalmente, en nuestros países, cuando la mujer adultera se considera como una causal de divorcio, pero no se especifica lo mismo cuando es el varón quien adultera.
            R.- Pues el hombre es el numero uno, la mujer el numero dos. No quiero decir que los hombres pueden darse el lujo de adulterar y que por eso no van a pagar Karma. Claro está que si un hombre adultera, paga Karma, pero entre adulterio y adulterio, hay diferencias.
            Sucede que ser mujer es de una responsabilidad tremenda. Si un hombre adultera por ahí, fuera del hogar, puede que hasta engendre hijos, pero su hogar seguirá como siempre (a no ser que sea un bribón). Pero si una mujer adultera fuera del hogar, ¿qué pasa? Traerá nuevos hijos al hogar, hijos que no son de su marido, y queda el matrimonio adulterado, como una medicina a la que le meten otro remedio distinto y que la mezclen. Esa medicina está adulterada...

            P.- ¿A qué se debe, Maestro, esa diferencia entre el hombre y la mujer?
            R.- Pues muy clara: porque el hombre no viene con la falda; la que viene así es la mujer, y eso de que le traiga (al marido) muchachitos ajenos, que mezcle sangres extrañas dentro de su familia, pues eso es muy grave: es un atentado contra la unidad de la familia. En cambio el hombre, pues bueno, si por allá metió la pata, adulteró y al regresar a la casa viene con el estómago o la panza "de farol", "pegada contra el espinazo", cuando mucho ella le dará su plato de comida y ya, pero nada mas, no pasó nada, a no ser que le hayan quitado su virginidad y no creo que ningún hombre tenga ese problema.
            De manera que, entonces, en conclusión, es más grave el adulterio en la mujer. Por eso es que, en la época precisamente de Moisés, a las mujeres que adulteraban las apedreaban públicamente, porque acaban con un hogar, lo vuelven polvo.

            P.- ¿Y qué tipo de Karma paga una mujer que comete el delito de adulterio?
            R.- Supongamos que una mujer, en una pasada existencia, vivió con un hombre y resultó que, de la noche a la mañana, se enamoró de otro cuate, como decimos aquí los mejicanos. Entonces, ¿qué pasa? Se va con el tipo, ¿no? Muy bien, nada pasó, pero en la nueva existencia vuelven a encontrarse los dos, otra vez y vuelve ella a ver a su maridito y el maridito a ella, y vuelven a adorarse, pero ahora cambian los papeles: resulta que el maridito es el que se va y ella queda solitaria, pagando Karma por el resto de su vida... ¿Qué tal?

            P.- Venerable Maestro: ¿qué sucede en el caso de un hombre que vive con una mujer y que lleve diez años, supongamos, sin tener relación sexual con ella y que también de pronto decida buscarse otra? En el caso contrario, ¿puede la mujer hacer lo mismo?
            R.- Bueno, en este caso, por eso te digo que para la mujer la responsabilidad es muy grave. El hombre puede darse el lujo, después de diez años de no tener relación sexual con la mujer, ya porque la mujer está enferma, o bueno, por lo que sea, de considerarse soltero ya, de hecho, y si entra a otra mujer, se mete con otra mujer, no comete delito porque es soltero. El caso de la mujer es distinto, desgraciadamente; se la ponen más grave, por el asunto aquél de traer muchachitos a la casa, o sencillamente porque es la base del hogar, porque la mujer es la que forma el hogar y si adultera lo pervierte, lo destruye. No solamente es por ella, sino por la familia.
            De manera que, hay doble responsabilidad. Yo las considero a ustedes, que son mujeres; francamente, no quisiera sentirme en el pellejo de ustedes.
            Es de doble responsabilidad, repito. Nosotros los hombres somos distintos, ¿no?, porque somos hombres, pero la mujer es de más responsabilidad, es decir, sus responsabilidades son mayores.

            P.- En caso de que el hombre se vaya del hogar, después de haber transcurrido diez años sin haber tenido relación sexual con la mujer, ¿puede ella tomar otro varón?
            R.- Si el hombre no se ha ido, no le queda a ella más remedio que respetarlo. Ahora, si el hombre se va y hace diez años no tiene relación sexual con él, ella tiene libertad para tomar otro hombre. Eso sí, pero ya ce hombre se largó; pero eso de que la mujer le venga a poner su buen par de "cuernos", aquí en la frente, eso no está bien.
            Bueno, me cuentan por ahí una historia muy interesante. Resulta que un hombre fue a dar por allá, al infierno, y se encontró cara a cara con el Diablo (son cuentos callejeros). Le dice: "Señor, dígame, ¿usted es casado?" El Diablo le responde: "¡Insolente, atrevido!, ¿no ves que yo soy el Diablo?" "Bueno, señor, le hacía esta pregunta porque como le estoy viendo cuernos en la frente"...
            Dicen que "el matrimonio no es precisamente el cuerno de la abundancia, pero es la abundancia de cuernos".
            Bueno, esto es un poco de broma, porque tenemos nosotros aquí que platicar deliciosamente, amigablemente, sin tanta etiqueta, como una familia que somos todos nosotros. Todos nosotros somos una familia. A ver, pregunta; ¿qué es lo que me vas a decir?

            P.- El matrimonio gnóstico que transmuta sus energías sexuales, ¿puede tener un hijo?
            R.- Bueno, es posible. Para tener un hijo no se necesitan de tantos millones de zoospermos; un zoospermo maduro que se escape de las glándulas sexuales del varón, puede hacer fecunda a una matriz. Es posible que mediante la transmutación, resulte por ahí un muchachito. Me lo saludas, ¿sabes?

            P.- ¿Un hombre puede pasar varios años sin tener contacto con la esposa?
            R.- Normalmente, cualquier animal intelectual no puede durar tanto tiempo, como tú dices. Lo mas seguro es que no se aguante ni una semana. Solamente un gnóstico que no tenga esposa y que quiera de verdad seguir por el camino recto, puede darse el lujo de durar hasta años sin tener contacto sexual, y todavía lo pongo en duda, ¿sabes? Eso no as así, tan fácil; esas no son enchiladas.

            P.- Maestro: ¿qué puede hacer una mujer con un hombre que la engaña, que la maltrata, que se va de vez en cuando de la casa y que sólo regresa para tenerla siempre así?
            R.- Bueno, ese es un tirano; esa clase de hombrecitos sí que no se lo recomiendo a nadie, ¿sabes?

            P.- ¿Y si el varón tiene otra mujer?
            R.- Bueno, ahí sí me la pusiste grave. Lo único que yo pienso aquí, es que si el hombre se va, si tiene otra mujer y de cuando en cuando viene, como el Conde Drácula, a maltratar a la pobre vieja, ahí si: ¡a volar, joven! ¡Ahí sí es mejor estar sola!
            Bueno, un momentito... Y ahora que he citado al Conde Drácula, les voy a contar lo siguiente: realmente, el Conde Drácula existió, no es una fantasía del cine, fue verdad. Era un Alcalde de la Rusia aquella de los zares. Ese hombre era un relámpago: azotaba a la pobre mujer todos los días. Así como sabía que tenía que desayunar, también sabía que tenía que azotarla.
            Bueno, lo curioso del caso fue que murió el Conde Drácula; su cuerpo lo llevaron al panteón, por allá en el antiguo San Petersburgo, que mas tarde se llamó "Stalingrado", y después de muerto venía otra vez a la casa, a azotar a la pobre mujer (le daba latigazos, terriblemente). Ella, pues, fue y se confesó con el señor cura y toda la cosa. Entonces los curas (los Obispos, los Arzobispos), con crucifijos y multitud de cosas, se fueron a un puente, porque sabían que el Conde Drácula, cada vez que venía del panteón, pasaba por ese puente.
            Pues sí: a la media noche vieron el carruaje del Conde Drácula. Ellos se situaron en el centro del puente (valerosamente), pero el carruaje los arrolló, los tiró de lado y lado...
            Bueno, ¿qué sucedió? Voy a decirles.... (¡Cuidado no caiga una de ustedes en estado de trance y me toca trabajar ahí, "hasta nueva orden!" Permanezcan en estado de alerta). Resulta que, viendo que era imposible acabar con el Conde Drácula, los curas se fueron al panteón, o cementerio (como dicen ustedes por allá, en Venezuela), y luego sacaron la caja. Dentro de la caja, encontraron el cuerpo del Conde Drácula, completamente conservado, y la caja estaba llena de sangre (se alimentaba con la sangre de la pobre gente; de noche salía para alimentarse con la sangre humana). Los pies estaban llenos de lodo y acusaban, perfectamente, que él de noche andaba por todas partes.
            Los curas consultaron bien los textos de magia, antiguos "Grimorios", y le clavaron una estaca en el corazón. El cadáver aquél se fijó, el problema quedó definitivamente cancelado. De ese hecho, pues, se han filmado muchas películas; todas las películas que hay sobre el Conde Drácula, vienen de ese hecho histórico, que fue histórico de verdad.
            Otro caso mas grave, en cuestión de vampirismos, le sucedió a un discípulo de Apolonio de Tyana. El discípulo aquel dijo que se iba a casar, que ya tenía novia. Invitó a su Maestro para ir, pues, a la fiesta, a las bodas, y ciertamente, aquel lugar resplandecía lleno de luz y poesía; las vajillas de aquel gran comedor, eran todas de oro y de plata; el pórfido y el jacinto se veían por doquiera; los criados iban y venían, atentos, sirviendo a los señores y a las señoras. Y entonces el discípulo de Apolonio dijo a su Maestro: "Maestro, te he invitado a esta fiesta porque me voy a casar; esta fiesta es, precisamente para el desposorio. Te voy a presentar a mi prometida, dentro de unos instantes. Es una mujer fenicia, muy rica. Tú sabes, Maestro, que yo soy un hombre muy pobre; yo no tendría para obtener todas esas vajillas de oro y de plata, y tantas riquezas, pero ella sí, porque es muy rica y viene de Fenicia"... Y se la presentó al Maestro.
            EL Maestro se quedó mirándola y dijo: "Esta no es una mujer, esta es una vampiresa. Murió hace muchos años y vive de la sangre humana, y todo esto que tú estás viendo, todo este comedor, todas estas riquezas, son pura cristalización mental, formas de la mente, y voy a demostrártelo...
            En momentos en que habló así, delante de ella, la mujer se quedó mirándolo (una mujer de extraordinaria belleza, vestida con una riqueza fastuosa) y ordena a los criados que retiren a ese hombre. El Maestro da un paso atrás y agarra un vaso y dice: "Esto no es sino una forma de la mente". Se concentra en esa forma y la vuelve polvo; se concentra en la mesa y la vuelve polvo, se concentra en los criados y desaparecen como por encanto. Cuando la mujer vio todo eso, se lanzó a los pies de Apolonio de Tyana y le dijo: "Maestro, ten piedad; yo no te lo niego, yo soy una vampiresa. ¡Lo que sucede es que yo estaba engordando a este hombre para después almorzármelo!"
            El Maestro se concentró en esa mujer y no le quedó, a la pobre vampiresa, mas remedio que meterse en la Cuanta Vertical y desaparecer. Y al fin, de aquella casa tan fastuosa, de aquel rico Palacio, de tanta riqueza en orfebrería, de púrpura y de seda y de oro y de diamantes, no quedó nada. Aquél no era sino un lugar pedregoso, lleno de estiércol.
            Viendo tan semejantes maravillas, no le quedó mas remedio, al discípulo de Apolonio, que lanzarse a los pies de su Maestro para darle las gracias (se salvó como por encanto, se lo iban a "almorzar"). ¡Vean ustedes ese tipo de vampiresas!
            Así pues, esto se lo cuento a ustedes como para distraerlas un poco, porque de todo hay que hablar. Ahora sigan con sus preguntitas, a ver en qué para todo esto...

            P.- En Venezuela, en estos días, exhumaron a una señora que tenía como diez y seis años de enterrada, en Maracaibo, y estaba enterita, tal como la enterraron: con el traje con el que se le había enterrado y todo, todo. Las gentes, que decían que era un milagro, la volvieron a enterrar. A los pocos días la volvieron a exhumar y estaba enterita. ¿A qué se debe ese fenómeno?
            R.- Bueno, voy a decirte ese es un caso muy común. Aquí tenemos nosotros, en Méjico, precisamente las momias de Guanajuato: cantidad de cadáveres en los que se ha detenido el proceso de descomposición, que no se descomponen, debido a ciertas substancias químicas del terreno, o a remedios que han tomado antes de morir. Eso es lo que pasa, pero una cosa es eso y otra cosa es ser vampiro. El vampiro camina con cuerpo de carne y hueso por todas partes; se sale por la noche, se escapa de los sepulcros. En Jerusalén hay, precisamente, una Orden de Vampiros que se esconden tras el título de "Maestros Inmortales" y no se qué mas. Pero son vampiros y eso es todo.

            P.- ¿Cual es el origen o la causa del vampirismo?
            R.- Bueno, el origen de ese fenómeno está en el lesbianismo y en el homosexualismo, combinados con la magia sexual negativa.

            P.- ¿Cómo puede uno defenderse de los vampiros?
            R.- Lo que uno debe hacer es tener ajos en la mano, para ahuyentar a los vampiros. Estos le tienen temor a esos ajos.

            P.- Yo no comprendo bien eso, Maestro...
            R.- Bueno, pero no hablemos de vampirismo; eso no resulta bueno, ¿saben? Una vez me puse a hablar yo de vampiros (por ahí, con un grupo de personas amigas) y por la noche, en el Astral, me los encontré. Bueno, me sirvió un poco, porque pude evidenciar que las vampiresas son lesbianas y que los vampiros son homosexuales. Yo vi entonces a algunas vampiresas que de hecho me atacaron, furiosas, pues odian a los hombres, como los vampiros machos odian a las mujeres. Pregúntenme, pues, de otra cosa...

            P.- Maestro: ¿Por qué en el Ritual Gnóstico de Segundo Grado se dice que "hay un velo que es negro, como tinieblas en la noche", y que ese velo "es el de la mujer modesta"?
            R.- Porque hay muchas mujeres muy modestas, modestas y modestas, y se quedan modestas toda la vida: no se casan porque son modestas, y siguen modestas hasta que se envejecen y se desencarnan, y su velo siempre es sombrío, nunca se autorrealizan. ¡Mejor es que se consigan por ahí un marido!

            P.- Hay una señora que se le murió el marido y todavía es joven, pero no quiere casarse por respeto al fallecido.
            R.- No: "el muerto al hoyo y el vivo al bollo!"

            P.- Una dama que llega a la menopausia, ¿qué es lo que transmuta?
            R.- Su energía creadora. No transmutará hormonas, porque ya ¿qué hormonas va a transmutar? Pero sí transmuta energía: la energía del Tercer Logos. Eso sí puede transmutar.
            De manera que, por el hecho de haber llegado una mujer a la menopausia, no significa que no pueda trabajar en la Novena Esfera (sí puede); pero eso sí: tiene que aguardar a que le pase primero esa terrible menopausia, para continuar con el trabajo, porque trabajar durante la menopausia es muy difícil. ¿No ven que todas tienen desarreglos y sufren mucho, muchísimo? La edad crítica de la mujer es espantosa.

SAMAEL AUN WEOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario