jueves, 15 de noviembre de 2012

MAGIA CRISTICA AZTECA MONOGRAFÍA Nº 18 EL SEPHIROT HOD

Vamos a estudiar ahora el Sephirot Hod cuyo regente es Raphael. Veamos, ya estudiamos el Arcano 13, la Muerte. Realmente, la Diosa de la Muerte es una Madre Adorable. Jesús la conoció cuando subió al Jordán en la soledad del desierto. Ella gobierna a todos los ángeles de la muerte. Reflexionemos en el Arcano 20 que representa a la Resurrección. Estudiemos el Arcano de Job, el famoso Arcano 8. Este Arcano significa, de hecho, pruebas y dolores. Nadie es digno de recibir la Corona de la Vida sin haber pasado por las pruebas del Arcano 8.

El Sephirot Hod de la Kábala hebraica es la fuerza de tipo mercuriano dentro de las manifestaciones brillantes del plano astral. El cuerpo astral es absolutamente mercuriano. Los mensajes que descienden del mundo del Espíritu Puro se tornan simbólicos en el plano Astral. Esos símbolos se interpretan basándose en la ley de las analogías filosóficas, en la ley de las analogías de los contrarios y en la ley de las correspondencias y de la numerología. Estudie el Libro de Daniel y los pasajes bíblicos del Patriarca José, hijo de Jacob, para que aprenda a interpretar sus propias experiencias astrales.


El plano astral es, realmente, el plano de la magia práctica. En los llanos orientales, en el país sudamericano de Colombia, los indios saben entrar en este plano a voluntad. Ellos mezclan cenizas del árbol llamado Guarumo con hojas de coca bien molida. Después, mascan dicha mezcla vegetal ritualmente estado en posición de cuclillas (esta es la posición de las huacas peruanas).

Las sustancias vegetales de estas dos plantas tienen el poder de producir el éxtasis de estos nativos indígenas.




Liturgia

Embriagados por el éxtasis (Shamadi), estos indígenas se colocan personalmente en forma ordenada. Establecen dos círculos, el interno y el externo; el primero es de hombres; el segundo de mujeres.

Los pasos rituales son muy interesantes. Hombres y mujeres dan un paso místico hacia adelante en forma acompasada y otro hacia atrás. Danzan, cantan exóticos sones, canciones inefables de selva profunda. La liturgia de la vorágine misteriosa dura muchas horas. El alma se siente transportada a un paraíso inefable, a los tiempos de la antigua Arcadia, cuando se le rendía culto a los dioses inefables del fuego, del aire, del agua y de la tierra. Los cantos de la selva se confunden con el sonido simpático de los cascabeles que penden como flores de los bastones que los nativos usan durante su liturgia. Esos sonidos de naturales cascabeles vegetales son semejantes al canto de los grillos en el bosque o al típico sonido que la serpiente cascabel produce. Esto nos recuerda a la "sutil voz", a la Palabra Perdida con la cual todo mago aprende a salir en cuerpo astral instantáneamente.

La fiesta es intensa y la liturgia muy solemne. Pasan las horas y al fin los indios caen en sus chinchorros (hamacas) que les sirven de cama. En ese solemne instante se salen del cuerpo físico a voluntad, se desdoblan, se transportan en cuerpo astral a donde quieren.

En México, los aztecas usaban los botones del peyote para salir en astral. Dicho cactus abunda mucho en Chihuahua; Desgraciadamente, el peyote que se conoce en el Valle de México no sirve para esto. Quien quiera conseguir el peyote verdadero tiene que buscarlo entre los indios Taumaras, en la Sierra de Chihuahua. Además, debe aprender a tomarlo. Esos indios son los únicos que pueden enseñar a tomar ese cactus. Mucha gente ha perdido su tiempo buscando peyote en el Valle de México; otras personas que han logrado conseguir el cactus del Norte de México no han logrado nada porque no lo saben usar. Ese es el difícil problema del peyote.



Cadena Azteca

 Existe una cadena azteca de inmenso poder para el magista. Vamos a estudiar esta cadena. Si estudia la ilustración de la monografía 16, verá a nueve mujeres formando una cadena en medialuna y a tres hombres en el centro formando triángulo. Los hombres se hallan sentados al estilo oriental (piernas cruzadas). Esta cadena representa a la novena esfera (el sexo).

 Esta cadena es totalmente sexual. Las nueve mujeres atraen a las fuerzas lunares. Los tres varones atraen a las fuerzas solares. La Luna es de naturaleza femenina, el Sol es de naturaleza masculina. Cuando los átomos solares y lunares hacen contacto en el Triveni, entonces despiertan los fuegos espirituales y se inicia el desarrollo, evolución y progreso del Kundalini. Las nueve mujeres constituyen la novena esfera (el sexo), los tres hombres podrían representar a los tres aspectos del Logos o al hombre en sus tres aspectos de cuerpo, alma y espíritu. Cada uno de los tres hombres del triángulo tiene en su mano derecha una caña. Esta caña es la médula espinal. Recordemos que la Jerusalén Santa se mide en una caña. Los tres hombres del triángulo se cargan con la fuerza de la cadena y la energía Crística sube por el canal medular avivando fuegos y despertando los chakras del cuerpo astral.



Liturgia

 El santuario debe estar cuidadosamente arreglado de acuerdo con las leyes del ocultismo. Los aztecas tenían un pozo de agua pura dentro del santuario para que atrajese a las fuerzas lunares. Nunca faltaba en el pozo ese animal lunar que se conoce como rana. La rana y el agua atraen a las fuerzas lunares. El sistema litúrgico para atraer fuerzas solares es también muy fácil y sencillo. Ellos pintaban en el suelo un círculo de ocho palmos de diámetro; en el centro del círculo encendían el fuego. Cualquier estudiante gnóstico puede hoy en día arreglar su santuario en forma similar. Esto es fácil.



Mantram



Los mantrams aztecas de esta cadena son los siguientes:

MANGUELE, MANGUELA.

Se debe hacer resonar la letra U. Dichos mantrams se pronuncian silabeándolos. Es necesario recordar a los estudiantes gnósticos que cada una de estas palabras lleva acento en la última sílaba (MANGUELE, MANGUELA).

Con esta cadena, que se puede hacer en todos los santuarios gnósticos, los varones reciben un gran beneficio. Es claro que los varones del centro se cargan con toda la fuerza de la cadena mágica. En tiempos del México antiguo, cuando los varones salían del rito, andaban por las calles curando a los enfermos; bastaba poner las manos sobre ellos para que sanasen inmediatamente. El hombre, cargado con las fuerzas de semejante cadena maravillosa, puede hacer maravillas y prodigios como los hacían los apóstoles del Gran Maestro Jesús, el Cristo.

Las mujeres, cargadas con las fuerzas de esta cadena, también pueden hacer maravillas. Realmente, la cadena de la novena esfera es maravillosa. Todo santuario gnóstico puede trabajar con la cadena de la novena esfera.

Es asombroso contemplar clarividentemente cómo suben las fuerzas sexuales sublimándose hasta el corazón durante el ritual. Los iniciados deben estar en profunda meditación interna adorando a nuestro Dios interno, las palabras mágicas deben pronunciarse con muchísima devoción. Todo el ambiente debe estar lleno de pureza y verdadera oración. Con esta cadena se debe trabajar en los santuarios gnósticos para el desarrollo de los poderes internos del ser humano.

La meditación debe durar una hora. Los mantrams se deben pronunciar con verdadero fervor místico, con suprema adoración. La mente se debe dirigir al Dios interno.

Recordemos que nuestros santuarios gnósticos son centros de meditación interna. Hombres y mujeres pueden organizar estas cadenas en todos los santuarios a fin de despertar sus facultades superiores.


Es necesario combinar la meditación con el sueño. Debemos recordar que la meditación sin sueño arruina la mente y daña los poderes internos. Debemos aprender a provocar el sueño a voluntad. Así llegamos a la iluminación interna.

Muchas gentes viajan a la India buscando sabiduría; es necesario saber que en México están escondidos todos los tesoros de la sabiduría antigua.

Muchas gentes viajan a la India buscando sabiduría, es necesario saber que en México están escondidos todos los tesoros de la SABIDURÍA ANTIGUA.

Samael Aun Weor

No hay comentarios:

Publicar un comentario