sábado, 1 de octubre de 2016

MISTERIOS MAYAS DESCRIPCION DE LA SERPIENTE



Aunque un poco destruida, esta piedra representa a la serpiente,
Bien sabemos que en Oriente a la serpiente se le denomina Kundalini.
Y ¿qué es el Kundalini? ¿Qué quiere decir esa palabra? El Kundalini es el fuego sagrado del Espíritu Santo. El Kundalini es la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes.
El Kundalini es el fuego potentísimo que está encerrado en el chakra Múladhára. El chakra Múladhára es la iglesia de Efeso, citada en el Apocalipsis de San Juan.
A lo largo de la médula espinal existe un canal llamado, en Oriente, Sushumná, por donde asciende el Kundalini despertando todos nuestros poderes ocultos.
La palabra Kundalini consta de: Kúnda, que nos recuerda al órgano kundartiguador, y fini, palabra atlante que quiere decir fin. Kundalini significa: fin del órgano kundartiguador.


La serpiente normalmente se halla encerrada en Efeso (chakra Múladhára). Cuando asciende por el canal medular, nos convertimos en ángeles. Si baja, debido a la fornicación (derrame del ens seminis), nos convertimos en demonios.
Cuando se derrama el vaso de Hermes, cometemos el crimen de los Nicolaítas. El kundartiguador es la energía sexual proyectada a los infiernos atómicos y que nos esclaviza al abismo.
Al Kundalini sólo es posible despertarlo con la magia sexual, Arcano A.Z.F.
El Kundalini tiene tres y media vueltas, y cuando despierta silba como las serpientes.
La cultura maya es una serpiente y nos habla del poder de la serpiente. Sólo las civilizaciones serpentinas son verdaderas culturas, verdaderas civilizaciones.

Con lágrimas en los ojos, me arranco el corazón por tener que hablar cosas que no debería hablar, porque esto es como echarle margaritas a los cerdos, pero la pobre humanidad doliente las necesita y me veo en la angustia de decir algo sobre la serpiente voladora.
En el Popol Vuh de los mayas, el ave y la serpiente figuran como creadores sexuales del Universo. Tepeu y Qucutmatz envían un gavilán al inmenso mar de la gran vida, para traer la serpiente, con cuya sangre maravillosa amasan el maíz amarillo y blanco. Dice el Popol Vuh que con esta masa de maíz amarillo y blanco, mezclado con la sangre de la serpiente, el dios Quetzalcóatl formó la carne de la gente.
El ave representa al espíritu universal de vida. La serpiente representa al fuego sexual del Tercer logos. La sangre de la serpiente indica las aguas del Génesis, el gran esperma universal, el ens seminis o semen cristónico, aguas en las que está el gérmen de toda vida, Estas son la sangre de la Tierra, según el filósofo maya.
La diosa Coatlicue es la madre de la vida y de la muerte (ens seminis).
Realmente, el fuego sexual del Tercer Logos hace fecundas las aguas de vida para que surja el universo.
En la teogonía maya, dos dioses intervienen en la creación: uno que da la vida y la forma al hombre, y otro que le da la conciencia. El Tercer Logos hace fecundas las aguas de vida y, cuando éstas han sido fecundadas, interviene el Segundo Logos infundiendo la conciencia en todos los organismos.
Los vehículos de acción de todas las fuerzas logoicas son los dioses inefables. El gavilán Ch'uuy, el guacamayo Mo, el cernícalo X' Cen Cen Bac, el tapir Tzimink Aax y la serpiente Can son los factores básicos de los mitos geogénicos mayas.
Estos símbolos se utilizan esotéricamente y exotéricamente. En el campo exotérico o público simbolizan hechos de tribu, acontecimientos históricos, etc., etc. En el aspecto esotérico o secreto, la cuestión es altamente científica, profundamente filosófica, sublimemente artística y tremendamente religiosa.
Entre los mayas el paraíso terrenal es el Tamoanchan, el sagrado lugar de la serpiente, del pájaro serpiente. Tamoanchas son, de hecho, los iniciados en la serpiente. El mito de los tamoanchas es el del pájaro serpiente. Los tamoanchas descienden de los toltecas, olmecas y mayas.
La serpiente emplumada habla claro del pájaro serpiente y es identificada con Quetzalcóatl, el Cristo azteca, quien siempre aparece acompañado del águila y la serpiente. El águila del espíritu y la serpiente de fuego que nos convierten en dioses terriblemente divinos.

El quetzal de los mayas es la serpiente emplumada, el pájaro serpiente.
La culebra ígnea reside encerrada en una bolsa membranosa situada en el chakra Múladhára, dos dedos debajo del ano, cerca de dos dedos debajo de los genitales. Cuando los átomos solares y lunares hacen contacto en el Tribeni, entonces despierta el Kundalini, la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes, que asciende victoriosa por el canal medular hasta el cáliz (cerebro), despertando todos los centros adormecidos del hombre.
Para despertar el Kundalini se necesita la mujer y ser castos toda la vida (estudiar el libro El Matrimonio Perfecto, del mismo Autor).
SAMAEL AUN WEOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario