jueves, 11 de diciembre de 2014

SOL DE AGUA

Atl Tonatiuh
Atonatiuh (Sol de Agua) o, también, Nahui Atl (4 Agua).
Fueron los hijos del Cuarto Sol o Sol 4 Agua, correspondiente a Chalchitlicue (Diosa de las AguasTonatiuh. Está representada por una vasija llena de agua que sirve de marco a Chalchiutlicue, esposa de Tláloc (Dios de las Lluvias).




Representa la cuarta época, tan mencionada por multitud de sabios de todas las épocas, principalmente por tratarse de la raza que nos precedió: la de la Atlántida, que constituyó una inigualable civilización, pues unió la ciencia a la mística trascendental, logrando con ello portentos extraordinarios que no han sido logrados por nuestra actual civilización.

Geográficamente se ubicó en un continente del océano que rememora su nombre: el Atlántico. Herederos de los atlantes son los egipcios, mayas, incas, etc., con todas sus similitudes en arquitectura, religión y cultura.

Esta raza sí se degeneró. En su Edad de Hierro, se mancharon con los defectos psicológicos (la ira, lujuria, orgullo, pereza, gula, envidia, etc.). Al desarrollar manifiestamente sus vicios y olvidarse del Corazón del Cielo (lo espiritual, entre los mayas), la raza pereció a causa de terroríficas tempestades y torrenciales lluvias que cubrieron la tierra, alcanzando los picos de las montañas más altas.

“Los dioses cambiaron a los hombres en peces para salvarlos del diluvio universal”…
Los hijos del cuarto sol perecieron por las aguas, se transformaron en peces, es decir, fueron devorados por el océano. Fueron peces. Sin las aguas puras de vida, no es posible la regeneración del ser humano. Los que siguieron la sabiduría del pez fueron salvados, el resto sucumbió entre las aguas del Gran Diluvio. Solamente a través del autoconocimiento es posible la salvación.

“La cuarta raza fueron los atlantes y estuvo gobernada por el dios azteca Atonatiuh. Terminó con una gran inundación. Las tribus precolombinas de América son descendientes de esta raza, también los chinos primitivos y los primitivos egipcios, etc.”

 (Samael Aun WeorMisterios Mayas)