lunes, 12 de octubre de 2015

EROGENIA, LA CIENCIA Y EL ARTE DEL SAGRADO EROAR





Hermanos todos:

A modo de un otro presente de Navidad, por la Gracia y Misericordia de Kristo Viviente, y en amoroso beneficio de quienes dignificados les pueda valer, publico aquí parte sustantiva del contenido de mi Libro: EROGENIA, LA CIENCIA Y EL ARTE DEL SAGRADO EROAR, que espero habilite la comprensión clara para lograr operar, con el portento de la Potencia, la Real Hermenéutica de la Ultra Potencia.
ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ, en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ.


El Primer Misterio quien da la visión íntima al Iniciado mediante la Sabiduría Krística para que éste, gracias al Poder de la Bendita Madre y su Kristo Rojo, rompa las poderosas ataduras que le mantienen uncido al caos, le restituye al Laborante las Luces que Obstinado y sus emanaciones habían plagiado, al punto que el Alma Humana recupera su original condición Divinal irradiando gran luminosidad; sin embargo, estando aún bajo los dominios del caos inferior, estas Luces de Pistis Sofía causan el enfurecimiento de las legiones egoicas, mismas que apelan desesperadas al apoyo que pueda ofrecerles Obstinado en su afán de volver al ataque, esta vez emplea todo su equipo bélico de la más sutil infiltración psicológica, en el desesperado intento por retomar los Poderes-Luz del Alquimista.

Obstinado, esto es, el poderoso demonio Yavé, amo y rector de la satánica fornicación, tiene sus dominios abarcando los doce eones que se encuentran por debajo del Æón Trece, así es que dispone de innúmeros recursos y artificios para lograr sus ruines objetivos, siendo su más efectiva arma el poder anti-Luz (La fornicación) que pone en actividad para inyectar en la psiquis de los hombres dormidos la amarga píldora del pecado, encapsulada en la seductora golosina del sexo.

En momentos que se labora la Gran Obra, y cuanto más próximo se avizore el triunfo para librarse de los infiernos caóticos, se acentúa con dramatismo alarmante la sutilidad estratégica que ejercen las potencias demoníacas en su intento por resquebrajar la Fe y la Constancia del Iniciado, de modo que las tentaciones se multiplican cualitativa y cuantitativamente, y el ataque incesante de Obstinado se dirige a que el Iniciado, de algún modo, admita ciertas liberalidades mentales, que luego pueden cobrar forma tridimensional, ligadas a abrazar el retorno hacia el abominable pecado de la hipnótica fornicación. Con la anterior aclaración, espero que los Laborantes serios se mantengan en estado de permanente vigilia, evitando caer en sutiles seducciones a las que inducen los poderes de este mundo.

Aunque todas las emanaciones de Obstinado provienen y son partes constituyentes de la matriz del pecado que es la fornicación, la serpiente tentadora que no pertenece al Edén, pero que incursiona en su Paraíso terrenal, representa a la espantosa sierpe que por cierto no puede erguirse en la columna vertebral del humano, si no que se precipita constituyendo la grotesca cola de Satán, como fatal consecuencia de la eyaculación orgásmica.

Por consiguiente las emanaciones de Obstinado que atacan al Laborante al interior del caos son, Primero: la fornicación, que es madre de todas las abominaciones infra humanas; segundo: sus hijos que son los siete pecados capitales magnificados en múltiples divisiones, subdivisiones, prolongaciones e interconexiones; tercero: el dragón negro nacido y fortalecido en el desvirtuado poder de la energía que se torna en el anticristo, mismo que aborrece cuanto corresponde a la Pureza, Gracia y Castidad; y finalmente, cuarto: todos los poderes tenebrosos concentrados en un remedo de justicia, que es su inversión o injusticia, mismos que pontifican sus delitos para cometer toda clase de fechorías; estas emanaciones arremeten con renovada furia y voracidad extrema, actuando al unísono para procurar el fracaso del Alma Humana.

Después de una pausa magnética más o menos prolongada, misma que algunos mal informados laborantes consideran como definitiva, creyendo erróneamente que se tiene concluida prematuramente la Gran Obra, el Alquimista debe retomar su labor para perfeccionarla con la más absoluta Castidad, para lo cual el Kristo íntimo otorga a éste el beneficioso aporte de los Testigos del Templo, Gabriel y Miguel, quienes conducirán al Arhat al exitoso encuentro de las Claves Tao y Zen (La Castidad y la Iluminación, la Madre y el Hijo, el Kristo y el Mahatma) y con cuyo concurso, evitará el Laborante quemarse con los fuegos pasionales de la oscuridad inferior, hasta que por fin, y de acuerdo al Mandato del Kristo Cósmico, pueda el Alma Humana salir del caos, guiada por Jehová y Samael.

Previo a zafarse de los dominios del caos inferior, el Alma Humana debe purificarse plenamente aprovechando al máximo la Potencia del Kristo íntimo, misma que siendo Energía invisible, se exterioriza encarnando en la materia, y una vez sublimada ésta, aquélla se convierte en una poderosa corriente de Luz que circunda al Iniciado con un esplendor portentoso, fluyendo con vigor “hacia adentro y hacia arriba” mediante los “dos conductos ganglionares”, Idá y Pingalá, llegando a refulgir en toda su naturaleza como Iglesias o Chakras, las que en conjunto forman una aureola brillante alrededor de la cabeza del Laborante, ante cuyo fulgor intenso las emanaciones de Obstinado se transforman, perdiendo su agresividad y pertinaz acoso, tanto las que fueron declaradamente malignas como aquéllas que se camuflaron como benignas, exentas ya de potestad para dañar a Pistis Sofía, por haber ésta confiado constantemente en la Luz hasta encarnarla integralmente como su Alma Divina.

De conformidad al Mandato del Padre Misericordioso, que es el Misterio de donde emana toda Omnisciencia, el Kristo íntimo desciende al caos portando todo su magnífico esplendor, para enfrentar a las diabólicas emanaciones que brillan con Luces plagiadas, las extenúa en su falso poder hasta anularlas completamente, pudiendo arrebatarles la Luz que luego es otorgada a Pistis Sofía, transfigurada divinalmente como consecuencia de haber operado ésta correctamente los Misterios de Pedro, siendo guiada positivamente por sus Querubines íntimos hasta encarnar la Suprema Corriente de Luz que es el Alma Divina, toda vez que es llevada de la mano por su Kristo interno a recorrer todos sus infiernos, acabando así definitivamente las semillas originales del mal o los “yoes causas” que se hallaban refundidos en las recónditas guaridas de la más sofisticada infra psicología, refugios que habita el experto estratega Satanás que aquí es identificado como el poderoso basilisco, mismo que contiene las voraces siete emanaciones de Obstinado relativas a los consiguientes pecados capitales, malignos y poderosos, y contra los cuales hay que empeñarse oponiéndoles sañuda batalla hasta su total eliminación, sin que permanezca de ellos el menor rastro del cual pudieran erguirse nuevamente.

¡QUE DIOS DEL ALTÍSIMO OS CONDUZCA POR EL GOZOSO SENDERO DE LA ÍNTIMA NAVIDAD!

ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ, en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario