martes, 30 de agosto de 2016

LA VERDADERA HUMILDAD NO SE PRESUME, SIMPLEMENTE: SE LA TIENE

NI CON ROMA, NI CON EL SANEDRÍN
A ciertas gentes les duele en verdad que mi Glorioso Ser enseñe la práctica real y efectiva para eliminar los egos, y acabaron explotando desenmascarándose, al presentarse como verdaderos demonios, intentando refutar mi accionar en el Foro de la Sagrada IGEOM que dirijo en Facebook, cuando exponía en línea la sencillez para poder lograr lo que tanto han teorizado muchos, respecto a la determinada “muerte en marcha” que al final de cuentas, no han sabido o no han querido aplicar en sus vida cotidiana.


No existe sin embargo nada fuera de lugar, pues dicha intervención impertinente y desafiante, me permitió, en base a la insolencia ahí manifestada, generar una oportuna Doctrina, que define las cosas por su nombre y como debe ser, confirmándose que la verdadera Humildad no se presume, si no que la puede y debe ganar un auténtico Ser de Luz, como gloriosa Virtud Celestial.



Es bien sabido por toda la comunidad gnóstica, que el Maestro Samael desde las insalvables diferencias existentes por rivalidades surgidas entre don Julio Medina y don Jaoquín Amorteguí, a fin de salvar la continuidad doctrinal, pretendió establecer un armisticio entre ambos, considerando que eran, además de amigos y compadres, antiguos miembros cofundadores de la Obra Misional que encabezaba el Patriarca, pero lamentablemente, los más terribles egos saltaron a flote, sobre todo de quien ya habiendo dejado de ser Maestro, se convirtió en un terrible demonio, rey de la camorra, dándose a la nada buena actividad de robar la Luz a cuantos la estuviesen realizando y así, pese a su repentina desencarnación, siguieron sus fieles cancerberos, dormidos al fin, y portando su cuota demoníaca respectiva, cometiendo los mismos desatinos que su extinto amo y señor, amén de insumirse en otros intereses netamente materialistas, a los cuales, al menos para la exportación, presumían rechazar.
Y es claro que, como el Maestro Samael le había quitado las Luces prestadas que llevaba portando don “Juaco”, ya totalmente fuera y ajeno de la Maestría que le valió un lugar prominente dentro de la Sagrada Enseñanza Gnóstica, ahora actuaba ese demonio, con toda la furia de su petulancia, ganándose por derecho invertido, la condición de Demonio Robaluz.
Hubiese preferido no tratar el tema así tan abiertamente, pero el Cielo, Bendito Sea, ha permitido que se produzca de este modo, develándose por el Supremo Bien de la Gran Causa, todo aquello que a este respecto se mantenía oculto.
Al decir la Verdad, no ofendo a nadie; otra cosa diferente es que los egos afectados se retuerzan de enojo; empero, IO afirmo categóricamente la Verdad que está en mi Interior, aceptando en Paz y Amor, Caridad y Misericordia, el disenso natural que mis asertos puedan provocar, y reitero esperanzado que el Kristo Real, siendo Cósmico, puede universalmente erigirse en el interior de los arrepentidos que lleguen a purificarse.
De modo que declaro abiertamente, no arredrarme ante la enfurecida embestida de la Legión de egos, agazapados que se hallan por doquier, como guardianes de los más tétricos umbrales, quienes se han visto amenazados en verdad, por la invitación que masivamente estoy difundiendo, para que puedan los temerarios Laborantes, acceder a las Joyas Espirituales que hoy pública y generosamente les oferto en Luminosa Doctrina Celestial.
Lo siento en verdad, y pido disculpas a quienes se puedan sentir heridos por mis palabras, que no son de odio, si no, más bien, de Perdón y Misericordia, en favor de los seguidores de tal engendro, pues si lo que hasta ahora les impulsaba era la camorra sin piedad, AHORA DISPONEN DE LA FRATERNAL OPORTUNIDAD PARA ENMENDARSE.
Y reafirmo: La Sagrada Gnosis debe inscribirse diariamente en nuestro Interior Purificado, pues la Doctrina del Salvador es portentosamente dinámica y para que sea tal, no debe permanecer estática.
Para todos aquellos que quisieran seguir aferrados a la ignorancia y exabruptos del pasado, quiero decirles, triunfalmente y sin la menor pavura, porque no hay lugar para ello, afirmando categóricamente, tal como lo expresó Galileo en su momento: "E PER SE MUOVE" y aquí estoy, en cumplimiento de mi Celestial Misión, dando paso a la Dinámica Doctrinal, que comienza desde relanzar la REVOLUCIÓN DE LA DIALÉCTICA, empleando sabia y amorosamente el Sagrado Verbo como fue desde un Principio, para que sea finalmente derrotada la imperante Babel egoista de la infra humanidad, pues para estos tiempos estelares, cuando debe definirse la primacía de la Luz sobre las tinieblas, llega tonante el Verbo de Oro contenido en nuestra Sagrada Biblia Gnóstica Esenia, legada por nuestro Adorable Redentor: Jeú Mikael Aberamentho en su Obra Cumbre como es Pistis Sofía.
La Doctrina de un Ser de Luz, irradia Verdad y Amor, aunque debe estar atento para detectar las sinuosidades egoicas que aparecen sutilmente por doquier, deslizándose hábilmente con poses de falsa mansedumbre y humildad. De modo pues, que un Ser de Luz, actúa enérgico y a la vez, amoroso, derribando las tinieblas, el engaño y los odios.
Jesús en su época catalogó a los impostores que presumían dando Cátedra de la Doctrina, designándolos como hipócritas y embusteros, y esos doctores de la ley hebraica eran los Fariseos y Saduceos.
En tiempos de la Revolución Francesa, un desquiciado y maquiavélico que se hizo del mando de su país, mandó decapitar en la guillotina a cientos de inocentes con el pretexto de mantener un hipotético ESTADO INCORRUPTIBLE; ese falso moralista se llamó Maximiliano Robespierre, el mismo sátrapa que se siente resucitado en mi país natal, Bolivia, quien matando y encarcelando a inocentes, pretendió hasta no hace poco y aún lo sigue acariciando, el preciado trofeo mundial por representar y defender la Paz, siendo que a la propia ciudad de La Paz, centenario asiento del dominio colonial y centralista de los desgobiernos bolivianos, don Juan Evo Morales Ayma, la ha convertido en un antro de guerra y corrupción, toda vez que el susodicho, resultó ser una piedra bruta base de la más crasa dictadura disfrazada de democracia, siendo la gema invertida que hoy representa, con su violenta intolerancia e incontrolables egos, la arcaica suma modernizada del engendro cohabitante entre Roma y el Sanedrín.
Lo que ahora importa y urge es develar nuestro propio interior, para saber lo que Somos y hacia dónde vamos, pues de nada valdrá doctorarnos en las más complejas ciencias humanas, si acaso desconocemos nuestra íntima Naturaleza, en cuya integridad se halla absolutamente todo cuanto afuera existe, en lo infinitamente grande o en lo minuciosamente pequeño, de modo que arengo a quienes quieran despertar: ejecutar de inmediato la Revolución Consciencial.
Kent, WA, E.U.N.A, Mayo 24 del año común 2011
A.Z.F., V.M.K. EL TAWA MANÚ, en la materia: David Serrate Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario