sábado, 24 de septiembre de 2016

MISTERIOS MAYAS DESCRIPCIÓN DE LA ESTELA "P". LA TRIMURTI



Esta estela es una representación viviente de la Trimúrti.
Se ven tres rostros superpuestos para indicar el Santo Triamanzikanno. Es la Trimúrti superior: Kether, Chokmah y Bínah de la kábala hebraica.
Brazos. Muy bien adornados y señalando el ascenso de las fuerzas hacia adentro y hacia arriba. Entre los dos brazos aparece un rostro que nos indica al hombre causal, al hombre verdadero.


Cinturón. Muy bien adornado. Aparece un rostro en la región de Hod, para indicarnos el mundo astral, el cuerpo astral del ser humano.
Este cuerpo astral es un vehículo de expresión a través del cual puede manifestarse la Divinidad.

Mucho se ha dicho sobre el cuerpo astral, pero realmente el animal intelectual falsamente llamando hombre no tiene cuerpo astral, tiene un cuerpo de deseos, un cuerpo molecular, eso es todo. Corrientemente a ese vehículo molecular se le llama astral, cuerpo astral.
Necesitamos crearnos un cuerpo astral sí es que realmente anhelamos el nacimiento del Cristo en nuestro propio corazón.

El hidrógeno sexual Si- 12 es el producto final de la transformación del alimento en el organismo humano. Esta es la materia con que trabaja el sexo. Es semilla o fruto.

Es claro que este hidrógeno sexual se procesa en el organismo humano de acuerdo a las siete notas de la escala musical, desde el Do hasta el Si, empero el hidrógeno Si-12 puede pasar al Do de la siguiente octava superior con la ayuda del mahituna, magia sexual, arcano A.Z.F.

En la unión sexual del hombre y la mujer, durante el mahituna (sin eyaculación del ens seminis), se produce una segunda octava superior, desarrollando un nuevo organismo independiente, luminoso y resplandeciente, muy diferente al que usan los desencarnados. Ese nuevo organismo es el cuerpo astral.

Nace el cuerpo astral del mismo semen, de la misma substancia, de la misma semilla que da origen al cuerpo físico. Lo único que difiere es el procedimiento.

El fondo íntimo, el vitalismo de la célula viva, se satura con el hidrógeno Si-12, y cuando ya todas las células orgánicas están totalmente saturadas e impregnadas con ese hidrógeno sexual, entonces cristaliza esa substancia en la forma espléndida del cuerpo astral. Este trabajo se conoce en la alquimia como transmutar el plomo en oro.

Realmente sólo las personas que tienen cuerpo astral viven conscientes en los mundos internos, tanto durante el sueño del cuerpo físico como después de la muerte.

El cuerpo de deseos, molecular, es frío, fantasmal, inconsciente, es el vehículo que usan los desencarnados después de la muerte.

El cuerpo astral es un vehículo que muy pocos seres humanos se dan el lujo de tenerlo, es espléndido, maravilloso, lo usan los ángeles y los Maestros de la Logia Blanca.
Claro que, después de nacer, el cuerpo astral necesita su alimento para crecer y fortalecerse. El cuerpo físico se alimenta con el hidrógeno 48. El excedente del hidrógeno 48 se convierte en hidrógeno 24, con el que se alimenta el cuerpo astral.
Así pues, el cuerpo astral es una cristalización espléndida del hidrógeno Si-24.
Así como el cuerpo físico es engendrado mediante el acto sexual, el cuerpo astral es engendrado también con el acto sexual. Y así como nace el cuerpo físico, así nace también el cuerpo astral.

Así como el niño necesita alimento para el crecimiento de los tejidos, así también el cuerpo astral necesita alimento para su desarrollo y crecimiento. El alimento es el hidrógeno Si-24.

Continuando con la descripción de la estela "P", diremos: La cabeza bajo la Trimúrti indica a Atman, el Inefable, con sus oídos listos para escuchar al Verbo, a la Palabra.

Más hacia abajo está Tiphereth, el hombre verdadero. Después está el hombre terrenal, el hombre astral.

Esta escultura nos indica que la Trimúrti superior debe llegar a cristalizar en el hombre verdadero, en el hombre real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario