domingo, 12 de febrero de 2017

LA ERA DE ACUARIO




Mucho se ha dicho sobre la Era de Acuario, algunos lo están esperando, otros suponen que hace mucho que entró, nosotros nos atenemos a los hechos; el 4 de Febrero de 1962, entre las dos y tres de la tarde, los astrónomos del mundo entero fueron testigos de algo insólito, todos los planetas para aquella época, tuvieron que pasar por un callejón de mundos, todos los planetas de nuestro Sistema Solar, se Reunieron en Concilio bajo la Constelación de Acuario; tal evento sólo se sucede realmente cuando se sucede una Era, así pues hechos son hechos, y ante los hechos tenemos que rendirnos.

No estamos haciendo afirmaciones utopistas, lo que enfatizamos, fue debidamente verificado desde todos los observatorios astronómicos.
Así pues, obviamente fue en la citada fecha, cuando realmente se inicio la Era de Acuario entre el augusto tronar del pensamiento.
Muchos profetizan una "Edad de Oro" después del año 2000, creen ciertamente que la Era de Acuario con todo su esplendor y belleza habrá de manifestarse plenamente más allá del año 2000. Se predice la desaparición de fronteras, Se cree que ésta humanidad va a pasar por una transformación radical después del año 2000.
Obviamente mis caros hermanos, tales "profecías" fallan, no pasan de ser meros sofismos. ¿Y qué cosa es un sofismo? un paredón sin cimientos, basta un leve empujón para convertirlo en menudo sedimento. Incuestionablemente no es posible que el Yo psicológico de las multitudes pueda crear realmente una Edad de Oro; sería absurdo suponer que el ego colectivo pudiese dar origen a una Edad de Luz y de Belleza. Dentro de nosotros están aquellos factores de la discordia que producen guerras, el egoísmo, el odio, la violencia, la lujuria; cuando el egoísmo y la violencia se expresan colectivamente entonces, aparece sobre el escenario de la vida, la guerra. ¿Creen ustedes., que en estas circunstancias pueda el ego crear una Edad de Fraternidad y Amor? ¿Con qué trabajadores vamos a hacer el edificio de la Edad de Acuario? ¿Cuáles son esas multitudes capaces de establecer sobre la faz de la Tierra la Era del Esplendor y el Amor?.




Ustedes., que conocen muy bien a la gente, que conversan con sus semejantes, que saben lo que es una lucha por ganarse uno el pan de cada día, que saben lo que es la envidia, que han sufrido y que han hecho sufrir. ¿Podrían aceptar la tesis de que esa gente que con nosotros convive, sean capaces de iniciar una Edad de Belleza y esplendores? Dicen que el árbol se conoce por sus frutos. Así pues reflexionando sinceramente, de todo corazón, aquellos que profetizan una Edad de Belleza y Esplendores para después del Año 2000, están pues equivocados. Para poder crear hay que destruir. Al llegar a esta parte vienen a mi memoria diversos conceptos Teosofístas, Astrológicos, etc.
Son muchos los teorizantes que conceptúan que una revolución de los ejes de la Tierra será necesaria y que antes de la Edad de Luz será producida la dicha revolución. Dicen que las aguas invadirán parte de la Tierra, aunque no toda la tierra, y que perecerán millones por el agua.
suponen que un pedazo de la Tierra será lanzado al espacio, para convertirse en una nueva Luna, creen que de la región austral se desprenderá ese pedazo, que habrá que formar un nuevo satélite alrededor de nuestra Tierra; después dicen vendrá la Edad de los Esplendores. Muy bonitos conceptos, y muy trágicos también, pero muy equivocados; todos los que piensan que los futuros cataclismos serán por el agua, están fallando, porque si aceptamos esa Tesis, tendríamos que quemar la epístola segunda de Pedro a los Romanos, y el evangelio de Jesús, especialmente aquella página del Sermón profético. Existen detalles que ustedes., podrán ver en la epístola segunda de Pedro a los romanos que la destrucción que nos aguarda ahora será por el fuego. Ya lo dijo Pedro que la Edad Antigua fue destruida por el agua, también dijo que esta Tierra, la de ahora, será destruida por el fuego, que los elementos ardiendo serán deshechos y todas las obras que en ella hay serán quemadas. Así pues quien tenga la FÉ de que el próximo cataclismo será por agua, esta equivocado, sería una nueva repetición de la tragedia atlante, entonces lo que los profetas habrían dicho quedaría indudablemente destruido, más no es así.
Obviamente las palabras de Pedro, se cumplirán, y lo que Mahoma dijo, también de cumplirá, y lo que han dicho todos los profetas se cumplirá. La catástrofe que aguarda a nuestro mundo será por el fuego; ya los aztecas dijeron que los hijos del quinto Sol perecerían por el fuego y terremotos, y comienza a cumplirse la profecía. Sabemos muy bien que en el fondo del Atlántico y Pacífico existen grietas muy profundas, y algunas están tan hondas que permiten el contacto del agua con el fuego del interior de la Tierra; el resultado es que presiones y vapores aumentan de instante en instante, de segundo en segundo, a consecuencia de eso tiembla en la Tierra por todas partes, estas presiones y vapores se intensificarán de manera que los terremotos se propagarán mundialmente.
Así pues la cruda realidad de los hechos que nos aguarda en Acuario es esa, los Teólogos no saben interpretar esta cuestión, ellos dicen: "Acuario es el Planeta de la Ciencia, el Planeta del aire, que conquistarán los espacios infinitos, donde se acabarán las fronteras, todo será Amor" ¿Así porque si, porque llego Acuario, todo el mundo se transformo, sin trabajar, sin esforzarse por hacer nada?. Es decir, en una forma mecánica el que era malo dejo de serlo y se volvió un "alma de Dios", según ello ya nunca más será malo, como sí pudiera uno transformarse mecánicamente, como si no tuviera uno que lucha en sí mismo para transformarse, acabar sus defectos psicológicos, es cosa absurda de pensar. Y saliendo de la Constelación de Agua tenemos a Leo, que es la Constelación del Amor, que dá el cetro a los Reyes y hace la fraternidad. Todo ésto está bien, pero si supieran la cruda realidad de los hechos que tal Leo es nada menos que la constelación del fuego, ¿Qué quiere decir ésto? que todo ésto será consumido por el fuego, el León acabará con todo, el León de la Ley no dejará nada de vida, y todo ésto se convertirá en cenizas, en toda esa gran Babilonia no quedará piedra sobre piedra.

SAMAEL AUN WEOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada