miércoles, 1 de febrero de 2017

THUNUPA 4.1 La Eterna Ley Mediante un Nuevo Pacto

4.1.- Las precisas Leyes del Universo.

Jesús el Kristo durante la entrega de su Ministerio Sublime fue permanentemente criticado por sus opositores y no fueron pocos los que lo combatieron pretendiendo defender la Justicia, las Leyes, el Orden y la Divinidad, sin embargo no sabían que Jesús el Kristo representaba en sí y por sí mismo todo eso y mucho más; es bueno recordar que el Justo Varón aclaró que no venía para abrogar la Ley; cierto, Él dejaba la institución Mosaica para quienes por sus hechos merecían continuar sometidos a esas disposiciones, pero además vino singularmente a establecer una Nueva Ley, preciosa suma de Amor, Perdón y Misericordia, virtudes sintetizadas en la Ley Aurea de los Trece Mandatos que es la gloriosa restitución de la primigenia Orden que portó Moisés en Tablas de Oro al bajar del Sinaí y que debía haber recibido el Pueblo Escogido, pero como casi en pleno se echó miserablemente a perder, postergó por miles de años la aplicación sobre la faz de la Tierra de aquella benigna Legislación.



Como consecuencia de la vigencia que ya se avizora triunfal de la Era de Acuario, se están produciendo cambios radicales, siendo el escenario preciso para entregar las Leyes Eternas mediante un nuevo Pacto para así poder realizar el rescate de los remanentes, consistente en el cumplimiento de la promesa de Dios al enviar a los Hombres un Arco de Alianza entre El y la Humanidad, siendo, como en los tiempos de Noé, una verdadera Arka puesta a disposición de quienes "teniendo oídos, quieran escuchar, y teniendo ojos quieran ver", pero fundamentalmente, para los inquietos que habiendo buscado sinceramente y hallado aquí o por otros medios las claves precisas, se decidan a practicarlas de inmediato.

Las comunidades autóctonas de los Andes bolivianos tienen una bandera compuesta por los colores del Arco Iris representados 7 veces, por lo que cuentan con un hermoso pabellón de 49 colores denominado Whipala; en ella encontramos la representación de las 49 Leyes fundamentales, los 49 Jueces del Cosmos, los 49 cromosomas de la genética humana, aunque es bueno aclarar que son 46 propiamente materiales, siendo 2 Divinos y Uno que representa la Suma Divinal mediante el cual se llega a sintetizar a todos, y en su infinita amalgama produce la inequívoca definición de sexo, herencia, raza y destino, constituyendo entre los 49, la propia estructura del huevo fecundado o cigoto.


El establecimiento del Nuevo Pacto lo encontramos pues simbolizado en el flamear de la Whipala y la manifestación en los cielos del polícromo Arco Iris, cumpliéndose de este modo lo escrito y profetizado en las Sagradas Escrituras que para los tiempos del fin vendría un doble Arco para asegurar el rescate de la Humanidad, toda vez que contiene los secretos del Alfa y Omega, restituidos por Thunupa Zeus en beneficio de los Hombres, siendo el Arka de seguro regreso al Om primigenio, mediante el cual la Tierra logra elevarse hasta los Cielos y éstos consienten descender a la materia, restableciéndose esa misericordiosa Ley que sólo espera de los Hombres sepan actuar virtuosamente con Castidad y Amor. (Ver gráfica 10)


Para estos tiempos finales que son preámbulo del nacimiento de una Nueva Era y el resurgimiento en la Tierra de selecta Progenie Solar, es bueno saber que la acción del Intimo del Señor Jehová encarnado entre los Hombres, es precisamente el Gran Señor de Perfecciones, el Generador de Luz y Misericordia, Thunupa, El Kristo Rojo de Acuario, el Kristo de América (Aam herida por el desenfreno erótico), que no sólo se manifiesta para este continente, sino que su accionar es universal. En los estelares momentos que vivimos, este Gran Ser realiza trabajos portentosos para lograr que encarnen en materia humana previamente preparada, maravillosos Seres Cósmicos que desde millones de años han estado petrificados en las montañas, fundamentalmente en los Himalayas y los Andes, y es Zeus como Padre de los Dioses quien está ubicando por toda la esfera terrestre los Bodhisatwas adecuados para dar cabida tridimensional a esas poderosas energías a ser liberadas, y justamente la esencia de tantas leyendas y mitos cobran actualmente vigencia cuando se torna una realidad palpable, dejando de ser fantasía el nacimiento de verdaderos Titanes, Dioses y tantos Seres portentosos que están volviendo a la materia, con capacidad para entregar a la Humanidad - con visión clara y experiencias propias- el poder de las Leyes Inmutables del Universo, mismas que antes habrían sido inapropiadas e incongruentes, porque los Hombres no las merecían.

Aunque por el momento sólo se está desarrollando paulatinamente la Raza Sexta o de Koradi, nos encontramos ante la sutil conformación de la Estirpe de Bronce o Dorada, misma que será capaz de sostener y desarrollar aquí en la Tierra estas Ciencias perennes e inmutables, teniendo relación este proceso ultra físico con la materialización en cuerpos humanos de Grandes Maestros, llegados algunos sin descartar su elevada jerarquía de Tribunales Cósmicos, como el caso de Anubis, que merced a una titánica Obra que ejecuté en 1.991 sobre la cúspide nevada de Chacaltaya (La Paz, Bolivia) volvió a mí como el Pequeño Sabaoth o el Restaurador Chakal Willka; mediante esta estirpe etérea podrán establecerse en la Tierra las Leyes de Suprema Justicia Universal en bien de la Humanidad.

             V.M.K. A.Z.F. EL TAWA MANÚ.:. EN CUERPO HUMANO DAVID SERRATE PÉREZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario