viernes, 17 de marzo de 2017

PISTIS SOPHIA CAPÍTULO 30.3 Los regidores la odian por cesar en su Misterio

30.3 Los regidores la odian por cesar en su Misterio

Sucedió entonces, cuando ella entonó oraciones a la región de las Alturas, que todos los regidores en los doce eones, quienes están abajo, la odiaron, porque ella había cesado de realizar sus Misterios, a causa de haber deseado ir a las Alturas y colocarse por encima de todos ellos. Por esta causa estuvieron enfurecidos contra ella y la odiaron, y aún más Obstinado, quien con su triple poder por debajo del Décimo tercer Æón, al haber sido desobediente, no había emanado toda la purificación de su poder en él cuando los regidores calificaban su condición, habiendo perdido su Luz desde el momento en que deseó gobernar el Décimo tercer Æón y sobre todos aquéllos que estaban por debajo.



Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Siempre que un Iniciado quiere despertar plenamente y realiza lo conducente para alcanzar este objetivo, como ser el acabar definitivamente con los vicios que en su interior psicológico se alojan, dejando de ser un pérfido más entre los inútiles elementos que maneja la falsa sociedad para la consecución de sus ruines planes, sucede que todas las potencias que se encuentran a órdenes de los regidores detentadores de dominio por debajo del Æón Trece, oponen tenaz resistencia al revolucionario accionar del Arhat, a la vez que le infieren toda clase de incalificables daños, acosándole con injurias, calumnias y hasta mortales odios, pues llegando a las Alturas el diligente Adepto se colocará por encima de toda la materia.
Quien mayormente ataca a la intrépida Alma humana - además de todos sus innumerables ejércitos - es Obstinado, (Entiéndase el demonio Yavé) quien con su trilogía particular totalmente satanizada, tiene envidia de quienes luchan persistentemente por alcanzar la Luz, pues cuando él tuvo la oportunidad, siendo aún positivo, se aplazó en la prueba correspondiente por su abultado orgullo y exacerbada ambición de pretender gobernar los Æones, sin previamente purificarse en el tránsito por cada uno de ellos, que es donde se califica la Gran Obra.

30.4 Obstinado se unió con los regidores de los doce eones y emanó un poder con cara de león para plagar a Sofía
Sucedió entonces que los regidores de los doce eones se enfurecieron contra Sofía -quien se encuentra por sobre todos ellos- odiándola con exceso, y el gran triple poder de Obstinado, de quien acabo de hablarles, se les unió en el furor contra Pistis Sofía y la odió con exceso, a causa de haber ella pensado ir a la Luz más elevada.
Sucedió entonces que Obstinado emanó de sí mismo un gran poder con cara de león, y de la materia de éste, a la vez surgió una hueste de otras muy violentas emanaciones materiales, y las envió a las regiones de abajo, a las partes del caos, con el objeto de que permanezcan allí en espera de Pistis Sofía, para tomar de ella su poder, a causa de que ella pensaba ir a las Alturas que están sobre todos ellos, y aún más, ella había cesado de realizar su Misterio, lamentándose continuamente y buscando la Luz que ella había visto. Y también la odiaron los regidores que, sin merecerlo, persisten en realizar el Misterio, así como los custodios que están a las puertas de los eones.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Excesivamente enfurecidos contra Pistis Sofía, tanto los regidores de los doce eones, cuanto el propio Obstinado, llegó éste a emanar de sí mismo una poderosa entidad en remedo de similar autoridad de la Justicia Cósmica, y de aquel origen surgieron sucesivamente incontables huestes de agresivas emanaciones. Una vezincorporadas materialmente estas tenebrosas agrupaciones, recibieron instrucciones de Obstinado para aguardar la presencia de Pistis Sofía y así poder arrebatarle sus Luces, pues en el triunfal tránsito buscando las Alturas, debía ésta cumplir el inevitable paso previo, descendiendo al caos y a cuya causa resultaron cesantes momentáneamente los Poderes de su Misterio. Y es que aún persiste en Yavé la absurda pretensión de calificar una Iniciación Blanca sin los méritos del arrepentimiento y consiguiente purificación, la que se logra mediante los Querubines Arquetípicos que están llamados a vencer a los temibles custodios del umbral, región ésta donde anida el abominable demonio que es cabeza de legión, ambicionando llenarse de cuanta Luz pueda arrebatar de quienes no tienen la capacidad de contenerla.

Por designio del Primer Mandato, sucedió después que Obstinado, con sus tres triples poderes, persiguió a Sofía en el Décimo tercer Æón, con el objeto de que ella mirase hacia las puertas de abajo, para que viera en aquella región su Poder-Luz con rostro de León y después de ello fuera a aquella región, así ocurriese que su Luz le fuera quitada.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: No escapa a los inescrutables designios del Absoluto el dar potestad al mismísimo Obstinado, para que mediante su poderosa trilogía infernal tenga que probar a cuanta Alma humana quiera calificar su Tarea Solar, y esto, naturalmente, se procesa al tratar de eliminar los defectos infra-psíquicos en los pórticos del Paraíso Terrenal (El Sexo), pues es allí donde radica, merced a la Gran Ley, el origen inequívoco del Poder-Luz, y donde hay que concurrir con las Llaves del Edén perdido (El Amor Casto), aún corriendo el riesgo de fracasar, pero con el firme propósito de triunfar, lo que sólo los Iniciados intrépidos, constantes y sensatos logran, pues a fin de que se confundan los indignos, el Absoluto permite que allí opere -a manera de tribunal con sus convincentes sofismas y artilugios- el habilidoso Obstinado.


V.M.K., A.Z.F. ÉL TAWA MANÚ

No hay comentarios:

Publicar un comentario