viernes, 24 de marzo de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 33.2 María interpretó el primer arrepentimiento del Salmo 68 (Actual 69)

“1. Sálvame ¡Oh Señor!, porque las aguas han llegado hasta mi Alma”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Las Aguas del Bautismo que son aliento de nueva vida y regeneración, elevan a Pistis Sofía hacia las Alturas, mientras que las turbias y feroces aguas de la fornicación anulan las potencialidades del Alma.

“2. Me hundí, y estoy sumergida en el cieno del abismo, y se desvanece mi poder. He caído a las profundidades del mar; una tempestad me ha sumergido”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Las almas fracasadas que se hallan ahogadas en el furor de la fornicación, absorben las pestilencias del abismo, hundiéndose cada vez más en sus tempestuosas profundidades.



“3. De tanto llorar mi garganta está extenuada y mis ojos han enrojecido, esperando pacientemente a mi Dios”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El auténtico Laborante debe multiplicar sus esfuerzos, teniendo serenidad y paciencia para vencer toda prueba, a fin de encontrar el perdón Divino que le redima de sus transgresiones.

“4. Aquéllos que me odian sin causa, son mayor en número que los cabellos de mi cabeza; poderosos son mis enemigos, quienes ágilmente me persiguen. Ellos requirieron de mí lo que IO no había tomado de ellos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Sorprendentemente, aquéllos a quienes más dedicamos nuestra entrega abnegada, incluso con amor y sacrificios, se convierten en los peores censores y enemigos, echando mano a toda clase de hostigamientos, requiriendo del Iniciado lo que éste no ha prestado de nadie, porque el intrépido Laborante lo que llega a conquistar realizando en sí mismo los Misterios, es la Luz propia de la cual ha emanado y a cuya Esencia pertenece.



“5. Mi Dios, a TI he confesado mis desvaríos, sin ocultar ninguna de mis faltas”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Para el arrepentido que confiesa en estado de verdadera contrición todas sus fallas sin ocultar maliciosamente ninguna, el perdón llega misericordioso desde las Alturas.

“6. Quienes esperan en TI, ¡Oh, Señor de Poderes!, no sean avergonzados; ni confundidos por mi causa, aquéllos que te buscan, ¡Oh Señor, Dios de Israel!, ¡Dios de Poderes!”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Quienes confían y tienen plena Fe en la salvación mediante el Kristo íntimo, no serán avergonzados, pues a causa de encontrar el Iniciado la totalidad del Poder en su propia Pirámide, o sea el Dios Israel, (Is=Madre; Ra=Hijo; El=Padre) vencerán con su Sabiduría todo sofisma o confusión.

“7. Pues por Amor a TI he soportado pruebas, mientras las penas han dejado huellas en mi rostro”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es indudable que quien no tiene amor por la Gran Causa, carece de la fortaleza que es capaz de vencer todas las pruebas, aún a costa de la propia existencia o dolorosas penas que se deben soportar sin llegar a la desesperanza.

“8. He llegado a ser una extraña para mis hermanos; una desconocida para los hijos de mi madre”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Aún existen dentro de las corrientes confesionales quienes, sin entender la Sabiduría de la Enseñanza, se asombran por la actitud enérgica de Jesús El Cristo, que debe asumir posiciones esclarecedoras en torno a las hipocresías en boga respecto a la familia y a los muertos, pues referente a lo primero el Adorable enseña que los verdaderos lazos, más allá de la sangre, son del Espíritu; y con relación a lo que sigue, asevera que un auténtico Iniciado no debe consternarse o entrar en zozobra por la desencarnación de una simple materia, pues quienes sabemos de la Vida Verdadera no debemos perturbarnos como los muertos vivientes que sin Fe en el Espíritu, caminan dolientes hacia el entierro de sus cáscaras vacías.
Y no es ninguna exageración afirmar que cuando un miembro de la familia decide regenerarse, casi todos sus allegados se le oponen, como si prefirieran que el pariente hubiera escogido el mal, dedicándose a cualquier inmoralidad o ilicitud; así, el acongojado Laborante, sufre el paulatino alejamiento de sus seres queridos, quienes estoicos, altivos e indiferentes, en una cruel afrenta de escarnio y desprecio, hasta les molesta enterarse de las calamidades probatorias por las que debe transitar todo aspirante de la Luz.

“9. Y porque es permanente el fervor que por TI siento, los denuestos de quienes te denigran, han caído sobre mí”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Los egos se dan modo para esperar su turno, en la casi siempre segura inacción que caracteriza a la mayoría de los aspirantes que son, por lo general, como el fuego fatuo, pues se acobardan luego nomás de sus inquietudes espirituales, al no obtener resultados inmediatos o porque las vanas sensualidades del mundo lo vuelven a atrapar.
Otro es el feliz resultado, cuando el ego encuentra en el Iniciado la constancia y firmeza en la Obra de Luz, a cuyo efecto arremeten los egos con mayor impulso, desplegando sus más poderosas armas en contra del valeroso Arhat con la intención de persuadirlo.

“10. Me incliné a mi Alma con denuedo, y ello fue tornado para mi reproche”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Cuanta mayor abnegación dediquemos a la evolución del Espíritu, con crueldad y saña se nos atacará, mas estos asedios de los tenebrosos no deben arredrar el paso triunfal del Iniciado.

“11. Me vestí con tela de costales, llegando a ser para ellos causa de burla y denuesto”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Hijo de Israel que ha calificado su Iniciación obteniendo las níveas Vestiduras de su Pirámide íntima, pletóricas de Poder y Riquezas del Tesoro de la Luz, debe sin embargo asumir posiciones de suprema humildad y obediencia al Ser, lo que muchos ignorantes ilustrados confunden cual si se tratara de miseria extrema del Laborante, acosando a éste con sus hirientes sornas al confundirlo con un simple vagabundo irresponsable, pues desconocen el linaje del Espíritu que orna esplendorosamente a quienes tienen ganadas sus Vestimentas Sagradas.

“12. Aquéllos que se encuentran sentados a la mesa, entre bebidas me acosaron, comentando sus malicias”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Por doquiera surgen los comentarios burlescos, vertidos por quienes cómodamente asentados en teorías sin fundamento, y embriagados en chispeantes elucubraciones intelectivas, sin intentar la menor experiencia que les permita conocer la Verdad, acometen ferozmente contra el Iniciado lanzándole toda clase de injurias, calumnias y maledicencias.

“13. Pero IO oré dirigiendo mi Alma a TI, ¡Oh Señor!, confiando fuera propicia Tu benevolencia conmigo, para que la plenitud de Tu Gracia, ¡Oh Señor!, escuchara mi súplica por lograr verdadera salvación”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Quien es constante en la Oración, laborando infatigablemente en la Gran Obra, merece experimentar el glorioso momento en que escucha la respuesta de los Cielos íntimos otorgándole la Salvación.

“14. ¡Sálvame de este cieno, para que no me hunda en él!; Permíteme vencer sobre aquéllos que me odian y buscan arrojarme a la profundidad de las aguas”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Lo que nos arroja en el lodo y la miseria de la existencia es el asqueante vicio de la fornicación, que a la vez produce la multiplicación casi inacabable de entidades tenebrosas, mismas que se alojan en nuestra infra psiquis e incitan a que nos precipitemos cada vez más en sus abismales profundidades; por ello nuestra súplica a las Alturas debe ser continua y progresiva a fin de transformar en Luz la energía que tienen capturada nuestros defectos psicológicos.

“15. No dejes que un fluir de agua me sumerja; no dejes que la profundidad me diluya; no dejes que un pozo cierre sus fauces sobre mí”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Para lograr este trascendental propósito y acción de eliminar los defectos, debemos descender a las aguas borrascosas del caos primordial, mas se debe guardar la más absoluta prudencia y compostura, para no caer fascinados ante el arrollador embrujo infernal de la pasión animal.

“16. Escúchame, ¡Oh Señor!, porque Tu Gracia es portentosa; de acuerdo a Tu abundante compasión, llegue Tu auxilio hasta abajo donde me encuentro”.
Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Por muy fulminada que se encuentre la Torre de la Iniciación, el Laborante del Ajedrez (Ajetreo) de la Vida, debe apelar al auxilio de la Virgen Madre, quien como Reina Bendita acude en auxilio del Hijo arrepentido para restaurarle todos sus derechos como heredero de los Tesoros de Luz.

“17. No niegues el apoyo a Tu sierva, pues me encuentro oprimida”.

El Alma Humana que se siente agobiada por el peso de las pruebas, debe suplicar el auxilio de los Cielos para superarlas, mas sin llegar a desfallecer, pues suele ocurrir que ante el clamor del aspirante que no puede resistir el proceso iniciático, se le suspende el examen.
Lo grave ocurre cuando el Iniciado intenta retomar el cauce de su labor después de un tiempo, pues por muy breve que hubiese sido el remanso, se complica la Obra con la aparición de espantosas situaciones comúnmente insalvables, debiendo casi siempre el Arhat recomenzar desde cero y con tremendos impedimentos de por medio para arrancar el nuevo proceso.

“18. Escúchame pronto, atendiendo a mi Alma y liberándola”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Iniciado sabe de antemano que toda súplica sincera será atendida, por ello es que su clamor debe ser fervoroso como constante hasta lograr tener resueltos sus anhelos libertarios.

“19. Sálvame de mis enemigos, pues a TI confesé mi afrenta, confusión y oprobio, antes que los opresores reclamaran mis actos ante TI”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: En el Laboratorio Alquímico debemos pedir auxilio para que la Madre Bendita nos libre del enemigo pluralizado que llevamos dentro, habiendo realizado previamente un concienzudo estudio de su naturaleza; cómo, cuándo y dónde opera; en qué circunstancias se manifiesta; qué hicimos para frenarlo y transformarlo en el momento adecuado, ya que comprendiendo el daño que nos infiere y con el dolor contrito por haber sido su esclavizada víctima mientras fuimos su exponente, estaremos en condiciones de alcanzar la misericordiosa muerte mística, con la cual nos libramos de pagar con karmático dolor y sobradas penurias las deudas que sosteníamos pendientes ante la Gran Ley.

“20. La desgracia ha acongojado mi corazón, y me siento miserable; espero a Aquél que comparta mis sufrimientos, pero no puedo llegar a Él, y me encuentro desconsolada al no poderlo encontrar”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Solamente el arrepentimiento sincero permite al pecador librarse de sus culpas, y es mediante el Consolador, o la Energía Primordial cuya roja potencialidad es nuestro particular Thunupa, que podemos descender confiados al caos para obtener la purificación.

“21. Me dieron hiel por comida y vinagre para beber”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Mientras que la Transmutación Alquímica produce el delicioso Maná que nos nutre cual néctar en la secreta Obra, y en la intimidad gozamos el Edén de la Tierra Filosofal que cual seno místico mana Leche y Miel saciando ambas nuestra sed anímica, la fornicación y el adulterio con su hipnótica lujuria, amargan y avinagran la existencia, acarreando toda clase de dramas y tragedias.

“22. En retribución, deja que sus mesas se tornen en trampa y tropiezo”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Toda la trama que nos teje el ego para que caigamos en sus tenebrosas redes, puede invertirse para destruirlo y transformarlo, si acaso operamos conscientes y alertas, auxiliados con la percepción de los sentidos despiertos, y en el momento preciso saber actuar con la muerte dinámica del ego, o en marcha, logrando la eliminación instantánea de sus ramificaciones, pues de ese modo son sorprendidos, cayendo en su propia trampa.

“23. Puedas Tú doblegarlos todo el tiempo, oscureciendo sus ojos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Si bien con la eliminación instantánea se ha enflaquecido al ego, a tal punto que enceguecido se deja atrapar, aún permanece incólume arrinconado en los trasfondos infra psíquicos.

“24. Imparte Tu Justicia sobre ellos, y que Tu rigor les alcance”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es nuestro Kaom o Fiscal íntimo quien lanza al ego las recriminaciones acusatorias por los desmanes y destrozos que a nuestra naturaleza ha causado, y de ese modo es como el rigor de nuestra Ley particular puede sentenciarlo a muerte con el inexcusable veredicto de la Consciencia.

“25. Deja que sus campamentos sean desolados, sin que haya moradores en sus aposentos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Gracias al rastreo inquisitorio que realiza la Consciencia por todos los recovecos del infra mundo particular para comprender la magnitud del daño que el ego nos ha causado, es como se habilita la intervención de la Madre íntima, quien con el poder de su Gracia porta la Lanza de Eros (Thunupa, el Kristo Rojo, el Dragón Amarillo) limpiando los establos o infiernos del Iniciado de cuanta inmundicia animalizada había establecido allí su guarida.

“26. Porque ellos persiguieron a quien Tú habías escogido, aumenta dolor a sus
heridas”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La multiplicación egoica proveniente del tenebroso dragón rojo de la pasión que es Samas en vinculación asociada con el archi poderoso dragón negro de la fornicación que es Yavé, persigue con inusitada persistencia al valiente Laborante que ha osado desafiar los poderes de este mundo, sustrayéndose a su hipnótico influjo, al haber aceptado seguir la sabia Voluntad del Padre. En consecuencia, el Adepto con sus avances iniciáticos, inferirá dolores mortales a estos terribles demonios, que paulatinamente irán perdiendo terreno en la Psiquis recuperada del Arhat triunfante.

“27. Porque ellos añadieron maldad a sus iniquidades, no los dejes gozar de Tus bondades”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La estrategia que utiliza el ego para multiplicar sus maldades, hecha mano de todos los más asqueantes recursos a fin de tener totalmente doblegado al humano, por lo que su inmediata eliminación no sólo es lícita si no inexcusable si es que de verdad se busca trascender la materialidad reinante.

“28. Que no figuren en el Libro de la Vida, para no ser inscritos en medio de los justos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Todo Iniciado trascendido ha levantado su Columna Vertebral merced a una infinidad de purificaciones que le han dado derecho a registrarse en el Árbol de la Vida, región exclusiva de los Justos, y a la cual no puede acceder ningún ego por muy sutilizado que se encuentre.

“29. Me encuentro afligida, y el corazón tengo dolorido, esperando Tu salvación, mi Dios, que me sanará”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Alma Humana se halla afligida, esperando ansiosamente la Salvación que obtiene el Corazón sano, merced a practicar la Doctrina del Kristo, que es Esencia de Amor puro.

“30. En odas exaltaré Tu Signo, ¡Señor!, alabándote en canto de gracias”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Todo Hijo agradecido debe incesantemente cantar loas al Creador, por haberle permitido volver al Reino de su Gloria.

“31. Esto complacerá a Dios más que un tierno becerro ofrecido en sacrificio”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Un canto de alabanza al Creador en reconocimiento a su magnanimidad misericordiosa, vale más que cualquier otro sacrificio que pudiera ofrecerse en su Sagrado Signo.

“32. Y así los infelices hallarán contento, pues quien busca a Dios, reanima su Alma”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Los más grandes infelices podrán hallar consuelo a sus aflicciones si acaso dirigen los pasos al reencuentro del Ser, quien reanimará completamente a su Alma Humana.

“33. Porque Dios escucha a los sufridos, y no menosprecia a sus prisioneros”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La Misericordia Divina es portentosa atendiendo a los sufridos, que mantenidos en su “yugo” amantísimo, buscan la liberación de sus penas.


“34. Alaben al Señor Cielos y tierras, el mar, y todo lo que ellos contienen”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La alabanza al Creador proviene de todos los Reinos y especies, pues no existe nada por todos los infinitos Universos, y aún en el Protocosmos, que no sea inherente a su Gran Obra.

“35. Porque Dios guardará a Sión, y el Pueblo de Israel la habitará, enseñoreado de su Divina Herencia”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Señor Jehová que es la parte Divinal femenina del Tercer Logos es - al igual que Samael quien constituye su par masculino - magnífico escudo protector de la Región Sacra, de donde surgen los Hijos de Luz al Realizarse íntimamente, gozando todos los poderes y magnificencias del Tesoro de Luz.

“36. La semilla de Sus siervos la poseerá, y aquéllos que aman Su Signo allí perdurarán”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La Simiente preciosa y escogida sublimada por la transmutación alquímica en Potencia Luminosa, se enseñorea de la Divina Herencia en Sión, el paradisíaco Edén del original Amor y de las primeras Obras, la perfecta felicidad en Castidad absoluta de conformidad al Pacto Eterno, que permite a los Iniciados grabar sus Sagrados Signos en el Árbol de la Vida.




V.M.K., A.Z.F. EL TAWA MANU

No hay comentarios:

Publicar un comentario