martes, 28 de marzo de 2017

PISTIS SOPHIA CAPÍTULO 39 JEÚ MIKAEL RELATA EL CUARTO ARREPENTIMIENTO DE SOFÍA


39.1 El Cuarto Arrepentimiento de Pistis Sofía
Y Jeú continuó con el discurso diciendo a sus Discípulos: Pistis Sofía prosiguió esta vez con el cuarto arrepentimiento, recitándolo antes de ser oprimida por segunda vez, y así el poder con rostro de león y todas sus emanaciones materiales inherentes, las cuales Obstinado había enviado al caos, no se llevasen por completo la Luz que había en ella.



Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Ahora Jeú el Kristo relata a sus Discípulos el cuarto arrepentimiento de Pistis Sofía, que discurre en clamor para evitar le quiten por completo su Luz, recurriendo precisamente antes de ser nuevamente oprimida - esta vez en el ámbito del infierno solar - por las poderosas emanaciones egoicas que como secuencia de la Ley Karmática, Obstinado ha lanzado al Alma Humana en pleno descenso al caos.



Pistis Sofía pronunció su arrepentimiento como sigue:
“1. ¡Oh, Luz!, en quien he confiado, escucha mi arrepentimiento y deja que mi voz alcance el lugar de Tu morada”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Cuando se tiene Fe en la Luz, el arrepentimiento clamoroso llega a las Alturas, de donde se obtiene el perdón misericordioso.

“2. No retires Tu imagen de Luz en mí, si no que atiéndeme si ellos me oprimen, y sálvame prestamente cuando te lo suplique”.
Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Hombre ha sido creado a imagen y semejanza divina, mas por el error de la caída dicho Poder se ha retirado de su naturaleza material; sin embargo, merced a las súplicas constantes como sinceras, el Laborante logra la reconciliación con Dios y su correspondiente re-ligare.
“3. Pues mi tiempo se desvanece como un suspiro y he llegado a ser materia”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Si no se aprovecha sabiamente el tiempo que se tiene a disposición, la materialidad envuelve y anula todo intento espiritual, cuando éste llega fuera de sus límites.

“4. Se han llevado la Luz de mí, y mi Poder se ha secado. He olvidado mi propio Misterio, el cual con anterioridad hube realizado”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La pluralidad egoica absorbe y anula el Poder de la Luz en el individuo, sobre todo cuando su fuente de alimentación(Las Aguas Genesíacas) se ha agotado. De este modo, muchos Seres Luminosos que antes fueron Estrellas del Firmamento han olvidado los Misterios de sus singulares Signaturas.

“5. A causa del pavoroso bramido y el poder de Obstinado, mi poder se desvanece”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Por muy alto que se hubiese llegado en los Misterios íntimos, si de nuevo se deja seducir el Operante por las embravecidas aguas y el poder lujurioso de la fornicación, todo Poder se irá desvaneciendo paulatinamente.

“6. He llegado a ser como un demonio aparte, quien ha morado en la materia y en quien la Luz ya no está. Y he llegado a ser como un espíritu falso, que se halla en cuerpo material, pero el Poder-Luz no está en él”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Después de haber sido Hijo de la Luz como Arhat, y a consecuencia de la fatal fornicación, el ángel deviene en abominable demonio, situación engañosa que a no pocos confunde con sus hábiles artilugios, y sin embargo, ese engendro se halla divorciado de la auténtica Luz.

“7. Y he llegado a ser como un pájaro solitario, cual pelícano en el desierto”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: De este modo, el que antes fuera exitoso Operante en los Misterios de la Luz, ahora yace en el desierto de su soledad y abandono. De idéntica forma, el Iniciado que desciende al caos, experimenta estas angustiosas situaciones, con la diferencia de que su aislamiento es circunstancial y probatorio.

“8. Las emanaciones de Obstinado enfurecidas se han conjurado contra mí, causándome dolor. Y hasta mi par ha dicho de mí: En lugar de ser cual la Luz que en ella estaba, ellos la han convertido en caos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El fracasado laborante, sufre el embate incontenible de Yavé quien emana de sí enfurecidas vibraciones de lujuria que causan dolor al alma, a tal punto que el Iniciador íntimo (Thunupa) debe reconocer que su materia corporal, en lugar de convertirse en Luz, ha caído en la más terrible oscuridad.

“9. He devorado el dulzor de mi propia materia, y sólo es visible mi angustia por las lágrimas que emiten mis ojos, y así quienes me oprimen, no pueden tomar el resto”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El capital cósmico que con muchos sacrificios se ha adquirido a través de los tiempos y durante múltiples existencias como resultado del proceso transmutativo de la Energía, se torna susceptible de un consumo voraz y acelerado por parte de los egos, agigantados en su accionar como producto de los desaciertos que en determinado momento o en forma continuada realice la materia corporal; con el fin de evitar la pérdida total de ese Bien Celestial que es la Energía Luz del Alma Humana, los Tribunales de la Justicia Divina, intervienen a ruegos del Real Ser del Bodhisatwa en decadencia, resguardando lo que aún permanezca del Tesoro íntimo, hasta que -allende el tiempo- nuevamente se reinicie la Obra, pudiendo el Laborante contar de inmediato con sus atributos correspondientes.

“10. Todo esto me ha sucedido, ¡Oh Luz!, por Tu Mandato, y es por Tu Voluntad que me encuentro aquí”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El descenso del Operante al caos primordial ocurre por Mandato de la Luz, con la finalidad de que el Iniciado pueda quemar toda su escoria infra psíquica.

“11. Tu Mandato me ha traído abajo y he descendido como un poder del caos, mientras que mi Poder está entumecido en mí”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Por imperio del Real Ser, el Laborante desciende al caos, y en dichas circunstancias, todo poder le es negado, salvo el auxilio de la Madre Divina o el Prometeo íntimo, quienes deben purificar el Alma Humana, batallando sin cesar hasta que los infiernos particulares del Arhat se hallen totalmente exentos de engendros egoicos.

“12. Pero Tú, ¡Oh Señor!, eres Luz eterna, y por siempre visitas a quienes están oprimidos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La Misericordia del Ser es tan grande auxiliando al Hijo bien amado, que permanece constantemente apoyándole para que el Operante ejecute positivamente su labor.

“13. Ahora por tanto, ¡Oh Luz! levántate y busca mi Poder y el Alma en mí. Tu Mandato se ha realizado, aquél que Tú decretaste para el cumplimiento de mis aflicciones. El tiempo ha llegado para que busques mi Poder y mi Alma, siendo éste el momento en que Tú determinaste buscarme”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Como resultado de la obra que satisfactoriamente cumple el Arhat, pasando por todas las aflicciones probatorias que son inherentes a los supremos designios del Mandato Celestial, el Alma Humana plenamente iluminada se levanta uniéndose a su Luz Divina.

“14. Porque Tus Salvadores han visto el Poder que está en mi Alma, y como el número se ha completado, el tiempo ha sido cumplido para que también mi materia pueda ser salva”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Toda vez que el interior del Iniciado ha sido iluminado mediante el Poder Salvador en todas las Constelaciones de su particular Zodíaco, se ha llegado al glorioso momento cuando la materia corporal exaltada adquiere los maravillosos Poderes del Alma vinculada ésta a los entornos majestuosos del Cielo Solar.

“15. Y entonces, en ese momento, todos los regidores de los eones materiales que se encuentran por debajo del Décimo tercer Æón, entrarán en temor por el Misterio de Tu Luz, y así los otros puedan alcanzar la purificación de su Luz”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Cuando ocurre este trascendental momento, los regidores de los eones materiales que no han experimentado el tránsito exitoso por las Regiones Místicas de la eliminación egoica, sienten inmenso pavor por la intensidad de la Luz que emite el Ser, pero a la vez, gracias a dicho temor, se estimulan alentando la purificación de su propia Luz.

“16. Porque el Señor restituirá el Poder a las Almas, revelando sus Misterios”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Alma Humana que se haya levantado hasta alcanzar la Boda Mística, uniéndose a su par Divina, recibirá del correspondiente Ser íntimo, la revelación de su Sagrado Nombre, afirmándose el Bodhisatwa como auténtico Hijo del Sol.

“17. De ese modo, recogiendo sus ruegos, recompensará el arrepentimiento de quienes, desvalidos, están en las regiones de abajo”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Ser misericordioso atenderá toda súplica de perdón proveniente del caos, producto del arrepentimiento sincero que emanen las almas acongojadas, mismas que debido a sus veleidades en la materia, fueron desprovistas de Poder.

“18. Este es entonces el Misterio Arquetípico y base respecto a la raza que habrá de nacer, pues sus generaciones entonarán alabanzas a las Alturas”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Así pues, que no quepa duda, en el Arrepentimiento válido se encuentra el portentoso Misterio que otorga base y fundamento para irse erigiendo la nueva Raza Arquetípica, cuya generación luminosa ya nacerá consciente entonando su agradecida alabanza a las Alturas por haberle permitido gestarse en plena Era de Luz.

“19. Porque la Luz ha mirado hacia abajo desde las Alturas de su Luz. Y misericordiosa atenderá abajo sobre la materia total”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Y toda materia que emita su Arrepentimiento sincero en el caos, recibirá desde las Alturas de su Ser, el más completo como misericordioso perdón.

“20. Para escuchar los gemidos de aquéllos en cadenas, y así liberar el Poder de las Almas que se ha mantenido ligado”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Si por el error de la caída el alma humana está encadenada a dolorosos  igámenes de miseria y muerte, gracias al Arrepentimiento, será liberado el Poder Luminoso de Pistis Sofía.

“21. De tal forma que pueda disponer su Nombre en el Alma, restituyendo su Misterio y Poder”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: De este trascendental modo, el Alma Humana podrá re inscribir en la Columna Vertebral del Iniciado sus Divinos Nombres, restituyéndole en la propia materia los Misterios de su Poder.


A.Z.F., V.M.K. EL TAWA MANÚ, DAVID SERRATE PÉREZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario