viernes, 7 de abril de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 43.3 Felipe interpreta el Quinto Arrepentimiento según el Salmo 87 (Actual 88)


Y Felipe respondió y dijo a Jeú.
Señor Mío, escuchad que he de decir la solución de su arrepentimiento. Porque Tu Poder ha profetizado concerniente a ello con anterioridad a través de David en el Salmo 87, diciendo:

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es en el descenso al caos primordial que se debe batallar contra Tifón Bafometo (87=8+7=15=Pasión) obteniendo el poder de vencer, purificando la región infernal de Marte; lastimosamente en las actuales traducciones de las Sagradas Escrituras, este Salmo figura como el 88, y naturalmente no coincide su esencia con la magia a desarrollarse en esta Obra. (88=8+8=16= La torre fulminada, fracaso); mas es evidente que el Iniciado en caso de requerir su concurso, puede convertir el 16 en 7, que es triunfo total.

“1. Señor, Dios de mi Salvación, día y noche he clamado a TI”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Sólo obtiene respuesta de Salvación el Iniciado que día y noche no cesa en clamar a su Dios íntimo por el apoyo correspondiente.

“2. Deja que mi llanto llegue a TI: inclina Tu oído a mi súplica, ¡Oh Señor!”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Las lágrimas que brotan del Alma arrepentida son escuchadas por el Señor Misericordioso.

“3. Porque mi alma está llena de mal, mi vida se ha hundido en el mundo interior”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Cuando el Alma Humana ha perdido sus originales atributos de pureza, la materia física se sume en las profundidades del mal.

“4. Estoy contado entre aquéllos que han ido abajo al foso; y he llegado a ser como un hombre quien no tiene ayuda”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Un cuerpo desalmado, es un muerto viviente; puede respirar, comer y hacer muchas cosas mecánicas, pero ya es nada más eso: un simple cadáver. El Laborante en sus luchas en el infierno marciano, padece momentáneamente la supresión de auxilio por parte del Alma, pareciendo que fuera un fracasado.

“5. Los libres en medio de la muerte son como los muertos que son arrojados lejos y duermen en tumbas, quienes Tú nunca más recordaste, y son destruidos a través de Tus manos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Quienes utilizan la libertad volitiva como pretexto para incurrir en toda clase de impropiedades, son prácticamente moradores del indisimulado cementerio social, donde casi todo se halla yermo, a causa de haber descuidado la Obra que corresponde al Hombre para registrar sus Signos en el Árbol de la Vida, y a cuyo extrañamiento adviene la muerte segunda.

“6. Me han colocado en un foso inferior, en oscuridad y en sombra de muerte”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Aunque pueda resultar extraño, es bueno aclarar que el Alma Humana, cuando no es procesada en su cabal perfeccionamiento, está condenada a sucumbir inexorablemente.

“7. Tu enfado se ha posado sobre mí y todas las aflicciones han caído sobre mí”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ:El Real Ser, como buen Padre-Madre, castiga al hijo, buscando que reaccione favorablemente y así pueda dar sus correspondientes frutos. El Iniciado debe asumir en los actos cotidianos y domésticos, suprema paciencia e infinita mansedumbre, para poder salir airoso en las pruebas.

“8. Tú me has quitado todos mis reconocimientos; ellos me han hecho una abominación. Ellos me han abandonado, y no puedo continuar adelante”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Todas las glorias mundanas son exactamente vanidades superfluas que constituyen pesada carga y lastre perjudicial al Laborante que aspira ascender sus respectivos Escaños Iniciáticos; El Arhat para conseguir el propósito de proseguir avanzando, debe vencer en batalla abierta al enemigo oculto, el temible ego pluralizado, descubriéndolo en las reconditeces profundas de la infra-psiquis donde se ha replegado, temiendo el fragor ferviente de la Gran Obra.

“9. Mis ojos se han nublado en mi miseria; he llorado a TI, ¡Oh Señor!, y he alargado hacia TI mis brazos durante todo el día”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Las miserables consecuencias que devienen al alma en decadencia son realmente terribles, por ello y en atención a la infinita Misericordia del Ser, debemos suplicarle en oración constante que nos permita volver a su bendito seno.

“10. ¿No desempeñarás Tus maravillas sobre la muerte? ¿No se levantarán y se confesarán ante TI todos los doctores?”

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Poder de la Luz es total, y si el caso fuere menester, un Laborante digno de semejante proeza, puede operar el portento de vencer a la misma muerte; ante tal prodigio la sabiduría humana habrá de reconocer que sólo con la intervención de los Cielos al que acudirán presto, habrá de manifestarse con gloriosos hechos la Medicina Universal.

“11. Con seguridad ¿No proclamarán ellos Tu Signo desde las tumbas?”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Y es más, gracias al Amor de los Cielos por sus Hijos aún caídos, los levantará triunfantes desde sus mismas tumbas.

“12. ¿Y Tu rectitud en una tierra la cual Tú has olvidado?”

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Por no haberse laborado la Tierra Filosofal oportunamente, muchas materias fueron desechadas, mas también éstas tendrán nuevas oportunidades para levantarse entre los Hijos de la Luz.

“13. Pero he llorado a TI, ¡Oh Señor!, y mi súplica te alcanzará temprano en la mañana”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El llanto sentido hace brotar la Oración del Alma, y esta súplica contrita logra alcanzar el perdón del Señor de Compasión.

“14. No retires Tu rostro de mí”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Gracias a la Fe en la Luz, el Ser permanece al interior del Hombre que se hizo merecedor de su encarnación.

“15. Porque soy miserable, estoy en dolor desde mi crecimiento. Y cuando me he exaltado a mí mismo, me he humillado y me he levantado”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Alma Humana desde que empieza a recuperar sus Luces internas en virtud a un estado de exaltación superlativa, siente inmenso dolor por el grado de miseria al cual había descendido, y es sólo aceptando y viviendo en auténtica humildad (No se confunda con sometimiento impuesto) como puede reascender.

“16. Tu enojo ha venido sobre mí y Tus tormentos me han llevado a la amargura”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Los malos actos cometidos por la materia, son desaprobados por la parte fiscalizadora del Ser, que como Kaom íntimo, determina la sanción karmática correspondiente.

“17. Ellos me han rodeado como el agua: ellos me han atrapado durante todo el día”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Si Pistis Sofía queda aislada por el poder cristalizador de las turbias aguas, los egos tienen potestad de camuflarse en la naturaleza humana y manifestarse engañosamente cual si fueran la propia Psiquis.

“18. Mis seguidores Tú los has separado de mí y mis conocimientos de mi miseria”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Lo grandioso del resultado con la obra cumplida en el quinto infierno (Marte) cuyas batallas son decisorias y sin otra alternativa viable para ganar la guerra contra el poderoso Guardián del Umbral, cuya infra-psiquis ha desarrollado la humanidad a través de los tiempos, es que el Iniciado vencedor accede a la comprensión iluminada, pero en una medida tan realmente significativa, que en lugar de sufrir humanos sentimientos de pesadumbre, envidia, rivalidad u otros propios del ego, que pueden atacar a la mente inferior cuando los Discípulos maduran al adquirir su propia independencia, “el ritmo de su particularidad”, más bien siente la satisfacción por el deber cumplido cuando comprueba que el aprendiz avanzado hecha a volar triunfante por el Sendero, inspirado ya por sus propias Luces.
Otro de los magníficos logros resultante de la limpieza en los infra mundos marcianos, deviene en la capacidad de superar las vanidades materiales, al punto de reconocer que toda la Gloriosa Sabiduría encarnada en los cuerpos de la Sephira particular proviene y es exclusiva del Ser, y cuando el físico se aparta de su Naturaleza Divinal, se desnuda la miseria y nadidad del cascarón que dejó de contenerla; por eso aquí se hace clara la famosa cita atribuida erróneamente a Sócrates: “Lo único que sé, es que no sé nada”, situación ésta que en algún momento, de ser preciso, deberé aclarar.

Esta es entonces la solución del Misterio del quinto arrepentimiento que Sofía ha pronunciado cuando estuvo
oprimida en el caos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario