martes, 25 de abril de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 46.2 El Séptimo Arrepentimiento de Sofía


“1. ¡Oh, Luz!, he levantado mi Poder hacia TI, mi Luz”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Alma Humana que lleva el fuego encendido por amor a la Realización íntima, se levanta entusiasta para alcanzar las Celestiales Bodas con su Alma Divina.

“2. En TI he tenido fe. No me dejes ser menospreciada; no dejes que los regidores de los doce eones, quienes me odian se regocijen en mí”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Por difíciles que fueren las pruebas, el Laborante no debe desfallecer jamás, manteniéndose firme con Fe en la Suprema Luz.

“3. Porque todos quienes tienen fe en TI no habrán de ser puestos en pena. Dejad que aquellos quienes se han llevado mi Poder, permanezcan en la oscuridad; y permite que no logren de ellos ningún beneficio, sino que les sea quitado”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Todos los que se amparan en la Luz, con Fe inconmovible, no caerán en zozobra; mientras que quienes de Ella se aparten, por mucho que les envanezca un fatuo poder, permanecerán en oscuridad, siendo finalmente consumidos por las sombras de muerte.

“4. ¡Oh, Luz! muéstrame Tus caminos y IO seré salvada en ellos y muéstrame Tu senda por donde habré de ser salvada del caos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Iniciado que a la Luz acude en procura de socorro y salvación, encuentra en Ella el Sendero a seguir y el valor para trascender toda dificultad.

“5. Y guíame en Tu Luz, y déjame saber. ¡Oh, Luz! que Tú eres mi Salvador. En TI he de confiar todo mi tiempo”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Hay que entregarle a la Luz toda la Voluntad en la Obra Alquímica, dejándola ser guía que recibe el Iniciado mediante la maravillosa capacidad intuitiva, misma que orientará eficazmente el Sendero a recorrer.

“6. Acude a mi salvación, ¡Oh, Luz!, porque Tu misericordia ha perdurado por siempre”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Pueden ser muchas las transgresiones, e incluso reiterada la reincidencia en los errores, mas, la Misericordia Divina, acude presurosa para otorgar salvación a quienes se arrepienten sinceramente; claro que lo ideal sería encontrar Iniciados que transiten de una sola vez la Vía Directa ingresando seriamente al Óctuple Sendero (Ver mi libro con el mismo título) sin desviarse por nada del mundo, pero esto es casi humanamente imposible, por lo que los Cielos deben tener piedad en favor del género humano a fin de habilitarle su reincorporación a la Luz.

“7. Respecto a mi trasgresión, la cual he cometido desde el principio en mi ignorancia, no la pongas a mi cuenta. ¡Oh, Luz!, sino que más bien sálvame a través de Tu gran Misterio del perdón de los pecados a causa de Tu bondad, ¡Oh, Luz!”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Iniciado debe reconocer que como materia ha incurrido en muchos atropellos a la Ley, mas puede interponer en su beneficio, como válido atenuante, que ello ha sido consecuencia de su ignorancia largamente sostenida durante muchas existencias intrascendentes; asimismo, y a fin de cancelar antiguas deudas karmáticas que cual pesadas cargas se transportan incesantemente a través de los eones, puede y debe apelar al Anciano de Saturno íntimo mediante su séptimo Arrepentimiento, para obtener la tan ansiada Salvación que otorga la bondadosa Luz de las Alturas.

“8. Porque buena y sincera es Tu Luz. Por esta causa ella me concederá el camino, para ser salvada de mi trasgresión”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es la Luz íntima proveniente de las Alturas que guía los pasos del Laborante para triunfar en el tránsito escabroso del Filo de la Navaja, obteniendo así la Salvación.

“9. Y es a causa del temor de las emanaciones materiales de Obstinado que mis Poderes están disminuidos , mas, cumplirá Ella su Mandato y enseñoreará mis Poderes, los cuales están disminuidos a causa de su imperfecta Gnosis”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Iniciado merma sus Poderes por el temor que le producen las represalias de los egos, mismos que reaccionan feroces ante los trabajos del Laborante, y pueden llegar a mellar drásticamente el Laboratorio Alquímico cuando existe desequilibrio o imperfección en el “modus operandi”, mas, felizmente, la Luz íntima realiza su Misión ascendiendo triunfal por la Columna Vertebral del Operante hasta rescatar todo su Poder Luminoso.

“10. Porque todas las Gnosis de la Luz son símbolo de salvación y son Misterios para todos aquéllos que buscan las regiones de su Herencia y sus Misterios”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: No se debe negar salvaje y torpemente, enceguecidos por fanatismos dogmáticos, tal como ocurre hoy en día, que la Luz Salvadora tiene repartidos sus Misterios en muchas maravillosas Gnosis, y es natural que el intrépido Arhat que penetra sus simbólicos signos realizándolos paulatina e integralmente, recupera con derechos más que sobrados su legítima Herencia.

“11. Por el amor que tengo al Misterio de Tu nombre. ¡Oh, Luz! perdona mi trasgresión, porque es grande”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Amor puro del Iniciado puesto de manifiesto en la ejecución de la Gran Obra hace posible que la Luz brille plenamente en su interior, trascendiendo la gravedad, el peso y hasta el rigor de la Ley, transmutada ésta a efectos más benignos.

“12. Para cada uno de quienes han confiado en la Luz ella dará el Misterio que le ha revestido”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Todo Iniciado que labora confiado en la Divina Madre Interior, descubre y encarna el Signo particular de su Deidad Femenina, esto es, el Mahatma.

“13. Y su Alma habitará en las regiones de la Luz y su Poder heredará el Tesoro de la Luz”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Y es que a estas alturas del progreso iniciático, Pistis Sofía logra el prodigio de las Bodas Místicas con su Alma Divina, misma que procede de las heredades del Luminoso Pleroma.

“14. La Luz dio poder a aquellos que tienen fe en ella; y el Nombre de su Misterio perteneció a aquéllos quienes confían en ella. Y ella les mostrará la región de la Herencia, la cual está en el Tesoro de la Luz”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Todo Laborante que tiene Fe en la Luz, obtiene su Poder, y con él adviene el Sagrado Signo con la solución de sus Misterios que pertenecen a las heredades inherentes al Pleroma.

“15. Pero IO siempre he tenido fe en la Luz, porque ella salvará mis pies de los cimientos de la oscuridad”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Si se confía plenamente en la Luz íntima, el Arhat podrá librarse totalmente, Maithuna de por medio, de las inmundicias karmáticas registradas en las plantas de los pies y que acosan al no Iniciado acarreándole infinidad de situaciones trágicas, a medida que va dañando en los hombres la naturalidad del funcionamiento prostático y en las mujeres el desarrollo hormonal de las sustancias estrógenas.

“16. Acude a mí, ¡Oh, Luz!, y sálvame; porque ellos me han quitado mi Nombre en el caos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Hay que suplicar con énfasis a la Luz que brinde piadosamente la ansiada salvación pues, a consecuencia de los egos actuando vorazmente en el interior del hombre, éste ha perdido su identidad en el marasmo turbulento de sus fornicaciones, adulterios y aberraciones sexuales.

“17. A causa de todas las emanaciones; mis aflicciones y mi opresión han llegado a ser en exceso numerosas. Sálvame de mi trasgresión y de esta oscuridad”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Cuanto más se haya sumergido el hombre en los vicios de la carne, los egos multiplicados por millares y ramificados en un variado abanico de espantosa lujuria, oprimirán al desdichado en forma alarmante.

“18. Y mira sobre el dolor de mi opresión y perdona mi trasgresión”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Con el verdadero estado de contrición, se logra de la Madre Bendita el valioso concurso para transformar las tinieblas en Luz.

“19. Acude a los regidores de los doce eones quienes me han odiado celosamente”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: En el largo peregrinar que realiza Pistis Sofía por el Zodíaco Sideral, a fin de purificar el discipulado interno, debe vencer los odios y celos de quienes se quedan atascados sin poder culminar la Obra.

“20. Vigila mi Poder y sálvame, y no permitas que permanezca en esta oscuridad, porque he tenido fe en TI”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Si el adepto sabe inteligentemente vivir en la armonía equilibrante del Tao, sale triunfante y confiado de coronar su Iniciación con la Gran Luz.

“21. Y ellos han hecho de mí una gran imbécil por haber tenido fe en TI ¡Oh, Luz!”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Alma Humana debe sufrir el escarnio de cuantos le rodean, pues no advierten la real riqueza existente en la Luz que aspira el Iniciado.

“22. Ahora por lo tanto ¡Oh, Luz!, salva mis Poderes de las emanaciones de Obstinado, por quien estoy oprimida”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Iniciado debe suplicar a la Luz lo libre de las interferencias egoicas que emite Obstinado en el empeño de opresión a su Alma Humana.

Ahora por lo tanto, quien sea cuerdo, dejad que sea cuerdo.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Laborante que toma bien en serio su obra iniciática, adquiere para los Cielos la auténtica madurez, mas para el mundo utilitarista esta sensatez es tomada como un perjudicial desvarío, no obstante las claras muestras de un sustancial como positivo cambio de conducta, de amplio beneficio para quienes puedan captar los resultados sobrevinientes.


A.Z.F., V.M.K. EL TAWA MANU 

No hay comentarios:

Publicar un comentario