viernes, 28 de abril de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 46.3 Tomás interpretó el Séptimo Arrepentimiento del Salmo 24 (Actual 25)


Cuando Jeú dijo esto a sus Discípulos, Tomás se adelantó y dijo: Mi Señor, IO estoy cuerdo, plenamente cuerdo, y el Espíritu en mi está listo, y me regocijo inmensamente de que Tú nos hayas revelado estas palabras a Nos. Pero en verdad IO he nacido con mis hermanos solamente ahora, así que no debo enfadarme con ellos. No solo he nacido con cada uno de aquéllos quienes han de venir ante TI a descifrar la solución del arrepentimiento de Sofía. Ahora, por lo tanto Señor, concerniente a la solución del séptimo arrepentimiento de Sofía, Tu Poder-Luz ha profetizado a través del profeta David en el Salmo Veinticuatro, esto:

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Tomás con el Espíritu predispuesto por inspirada iluminación, e insuflado de gran gozo por las Palabras del Adorable, aclara que es recién en esta encarnación que se encuentra entre los Discípulos del Kristo, no debiendo hacer cuestión entre sus Hermanos de la diferencia existente con él, por ser elemento práctico, que primero duda, luego investiga intensamente, para llegar por último a conocer por propia experiencia con su Kristo íntimo, incentivando la Obra de cada uno de los Apóstoles, y así surjan los más destacados para llegar al Adorable con el propio Arrepentimiento, limpiando los tenebrosos infiernos saturninos; esta situación es posible gracias a la firme decisión de actuar, por encima de cualquier teoría, pues esa es la clave del Salmo 24.




“1. ¡Oh Señor, a TI he levantado mi alma, Dios mío”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Iniciado anhela con toda el Alma levantarse plenamente para integrarse con el Ser.

“2. Me he abandonado a TI; no me dejes sentir pena y no dejes que mis enemigos se mofen de mí”.
Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Cuando el Laborante se entrega consciente a la Obra, no debe temer ni dar valor alguno a cuantas burlas se desaten contra él.

“3. Porque todos aquéllos que esperan en TI no sufrirán pena; que aquéllos que cometen iniquidad sean puestos en pena”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Mientras que el Iniciado eliminando voluntariamente sus defectos tiene valor para superar todas las consiguientes pruebas, quienes se complacen en el error y la maldad, deberán pagar con infinito dolor todo su karma, inexorablemente.



“4. ¡Oh Señor, muéstrame Tus vías y enséñame Tus caminos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Arhat que confía en la Luz, encuentra el Sendero, por intrincado que a simple vista parezca.

“5. Guíame en el camino de Tu Verdad y enséñame, porque Tú eres mi Dios y mi Salvador; en TI esperaré todo el día”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La Suprema Gnosis es la Ciencia del Padre, El Tesoro de la Luz, la Herencia del Pleroma, y en ella se encuentra el Poder de los Poderes; en consecuencia, el Arhat debe suplicar a la Bendita Madre que es la particular Alma Divina, que le guíe constantemente hasta alcanzar la plena encarnación de la Verdad y así obtener la Salvación.

“6. Trae al recuerdo Tus misericordias y los favores de Tu Gracia, porque ellos pertenecen a Tu eternidad”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Más allá de los yerros cometidos, el Arrepentimiento debe estar colmado de súplicas a la Luz, para que mediante su Gracia, se logre el misericordioso como eterno perdón.

“7. No recuerdes los pecados de mi juventud y aquéllos de mi ignorancia.
Acuérdate de mí, recuerda Tu misericordia, a causa de Tu bondad, ¡Oh Señor”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Merced a los bríos de una juventud fogosa, se cometen una serie de faltas, las mismas que también son el resultado de ignorar los Celestiales Preceptos; cuando ya se adquiere Consciencia de los daños cometidos contra sí y los demás, hay que suplicar la bondadosa misericordia del Altísimo para trascender simbólicamente o de modo atenuado el correspondiente como ineludible karma.

“8. El Señor posee Gracia y es sincero, por lo tanto instruirá a los pecadores en el camino”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La Gracia Sublime del Señor Jehová y la consistencia férrea del Señor Samael, conducen ciertamente al pecador arrepentido por los Senderos de Luz.

“9. Él guiará a aquél de corazón tierno en el juicio y enseñará a aquél de corazón tierno en sus caminos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Consolador que es Thunupa Hildabaöth, proviniendo como fuerza ejecutora de la Obra del Tercer Logos al interior del Hombre, y en virtud a los merecimientos del Arhat, le otorgará la astucia y la sensatez requeridos para transitar el “Filo de la Navaja”.

“10. Todos los caminos del Señor son Gracia y Verdad para aquéllos que buscan su rectitud y sus testimonios”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Por mucho que los sentidos humanos no disciernan a cabalidad los Divinos Designios, el Iniciado persistente en la Gran Obra, hallará complacencia al testimoniar con sus hechos luminosos la Verdadera Gracia de Dios.

“11. Por amor a Tu Signo, ¡Oh Señor!, perdóname mi pecado, que es inmensamente grande”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Reconociendo la gravedad de las culpas cometidas, el Iniciado debe suplicar al Poder contenido en el Signo íntimo, el perdón de todos sus pecados.

“12. ¿Quién es el hombre que teme al Señor? Para él establecerá leyes en forma especialmente escogidas”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es indudable que quien teme al Señor, es porque le ama, y es gracias a esa maravillosa Virtud del Amor que el Laborante halla total Gracia ante el Ser, quien dispone en favor del Hijo obediente, leyes suaves que permitan dulcificar las pruebas, mismas que de otro modo serían tormentosas.

“13. Su Alma permanecerá en buenas cosas y su semilla heredará la tierra”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Alma Humana levantada hacia Dios íntimo, permanece en sus Preceptos Divinos, y en consecuencia, la Simiente escogida y transmutada en Luz, poseerá la Tierra Filosofal en todas las dimensiones y más allá de los eones.

“14. El Señor es la fuerza de aquéllos que le temen; y el Signo del Señor perteneció a aquéllos que le han temido; para dar a conocer a ellos su convenio”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Quienes aprecian el valor de la Energía Primordial, obtienen la fuerza en el poder de su contención y sublimación, por lo que es fácil colegir el temor que provoca cualquier posibilidad de pérdida, y es en el cuidado supremo para que esta desgracia no ocurra, como se rescata e integra el Ser en la materia corporal del Iniciado, cumpliéndose así el eterno Pacto de reunificación con el Celestial origen.

“15. Mis ojos siempre están levantados hacia el Señor, porque Él guiará mis pies fuera de la trampa”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Laborante que no se deja seducir o deslumbrar por las vanidades del mundo, se dirige raudamente al encuentro con su Naturaleza Divina, y de este modo se libra de tormentosas situaciones karmáticas, que cual fuerte imán atraen a los dormidos profanos, provocándoles dolorosos padecimientos.

“16. Dirige Tu mirada hacia mí y dame Tu gracia, pues soy hijo tuyo, y sin TI soy infeliz”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Arhat que transita el Sendero con seguridad y sin desmayos, adquiere la potestad de recibir la Gracia de Kristo en su propio seno, con lo que se llena un vacío imposible de reemplazar de otro modo, y a cuya ausencia se debe el lamentable estado de infelicidad o zozobra metafísica.

“17. Las aflicciones de mi corazón han aumentado: libérame de mis necesidades”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Cuando las exigencias materiales exceden en demasía a lo estrictamente indispensable y útil para desarrollar una vida feliz, las angustias sobrevinientes son aflictivas y hasta dolorosas; por eso el Laborante consciente debe ser mesurado en la obtención y mantenimiento de bienes y pertenencias, evitando ingresar en el mundo de la competitividad y la vana ostentación.

“18. Mira sobre mi base y sobre mi aflicción y perdóname todos mis pecados”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Para el Ser vale mucho toda la Obra laboriosa que ejecuta el Hijo diligente por llegar a levantarse, siendo así posible atenuar sus aflicciones karmáticas.

“19. Mira sobre mis enemigos, cómo han aumentado y cómo me odian sin causa justa”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La Luz sabe que su materia debe pasar triunfante por medio del cedazo que le extienden los arcontes de la Ley, y para lograr este titánico objetivo, el Operante debe vencer al enemigo oculto que en su interior carga y que presume la condición de Súper Yo, siendo nada más que la antítesis del Ser.

“20. Preserva mi Alma, y sálvame; no me dejes; no me dejes estar en pena, porque IO he esperado por TI.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Laborante que confía y espera el advenimiento de su Alma Divina, inmortaliza su propia Alma Humana.

“21. Lo simple y lo sincero se han unido a mí, porque he esperado en TI, ¡Oh Señor!”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: La Obra Iniciática debe ser íntegra, cabal, rectilínea, impecable, sincera, vigorosa; vencedora de toda prueba, con el anhelo y la Fe firme por alcanzar la Luz Divina.

“22. ¡Oh, Señor Dios!, libera a Israel de todas sus aflicciones”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Mientras la materia humana se mantenga en el cuadrilátero informe de su vacuidad, esto es, la piedra bruta sin cincelar, la Trilogía Inmortal que le es inherente, sufrirá por esta imperfección que le inhabilita encarnar en el mundo tridimensional, siendo éste el espacio ideal para que el Ser exteriorice sus magníficas Luces y cumpla su Misión Cósmica, antes de integrarse totalmente con el Absoluto.

46.4 Jeú encomendó a Tomás
Y cuando Jeú hubo escuchado estas palabras de Tomás le dijo: Bien dicho, Tomás, y muy finamente.
Esta es la solución del séptimo arrepentimiento de Sofía. Amén, Amén, IO te digo: todas las generaciones del mundo te bendecirán sobre la tierra puesto que te he revelado esto y tú has recibido mi Espíritu y has llegado a ser entendedor y espiritual comprendiendo lo que he dicho.
Y desde ahora en adelante te llenaré con toda la Luz y todo el Poder del Espíritu, de tal forma que tú puedas entender desde ahora todo lo que sea dicho y lo que habrás de ver. Dentro de poco te hablaré concerniente a las Alturas, de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: De este modo queda aclarado en forma total que es mediante la duda y la investigación práctica como se llega a vencer el infierno de Saturno que corresponde a las Obras del Séptimo Arrepentimiento y que debe realizar el Alma Humana ya en vísperas de transitar los Misterios Mayores.
Dicho ha sido con autoridad por Jeú Mikael que Tomás, por su ímpetu observador y práctico, simboliza al gemelo (Thunupa) y como resultado de su obra escudriñadora, tiene la bendición de recibir al Kristo íntimo (Inti Wirakocha).
Desde esta condición iluminada el Tomás íntimo de todo Iniciado que alcanza el Cielo Saturnino se integra con toda la Luz y el Poder de su Ser, encarnando la más excelsa Sabiduría, capaz de descifrar todo cuanto oiga y vea.
Enseguida, en ocasión de realizar los Misterios Supremos, recibirá la potestad de entender la composición misma de las Alturas, descendiendo la Luz a las tinieblas, para luego elevarse hasta el Absoluto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario