martes, 16 de mayo de 2017

PISTIS SOPHIA CAPÍTULO 58 SALOMÉ INTERPRETÓ EL CANTO DE SOFÍA DE LAS ODAS DE SALOMÓN


58.3 SALOMÉ INTERPRETÓ EL CANTO DE SOFÍA DE LAS ODAS DE SALOMÓN
“1. Te daré gracias a TI, ¡Oh Señor!, porque Tú eres mi Dios”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: ¡Cómo no dar gracias infinitas al Ser, que es la Causa Logoica de nuestra Vida y la Razón Suprema de la Existencia, el propio Dios íntimo, el Misericordioso Salvador! El Laborante sabio debe hacerle llegar a Él su permanente adoración y sincero agradecimiento mediante Salmos y Odas de Alabanza.


“2. No me abandones, ¡Oh Señor!, porque Tú eres mi esperanza”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es en la ignorancia del hombre que éste se aparta del Creador, mas, a pesar de las caídas, si aquél mantiene su Fe irreducible en el Poder-Luz de su Divinidad, vuelve nuevamente, y en forma triunfal, al amante seno del Creador.

“3. Tú me has dado Tu vindicación por nada, y IO soy salvo a través de TI”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es tan sólo la Voluntad del Hombre con lo que aporta el Iniciado para reivindicarse en la Heredad Celestial, pues es a partir de esa maravillosa Virtud que la piedad del Absoluto Inefable permite el desdoblamiento del Kristo Cósmico para ser incorporado en la sublimada naturaleza humana.


“4. Permite que aquéllos que me persiguen, caigan, y no dejes que ellos me vean”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Gracias a mantenerse el Iniciado en completo estado de vigilia, cuando el ego ataca pretendiendo hacerse de la Luz del Arhat, éste más bien aprovecha atinadamente ese preciso momento para actuar con la muerte dinámica, recuperando exitosamente la Energía que le había sido plagiada.

“5. Que una nube de humo cubra sus ojos y una neblina de aire los oscurezca, y permite que no vean el día, así que ellos no me puedan atrapar”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El Laborante que se mantiene en frecuente Oración, acrecentada Fe y amante adoración al Ser íntimo, acorazado en el Poder-Luz de su Gracia radiante, enceguece y anula las capacidades siniestras del enemigo oculto.

“6. Que su resolución sea impotente, y que lo que ellos han urdido, caiga sobre ellos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Es cierto que el ego bien alimentado a través de los eones por el poder tenebroso de la descalificada energía fornicaria, posee muchos recursos y acude a innumerables ardides para procurar la perturbación iniciática de los aspirantes irresolutos e inexpertos, pero inversamente, el prudente Alquimista escudado en el Poder Jehovístico y Samaelino, revierte favorablemente la situación, añadiendo a todos los componentes de su integridad cósmica, un más luminoso virtuosismo patentizado en su cotidiano accionar.

“7. Ellos han trazado una resolución, y no les ha surtido efecto a ellos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: El objetivo del ego y sus numerosas legiones es plagiar toda la Luz radicada en el humano; pero cuando éste adquiere la hermenéutica iniciática y la culmina exitosamente, fallan todas las impúdicas pretensiones de Obstinado.

“8. Y ellos están vencidos, aunque sean poderosos, y lo que débilmente han preparado, ha caído sobre ellos”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: De todos modos el ego está condenado a su fin, sea porque el individuo aventajado o Iniciado Laborante lo elimina de una vez “aquí y ahora” voluntariamente de su naturaleza, o porque, acabado el ciclo existencial de la materia, fracasada el alma humana en su posibilidad de Ser, es lanzada a los mundos infiernos, donde las temibles legiones egoicas que la aprisionaron en vida, son definitivamente incineradas mediante la Muerte Segunda.

“9. Mi esperanza está en el Señor, y IO no tendré temor, porque Tú eres mi Dios, mi Salvador”.

Develación por V.M.K. EL TAWA MANÚ: Quien no tiene esperanzas, ¿Será dable que aguarde algo?; quien es cobarde y no enfrenta sus defectos acabándolos definitiva y completamente, ¿Podrá tener la valentía siquiera de aproximarse a la deslumbrante Energía del Ser?

Concuerdo y admito por la triste realidad innegable que los hechos concretos desnudan, que estas debilidades o falta de Virtudes sean característica de las gentes profanas, mas, lo que me resulta insólito e inadmisible es que alguien que se auto proclame dizque “iniciado” pierda la esperanza de encarnar al Ser, y hasta dude de que otros meritoriamente lo puedan lograr, acrecentando así su escepticismo y sintiendo inmensa pavura a la sola idea de llegar algún día a contenerlo, por ausencia de una acrisolada ética sostenida y progresiva.


Los indignos, por lo general, tácita o expresamente, acaban decepcionados por falta de resultados en la búsqueda interior, reconociendo a regañadientes su ausencia de merecimientos, u otras tantas veces, atrapados por la potencia hipnótica del materialismo existencial en el cual se aferran, no atinan a salirse de la dedicación casi exclusiva que les empuja a un cómodo materialismo egoísta y desproporcionado, entreviendo que el auténtico Resurrecto en algún momento, deberá apartarse hasta de la familia para cumplir su Sagrada Misión. 

¿Olvidan los pusilánimes las valientes y enérgicas actitudes de Jesús El Cristo ante estas situaciones? ¿Acaso ignoran los puritanos que el Niño Dios puede nacer por obra y Gracia del Inefable entre los animales de la naturaleza humana, convertida en un verdadero pesebre egoico? ¿Desconocen acaso que el Kristo Íntimo debe crecer diariamente en Virtudes y Sabiduría? ¿En qué quedan las Gloriosas Enseñanzas de los Grandes Maestros si no se halla Tierra Filosofal fértil para que en ella germine la Luz de los Cielos?


Pero es claro reconocer que esta humanidad, mayormente desalmada, a sabiendas de su estado de podredumbre infra psíquica, olvida la dádiva de Dios, que envía en Misión Misericordiosa al Hijo Bienamado a entregar su Doctrina, no entre los fatuos que se hallan orondos y satisfechos, considerándose a sí mismos como justos e impecables, si no a quienes, arrepentidos, ojo: digo ARREPENTIDOS de verdad, quieran sacudirse de sus pesadas cargas egoicas, que son inequívocas causas de miseria, dolor, enfermedad, infelicidad y muerte.

Sucedió entonces que cuando Salomé terminó de decir estas palabras, Jeú le dijo a ella: Bien dicho, Salomé, y finaLmente. Esta es la solución de las palabras que Sofía ha enunciado.

V.M.K., A.Z.F. EL TAWA MANU

No hay comentarios:

Publicar un comentario