viernes, 26 de mayo de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 60 EL MANDATO DEL PRIMER MISTERIO SE CUMPLE

EL MANDATO DEL PRIMER MISTERIO SE CUMPLE
CAPÍTULO 60 DE PISTIS SOFÍA REVELADA POR A.Z.F. EL TAWA MANÚ

            60.1 El Mandato del Primer Misterio se cumple por tornar a  Sofía enteramente del caos
            Y Jeú continuó de nuevo en el discurso y dijo a sus Discípulos: Sucedió que cuando Sofía hubo enunciado el Décimo tercer Arrepentimiento,  en aquel momento se cumplió el Mandato de todas  las tribulaciones que fueron decretadas para Pistis Sofía en cumplimiento del Primer Misterio, el cual era desde el principio, y el tiempo había llegado para salvarla a ella del caos y para guiarla  fuera de toda la oscuridad. Porque su arrepentimiento le fue aceptado a través del Primer Misterio, y aquel Misterio me envió un gran Poder-Luz desde las Alturas, para que IO pudiera ayudar a Sofía, y llevarla arriba fuera del caos.


            Con la ejecución exitosa del Décimo tercer Arrepentimiento, se cumple el Mandato mediante el cual, toda Alma Humana cuya Chispa Divina le incite a su revolución íntima, debe soportar estoica y triunfalmente todas las tribulaciones que como previa prueba ha dispuesto el Primer Misterio, para que  Pistis Sofía merezca luego ser rescatada del caos inferior y consiguientemente, ser guiada fuera de sus dominios.



            El Padre Interno dispone en favor del Iniciado que éste alcance el máximo Poder-Luz de su Madre Bendita particular encarnando a su Alma Divina con las Bodas Alquímicas, y es merced a este trascendental hecho que Thunupa, de Kristo Rojo, se convierte en el auténtico y resplandeciente Dragón de Sabiduría o Kristo Íntimo del Laborante, mismo que tiene la potestad de salvar a Pistis Sofía, quitándola del tormentoso influjo del caos inferior para llevarla más allá de la Zona Infranqueable, esto es,  hacia la Altura de las Alturas.

            Por ello mismo, debemos acudir en esperanzador auxilio práctico, a los portentos teúrgicos con la Sagrada Runa 33: KRIM RA, que luego del proceso purificador que se obtiene pulsando las respectivas obras trascendentes con el Áloe y el Maguey, empleando en cada caso sus respectivas mantralizaciones y posturas antropomórficas, nos habilitará calificar con la nota DO de una nueva superior escala de íntima sinfonía, a la calidad de Chesed o Emperador del cuaternario ascendido, merced a la revolucionaria batalla librada triunfalmente por Thunupa en las regiones infernales, donde el valeroso y decidido Laborante, fiel a la Obra de Dios, simultáneamente regenera su propia naturaleza, mientras que va transformando en virtuosa Luz cada uno de sus defectos.

            60.2 El Primer Misterio y Jeú enviaron dos Poderes-Luz  para ayudar a        Sofía
            Entonces IO miré hacia las Alturas, a los Æones, y vi. a Aquél que el Primer Misterio me había enviado para que salvara a Sofía del caos. Sucedió después que, cuando IO lo vi, viniendo desde los Æones y apresurándose hacia abajo, esto es a mí, -IO estaba sobre el caos-,  que otro Poder-Luz se adelantó de mí para que también pudiera ayudar a Pistis Sofía. Y el Poder-Luz que había venido de las Alturas a través del Primer Misterio, bajó sobre el Poder-Luz que había salido de mí, y ellos se juntaron y llegaron a ser una gran corriente de Luz.
            Hasta aquí, sin mucho esfuerzo ni vanas divagaciones, el estudiante aplicado e investigador acucioso, debe haber comprendido ya la naturaleza cuádruple del Segundo Logos, esto es, el Kristo Cósmico, que en su parte inferior, densa o invertida y de color negro, a través de los eones proscrita, pero que al final de un Mahanvantara (Día Cósmico), cuando sea el reposo del Pralaya (La cesación de la materia y de todos los universos manifestados), llega a reabsorberse en su origen; luego la Energía Kristhus se compone del mediador  Thunupa, Xolotl o Prometeo, cuya roja potencia constituye el Consolador (Fuerza intermedia Madre-Hijo; Madre: Hija de su Hijo; Hijo: Padre de su Madre), mismo que es el sacrificado Redentor que desciende a las profundidades del caos íntimo para rescatar al suplicante Hijo inmerso en sus infiernos, pero que busca reasumirse en la Luz, y al lograr este supremo objetivo, el Kristo Rojo se torna en el Kristo interno, esa Energía Luminosa que es  a la vez Una con su inefable procedencia o Kristo Cósmico, mismo que también es Uno con el Absoluto; he ahí sin muchas complicaciones revelados los Misterios relativos al Tetra y Pentagrama de la tradición iniciática.
            Luego de esta indispensable disgresión, continúo develando lo que sigue: Cuando la Energía Kristhus  que está en el caos como Thunupa cumple su misión purificadora con los Misterios del Fuego asociado con la Madre Bendita o Kundalini, llegando a adquirir la condición de Alma Divina, el Padre adorable y misericordioso hace descender desde los Æones al Kristo íntimo para auxiliar al Hijo bien amado, constituyendo ya la potencialidad de los Misterios de la Luz; de esa Energía Cósmica del Pleroma emana el Poder-Luz que se corresponde con la Madre Divina o Alma Mater del Macrocosmos y que, nuevamente fusionada con el original Poder del Ayocosmos, forman una sola naturaleza encarnada en el Hombre, produciendo una portentosa corriente de Luz Salvadora.
            Cuando entonces Jeú hubo dicho esto a sus Discípulos, Él dijo: Entendéis vosotros en que manera os hablo?

            60.3 María interpretó el Misterio del Salmo 84 (Actual 85)
            María se adelantó de nuevo y dijo: Señor mío, IO entiendo lo que Tú dices. Concerniente a la solución de esta palabra Tu Poder ha profetizado anteriormente  a través de David en el Salmo 84, diciendo:
            Es María, la Madre Bendita, quien nuevamente descifra lo concerniente a las Palabras de Jeú Mikael, y para ello se remite a los siguientes párrafos del Salmo 84 de David:
            “10. La Gracia y la Verdad brotaron desde la Tierra y la Rectitud miró hacia abajo desde los Cielos”.
            El Padre y la Madre íntimos que son inherentes a todo Iniciado, surgen triunfales en la Tierra Filosofal del Laborante; la Gracia, como la Madre Bendita, y la Verdad, como el Padre que está en secreto en el Hombre; mientras que la Rectitud, es la alegoría del Hijo o el Kristo interno proveniente del Pleroma para individualizarse en la materia preparada.
            “11. La Verdad brotará desde la Tierra y la Rectitud mirará hacia abajo desde los Cielos”.
            El Ser en su integridad, sólo será posible merced a la sublimación de la Tierra Filosofal que le dé cabida, en tanto que el Pleroma intervendrá activo para que se logre en la materia el mayor grado de perfección.
            La Gracia es entonces el Poder-Luz  que descendió a través del Primer Misterio, porque el Primer Misterio había escuchado a Pistis Sofía y había tenido misericordia de ella en todas sus tribulaciones. La Verdad, por otro lado, es el Poder que ha salido de TI, porque Tú has cumplido con la Verdad, con el objeto de salvarla del caos.   Y Rectitud de nuevo es el Poder que ha venido a través del Primer Misterio, el cual guiará a Pistis Sofía. Y Paz de nuevo es el Poder que ha salido de TI, para que entrara en las emanaciones de Obstinado y tomara de ellas las Luces que ellas habían tomado a Sofía. Esto es, que Tú pudieses unirlas dentro de Pistis Sofía y ponerlas en Paz con su Poder. La Verdad,  por otro lado, es el Poder que ha salido de TI, cuando Tú estabas en las regiones inferiores del caos.
            Por esta causa Tu Poder ha dicho a través de David: “La Verdad brotó  de la tierra”, porque Tú estabas en las regiones inferiores del caos. Rectitud, por otro lado, la cual “Ha mirado hacia abajo desde los Cielos”, es el Poder que ha descendido desde las Alturas a través del Primer Misterio y ha entrado en Pistis Sofía.
            La Madre Divina particular constituye el Poder-Luz proveniente del Absoluto, mismo que se compadece de las miserias que experimenta el Alma Humana y desciende a socorrerla. “Nadie llega al Padre si no por Mí” dijo el Kristo encarnado, siendo así que La Verdad o el Padre es el Poder que surge de la sublimación de la Energía Kristhus en su más refinada expresión, haciéndose manifiesta en el Alma Humana con la finalidad de rescatarla del caos inferior. 
            Rectitud es el Poder del Hijo que emana del Primer Misterio, encarnando en  Pistis Sofía a fin de iluminar sus pasos. Paz es la virtud que se desarrolla en el Iniciado como feliz consecuencia de haberse eliminado los factores de guerra interior que producen las legiones egoicas, resultando que el Kristo interno rescate todas las maravillosas Luces que se habían apropiado los plagiarios defectos,  para proceder a reunirlas en un potente Haz Luminoso, que enseguida es armónicamente distribuido en el Alma Humana.
            La Verdad o el Padre, es el Poder que surge en el Alma Humana como consecuencia de las jornadas purificatorias que realiza Thunupa en las profundidades del caos. 
           
Respecto a esto mismo, siendo David, mi Kristo interno encarnado dijo: “La Verdad brotó  de la Tierra”, o sea que el Ser se completa en la materia, laborando precisamente las regiones inferiores del caos. El Kristo Cósmico como Rectitud que “Ha mirado hacia abajo desde los Cielos”, se realiza en el Alma Humana como emanación del Absoluto, esto es, descendiendo desde las Alturas para encarnar en el Hombre.