miércoles, 21 de junio de 2017

MAGIA CRÍSTICA AZTECA MONOGRAFÍA Nº 1



 PREFACIO
Los magos Aztecas conocieron a fondo los misterios de la vida y de la muerte. Ellos heredaron de los Lémures un conocimiento superior, divino, pero al igual que en nuestros tiempos desobedecieron a los Dioses Santos y cayeron

Sus templos fueron prostituidos y perdieron con ello los poderes Divinos.

Dentro del conocimiento Gnóstico existen prácticas para los estudiantes de Tercera Cámara, mediante las cuales una persona de 70 años puede rejuvenecer y quedar con una  edad de 40 años y la persona joven permanecer en ese estado todos los años que quiera.


La persona aprende a desarrollar y a utilizar todos sus chacras a mantener su vitalidad mediante el aprovechamiento de todos sus centros o cerebros, como generalmente se les llaman: Intelectual, Motor, Emocional, Instintivo, Sexual. Veamos a cualquiera de esos Centros. Por ejemplo el instintivo que está situado en la región coxígea, donde nacen las glúteas (se inicia la columna vertebral). Este centro es negativo en el varón y positivo en la mujer. Por ello los instintos maternales son tan elevados en la mujer, la cual es capaz de cualquier sacrificio. Por ello el AMOR está representado como fuerza Femenina.

Los instintos del varón cuando son criminales determinan el frontis o fachada, cara de salvaje u horror, sus instintos son fuertes, bruscos.

Si este sencillo centro produce cambios tan notorios, que no podríamos hacer con él sabiendo aprovecharlo.

El Centro intelectivo situado en la parte superior del cerebro, por medio de la simple lectura también nos transforma. Por ejemplo si tomamos a un hijo de un corralero (ordeñador de ganado, vacas) lo llevamos a la ciudad para que asista al Colegio, y realice estudios de primaria y secundaria, luego realiza estudios Universitarios. Lógicamente que este individuo al regresar a su hogar, ya posee modales, etc., es decir no sólo ha tenido cambios en su personalidad sino en su trato, facciones, etc.

Si todo esto se logra sólo con el auxilio de los sentidos orgánicos, que no se podrá hacer con la Energía Creadora.


Es indispensable conocer el vehículo en que andamos. Todo es factible por medio del conocimiento vivo es decir el de la experiencia propia.

Existen ritos maravillosos por medio de los cuales se combinan los movimientos con la meditación y la oración que hacen despertar maravillosamente nuestros chacras. Despiertos determinados chacras podemos rejuvenecer a voluntad.

La naturaleza no da nada regalado. Para dominarla se requiere hacer cosas sobrenaturales, y lo sobrenatural sólo lo logran los valerosos, los superhombres que revestidos de la fuerza del Cristo Interno hacen maravillas en la vorágine Iniciática. Para el débil solo esta la fosa del CAMPOSANTO.

JULIO MEDINA V.
 




 

EN EL VESTÍBULO DEL SANTUARIO


Amado buscador de la verdad:

Va a entrar usted en un curso de Alta Magia. Va a recorrer el camino de los grandes misterios antiguos. Vamos a desgarrar el velo del Sancta Sanctourum del Templo. Vamos a entregarle los secretos de los magos aztecas.

Tiene usted que estudiar con suma paciencia todo nuestro curso. Esta monografía es muy sencilla, pero conforme avance en sus estudios irá encontrando la sabiduría más profunda. Persevere y aguarde. Estudie y practique. La hora nueve lo espera. Propóngase llegar por este camino al Templo de la Iniciación Cósmica.
"El Reino lo arrebatan los valientes".

MONOGRAFÍA Nº 1 LO QUE JAMÁS SE HA EXPLICADO
"Y había Jehová Dios plantado un huerto en el Edén al oriente, y puso allí al hombre que había formado; y había Jehová Dios hecho nacer de la tierra a todo árbol delicioso a la vista y bueno para comer; también el árbol de la vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal".

El Edén es el mismo sexo. En el Edén están los dos árboles: el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal. El árbol de la vida es la médula espinal. El árbol de la ciencia del bien y del mal es la fuerza sexual.

"Y mandó Jehová Dios al hombre diciendo: de todo árbol del huerto comerás, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal, no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás".

"Un ramo de enormes lirios negros y de flores rojas estaba colocado en un jarro de plata y encima de un altarcito indio, lleno de copones de oro y bronce, se alzaba una estatua pequeña y extraña: una especie de diosa andrógina, de brazos frágiles, torso bien moldeado, caderas deprimidas, demoníaca y encantadora, tallada en ónix negro purísimo, desnuda completamente. Dos esmeraldas incrustadas en sus párpados brillaban de modo extraordinario, y entre los muslos bien torneados, en el bajo vientre, en el sexo, burlona y amenazadora, se veía a una pequeña calavera".

El hombre y la mujer nacieron para amarse. "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y allegarse a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adam y su mujer, y no se avergonzaban porque aún no habían comido del fruto prohibido, delicioso a la vista y agradable al paladar".

Ese fruto prohibido es el sexo. Empero, la serpiente del instinto sexual era astuta y dijo a la mujer: "conque Dios os ha dicho: no comáis de todo árbol del huerto". Y la mujer respondió a la serpiente: "Del fruto de los árboles del huerto comemos, mas del fruto del árbol que está en medio del huerto, dijo Dios: "No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis". Empero, la serpiente del instinto sexual sedujo a la mujer diciéndole: "Mas sabe Dios que el día que comiereis de él serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal".

En el Edén los seres humanos eran inocentes porque aún no habían fornicado. Los hombres y mujeres del Edén comían los frutos del árbol de la vida, y los cuatro ríos de las aguas puras de vida nutrían a las raíces de los árboles del huerto.
Los hombres y mujeres del Edén gozaban de las delicias del amor entre los bosques profundos de un viejo continente que llamaban Lemuria.

"Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido; él comió así como ella".

"Y fueron abiertos los ojos de entre ambos, y conocieron que estaban desnudos. Entonces cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales".

Así fornicaron y sacóles Jehová Dios del Huerto del Edén. "Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto del Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía a todos lados para guardar el camino del árbol de la sabiduría".

El hombre perdió sus poderes divinos cuando violó el sexto mandamiento de la Ley de Dios, que dice: "No fornicar".

En los tiempos antiguos los hombres y las mujeres eran verdaderos magos que tenían poder sobre el fuego de los volcanes, sobre el viento y los huracanes, sobre las tormentas del mar y sobre los grandes terremotos.

Cuando el hombre fornicó tuvo que trabajar con dolor porque perdió sus divinos poderes, y cardos y espinas le produjo este valle de amarguras.

Antiguamente, cuando el hombre no había salido del Edén, el acto sexual sólo se verificaba dentro del recinto sagrado de los templos de misterios bajo la dirección de los ángeles. Así nacían hombres y mujeres puros entre las espesas selvas de la Lemuria.

Práctica:

Acuéstese en su lecho boca arriba, relaje todos los músculos de su cuerpo y ponga su mente en blanco. No pensará absolutamente en nada durante treinta minutos en seis días de la semana, a una misma hora, antes de quedarse dormido.

V.M.A. SAMAEL AUN WEOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario