viernes, 9 de junio de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 66.1 Las emanaciones de Obstinado lloran fuertemente, pidiéndole ayuda



OBSTINADO ATACA EN DEFENSA DE SUS EMANACIONES



Texto original:

Y el primer Misterio continuó de nuevo en el discurso y dijo: Sucedió entonces que, antes que IO hubiese guiado a Pistis Sofía fuera del caos, porque aún no me había sido mandado a través de mi Padre, el Primer Misterio, quien daba la vista al Interior, en aquel tiempo entonces, después que las emanaciones de Obstinado percibieron que mi corriente de Luz había tomado los Poderes Luz que ellos habían arrebatado de Pistis Sofía, y los había vertido en Pistis Sofía; y cuando de nuevo miraron que ella brillaba como lo había hecho desde el principio, ellos se enfurecieron de nuevo contra Pistis Sofía y lloraron a Obstinado, para que viniese a ayudarlas, así que pudieran tomar los Poderes de Pistis Sofía otra vez.



 Develación:
El Primer Misterio quien da la visión íntima al Iniciado mediante la Sabiduría Krística para que éste, gracias al Poder de la Bendita Madre y su Kristo Rojo, rompa las poderosas ataduras que le mantienen uncido al caos, le restituye al Laborante las Luces que Obstinado y sus emanaciones habían plagiado, al punto que el Alma Humana recupera su original condición Divinal irradiando gran luminosidad; sin embargo, estando aún bajo los dominios del caos inferior, estas Luces de Pistis Sofía causan el enfurecimiento de las legiones egoicas, mismas que apelan desesperadas al apoyo que pueda ofrecerles Obstinado en su afán de volver al ataque, esta vez emplea todo su equipo bélico de la más sutil infiltración psicológica, en el desesperado intento por retomar los Poderes-Luz del Alquimista.

66.2 Él envió otro poder más violento como una flecha voladora

Texto original:

Y Obstinado, desde sus dominios que alcanzan hasta las alturas próximas al Décimo tercer Æón, envió otro gran poder anti-Luz. Éste llegó al caos como una flecha voladora, para ayudar a sus emanaciones que pudieran tomar de Pistis Sofía sus Luces otra vez. Y cuando aquel poder anti-Luz llegó hasta las emanaciones de Obstinado que estaban en el caos y oprimían a Pistis Sofía, tomaron gran coraje y de nuevo la persiguieron, causando a ésta gran terror y alarma. 


Develación:
Obstinado, esto es, el poderoso demonio Yavé, amo y rector de la satánica fornicación, tiene sus dominios abarcando los doce eones que se encuentran por debajo del Æón Trece, así es que dispone de innúmeros recursos y artificios para lograr sus ruines objetivos, siendo su más efectiva arma el poder anti-Luz (La fornicación) que pone en actividad para inyectar en la psiquis de los hombres dormidos la amarga píldora del pecado, encapsulada en la seductora golosina del sexo.


En momentos que se labora la Gran Obra, y cuanto más próximo se avizore el triunfo para librarse de los infiernos caóticos, se acentúa con dramatismo alarmante la sutilidad estratégica que ejercen las potencias demoníacas en su intento por resquebrajar la Fe y la Constancia del Iniciado, de modo que las tentaciones se multiplican cualitativa y cuantitativamente, y el ataque incesante de Obstinado se dirige a que el Iniciado, de algún modo, admita ciertas liberalidades mentales, que luego pueden cobrar forma tridimensional, ligadas a abrazar el retorno hacia el abominable pecado de la hipnótica fornicación. Con la anterior aclaración, espero que los Laborantes serios se mantengan en estado de permanente vigilia, evitando caer en sutiles seducciones a las que inducen los poderes de este mundo.

66.3 Los poderes anti-Luz se transforman en serpiente, basilisco y dragón

Texto original:

De las emanaciones de Obstinado que oprimían a Pistis Sofía, una de ellas cambió su propia forma a la de una espantosa serpiente; otra se transformó en un basilisco de siete cabezas; otra tomó la forma de un dragón, y más aún, el primer poder de Obstinado, aquel de rostro de león, y todas sus otras muy numerosas emanaciones, actuaron juntas oprimiendo a Pistis Sofía y la llevaron a las regiones inferiores del caos, alarmándola de nuevo en forma extrema.


Develación:
Aunque todas las emanaciones de Obstinado provienen y son partes constituyentes de la matriz del pecado que es la fornicación, la serpiente tentadora que no pertenece al Edén, pero que incursiona en su Paraíso terrenal, representa a la espantosa sierpe que por cierto no puede erguirse en la columna vertebral del humano, si no que se precipita constituyendo la grotesca cola de Satán, como fatal consecuencia de la eyaculación orgásmica.


Por consiguiente las emanaciones de Obstinado que atacan al Laborante al interior del caos son, Primero: la fornicación, que es madre de todas las abominaciones infra humanas; segundo: sus hijos que son los siete pecados capitales magnificados en múltiples divisiones, subdivisiones, prolongaciones e interconexiones; tercero: el dragón negro nacido y fortalecido en el desvirtuado poder de la energía que se torna en el anticristo, mismo que aborrece cuanto corresponde a la Pureza, Gracia y Castidad; y finalmente, cuarto: todos los poderes tenebrosos concentrados en un remedo de justicia, que es su inversión o injusticia, mismos que pontifican sus delitos para cometer toda clase de fechorías; estas emanaciones arremeten con renovada furia y voracidad extrema, actuando al unísono para procurar el fracaso del Alma Humana.
¡DIOS ÍNTIMO LOS GUÍE!

ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ .:. en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario