martes, 6 de junio de 2017

PISTIS SOPHIA DEVELADA CAPÍTULO 64 LOS DOS QUERUBINES DEL TEMPLO

PISTIS SOFÍA REVELADA

LA SUPREMA SABIDURÍA SIN VELOS

Sagrada Biblia Gnóstica Esenia, totalmente develada por A.Z.F., V.M.K. EL TAWA MANÚ


CAPÍTULO 64
64.0 LOS DOS QUERUBINES DEL TEMPLO
64.1 Gabriel y Miguel se suman a ayudar a Pistis Sofía

(Develación)
Antes de comenzar este relato, debo advertir a los lectores y estudiosos de la Suprema Sabiduría, a fin de que tomen sus previsiones y no se confundan, pues el proceso purificatorio del Alma Humana ha sido completado con los Trece Arrepentimientos ya descritos hasta el capítulo 60, con la consiguiente conquista de los Trece Cielos y la inmortalidad que merced a dicha proeza alcanza el Iniciado; por tanto, se debe tomar muy en cuenta que desde este capítulo 64 al 82 inclusive, Jeú Mikael retoma la historia de Pistis Sofía en una forma síntesis para aclarar y confirmar, sobre todo, la funcionalidad íntima de los Dos Querubines que custodian los Portales del Templo Viviente.



(Texto original) El Primer Misterio continuó de nuevo y dijo: Sucedió entonces, que el Poder el cual había venido de las Alturas, el cual soy IO, en el que mi Padre me envió a salvar a Pistis Sofía del caos, IO, por lo tanto, y también el Poder que salió de mí, y el Alma que IO había recibido de Sabaoth, el Bueno, se dirigieron una hacia otra y llegaron a ser una sola corriente de Luz, la cual brillaba con mucha excelencia; IO llamé a Gabriel y a Miguel de los Eones, al Mandato de mi Padre, el Primer Misterio el cual daba la vista al Interior, y les di la corriente de Luz y les dejé bajar al caos, a ayudar a Sofía y a tomar los Poderes Luz, los cuales habían tomado de ella las emanaciones de Obstinado, y dárselos a Pistis Sofía.



(Develación) El Señor del Pleroma llega de las Alturas individualizado en el Iniciado como Kristo íntimo, pero con la finalidad de rescatar al Alma Humana del caos inferior, toma previamente la naturaleza bermeja desdoblada de su procedencia que es la Energía Primordial o Kristónica, para luego fusionarse en una sola Potencia Luminosa con los Dos Querubines, Jehová y Samael, a la vez desdoblados del Tercer Logos, en cumplimiento a lo dispuesto por el Ser del Ser de cada Uno de estos Portales del Templo que son Gabriel y Miguel, quienes de conformidad a los méritos alcanzados por el Laborante visibles en su Columna Vertebral, y luego de la obra purificatoria realizada por Thunupa que cada vez más debilita a Obstinado y sus emanaciones, entregan a Pistis Sofía la Luz que le habían arrebatado las legiones egoicas.


(Texto original)
Y en cuanto ellos llevaron abajo al caos la corriente de Luz, ésta brilló más excesivamente en la totalidad del caos, y se esparció a sí misma sobre todas las regiones.

(Develación)
Sucede entonces que, cuando el Poder-Luz es recuperado en medio del caos, su Energía brilla con radiantes fulgores que alcanzan a iluminar las más recónditas regiones de los infiernos del Laborante, permitiendo a Thunupa penetrar a sus profundidades psicológicas donde yacen los egos más sutiles, aquéllos característicos de su particular luna oculta, a los que teme enfrentarse todo individuo, por el horror y repugnancia que en sí mismos representan.


(Texto original) Y cuando las emanaciones de Obstinado vieron la gran corriente de Luz, fueron azotadas por el terror unas contra otras. Y aquella corriente hizo salir de ellas todos los Poderes Luz que aquéllas habían tomado de Pistis Sofía, y las emanaciones de Obstinado no se atrevieron a mirar aquella corriente de Luz en el oscuro caos; ni pudieron permanecer ante ella con el arte de Obstinado, quien gobernaba sobre las emanaciones.

(Develación)
Ante el esplendor Luminoso restaurado en el Alquimista, brillando en la totalidad de las Iglesias o Chakras de cada uno de sus Cuerpos Solares, se desata una tremenda conmoción en los infiernos psicológicos del Laborante, misma que provoca la expulsión irrefrenable de las monstruosidades egoicas que se mantenían muy bien pertrechadas en ófricas y soterradas guaridas, y al ser expuestas al inconmensurable fulgor de la Luz, ni apelando a sus más poderosos artilugios nigrománticos, pueden evitar caer definitivamente fulminadas.

64.2 La corriente de Luz restauró los Poderes Luz a Sofía

(Texto original)
Y Gabriel y Miguel guiaron la corriente de Luz sobre el cuerpo de materia de Pistis Sofía, reponiendo en ella todos los Poderes Luz que le habían quitado. Y el cuerpo de su materia llegó a ser brillante, y todos los Poderes en ella también, cuya Luz se habían llevado, dejando de ser faltos de ella, pues recuperaron lo que les había sido arrebatado, siendo que la Luz les había sido dada a ellos a través Mío. Y Miguel y Gabriel, esto es, a quienes la corriente de Luz les había sido confiada para que la llevasen al caos, cumplían su Obra dándoles los Misterios de la Luz. Y Miguel y Gabriel no tomaron Luz para ellos mismos, si no que restauraron las Luces de Sofía, mediante las que habían tomado de las emanaciones de Obstinado.

(Develación) Mientras que Jehová y Samael son los Dos Querubines íntimos que permiten al Iniciado aceptar para la Obra únicamente la Semilla digna y apropiada, esto es, que sea un cúmulo de Luz libre de escorias e impurezas, Gabriel y Miguel son los Heraldos internos que conducen la Energía lograda a depositarse en las Iglesias internas de cada uno de los Cuerpos Solarizados del Alquimista, haciendo que sus Poderes-Luz sean restaurados plenamente, toda vez que la Luz que se había apropiado tanto Obstinado como sus voraces emanaciones, los Heraldos íntimos del Operante la recuperan para otorgar a éste mediante dicho Poder, todos los Misterios inherentes a las Alturas.

Y los Testigos internos de la Gran Obra, que conducen toda la Energía transmutante añadida al Poder-Luz que se recupera de los egos eliminados, dirigen estos refulgentes dones hasta coronar cada uno de los Chakras o Vórtices del Alma con que reanudará su Poder Luminoso Pistis Sofía.
64.3 La corriente de Luz habiendo cumplido su propósito, se retiró de Sofía

(Texto original)
Sucedió entonces que, cuando la corriente de Luz hubo ingresado en Pistis Sofía, todos sus Poderes Luz retomados de las emanaciones de Obstinado llegaron a ser brillantes, y los Poderes Luz en Pistis Sofía que no habían arrebatado las emanaciones de Obstinado, se llenaron de gozo, cubriéndose de nuevo con Luz. Y las Luces que fueron dispuestas dentro de Pistis Sofía, activaron el cuerpo de su materia, en el cual no había Luz presente y el cual estaba a punto de perecer o pereciendo. Y ellas levantaron todos los Poderes que estaban a punto de ser disueltos. Y ellos tomaron para sí mismos un Poder-Luz y llegaron a ser de nuevo como fueron antes, incrementando su sentido de la Luz. Y todos los Poderes-Luz de Sofía se conocieron a sí mismos mutuamente a través de mi corriente de Luz y fueron salvados a través de la Luz que producía. Y mi corriente de Luz que quitó las Luces de las emanaciones de Obstinado las cuales ellas habían tomado antes de Pistis Sofía, las vertió en ésta y se dio vuelta para salir del caos.

(Develación) Cuando la Energía Luminosa es restituida en el Alma Humana, todas las Luces que había plagiado Obstinado y sus emanaciones, adquieren su máximo fulgor, equiparándose a las similares que se han sostenido incólumes en Pistis Sofía, llenándose de infinito gozo y renovado esplendor. Las Luces que recupera el Alma Humana, reactivan totalmente el cuerpo material del Laborante, restaurando su naturaleza física y psíquica, aún en la extrema situación de haber estado éste a punto de perecer como consecuencia del rigor de las pruebas por las que debe pasar todo auténtico Iniciado, que en la práctica debe padecer un verdadero calvario purificatorio, paso previo que vencido satisfactoriamente, habilita el fortalecimiento de los Poderes que estuvieron a punto de sucumbir.

Estos Poderes-Luz intercomunicados entre sí mediante la organización integral del Ser se redescubren en la corriente Luminosa del Señor del Pleroma, quien como Thunupa ha actuado intensamente siendo la Energía Salvadora, llegando a formar en Pistis Sofía el maravilloso don del Alma Divina, quien en definitiva tiene la potestad de sacar a su gemela de los dominios del caos, y ambas unificadas en el Poder-Luz del Krestos Universal, emergen triunfales hacia las Alturas.

(Texto original)
Cuando entonces el Primer Misterio dijo a sus Discípulos lo que le había sucedido a Pistis Sofía en el caos, El respondió y les dijo: ¿Entendéis en qué manera discurro con vosotros?

(Develación)
Esta viene siendo la Gloriosa Enseñanza que el Señor Jeú Mikael entrega a sus Discípulos de todos los tiempos y espacios, a fin de ser comprendido, y quienes anhelen seguirle e imitarle, actúen en consecuencia, sin dilaciones de especie alguna, pues desde aquí se está ofertando misericordiosamente y con claridad meridiana a los interesados sinceros, las bases ciertas para emprender exitosamente el rocalloso como difícil Sendero.

Es bueno además añadir, que una cosa muy buena es leer esta Maravillosa Doctrina contenida en sus 8 Libros y sus 148 Capítulos, pero aún algo mejor es estudiarlo y comprenderlo al máximo, aunque lo superior e ideal radica en poner de inmediato a la práctica toda su Sagrada como Luminosa Guía, para que desde el propio interior del Laborante Krístico surja el Faro Interior y así broten purificadas las abundantes Aguas del Maná Celestial que nutran eficazmente todos y cada uno de los Cuerpos Superiores del Ser, realizado ya en Runa Krisol, el renacido Kristo Viviente.


Muchas gracias por su atención.



V.M.K., A.Z.F.  EL TAWA MANU

No hay comentarios:

Publicar un comentario