jueves, 20 de julio de 2017

LA SABIDURÍA DEL SER KUMARASIKO II 58



LA CERTEZA DE PREDICAR LA PALABRA DE DIOS

Hoy, Lunes 15 de Octubre del calendario común que marca el año 2012, voy a exponer aquí dos partes del capítulo 111 de mi develación de Pistis Sofía, para que los aspirantes serios merezcan conocer cabalmente cómo se origina el mal en la naturaleza humana, adquiriendo así de modo práctico la responsabilidad consciente, para rescatar con la Iniciación real y trascendente, la Luz del Ser que había sido plagiada por el ego, que es el directo responsable de mantenernos en la ignorancia, la infelicidad, las enfermedades y la muerte.
ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ .:. en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ
===========================
PISTIS SOFÍA REVELADA O LA SUPREMA SABIDURÍA SIN VELOS
SAGRADA BIBLIA GNÓSTICA ESENIA
CAPÍTULO 111
LA CERTEZA DE PREDICAR LA PALABRA DE DIOS


111.4 De la constitución del hombre



Texto Original:
Cuando el Salvador dijo estas palabras, continuó hablando y dijo a María: Ahora escuchad María concerniente a la palabra sobre la cual me habéis preguntado: ¿Quién constriñe al hombre a pecar? Escucha: Nace el niño y el poder en él es débil y su alma es débil en él y también el ego es débil en él, en una palabra, los tres son débiles, sin que ninguno de ellos sienta nada, ni el bien ni el mal, porque la carga de olvido es muy pesada. Además de esto, también el cuerpo es débil. Y el niño se alimenta de los encantos del mundo de los regidores; y el poder atrae hacia sí la porción de poder que está en los encantos, y el alma atrae hacia sí la porción de alma que está en los encantos; y el ego atrae hacia sí la porción de maldad que está en los encantos y en su lujuria. Y por otro lado, el cuerpo atrae hacia sí la materia que no siente, pero que está en los encantos. Por el contrario, el Destino nada toma de los encantos porque no está mezclado con ellos y parte en mejores condiciones que cuando vino al mundo.

Develación:
El Salvador prosigue aclarando respecto a las inquietudes que le ha formulado María para conocer de la más Sabia Fuente las causas originales que inducen al hombre a cometer pecados en forma tan dramática como inexorable. Y le explica que toda criatura al nacer, lleva débil en su cuerpo la manifestación tanto del Poder, como del Alma y del ego, a tal punto que la materia aún no se inclina ni por el Bien ni por el mal, pues los acontecimientos de vidas pasadas escapan a la memoria física del neonato, como consecuencia de que, previo a su retorno al mundo tridimensional, el Alma es impelida a beber las Aguas de Amrita que le quitan toda recordación existente hasta ahí, mientras llegue nuevamente a merecer el rescate de los Chacras pulmonares y del Archivero Cósmico alojado en el Cerebelo, el que ya activado y puesto en contacto con los bulbos cerebrales, éstos se armonizan y conjuntan en su equilibrado accionar, produciendo el paulatino como progresivo rescate de la Memoria Absoluta.

Pero también el cuerpo humano es frágil, y cuando niño absorbe en la Psiquis los tentadores encantos que le brindan las experiencias oníricas; los que son del Espíritu, magníficos, pues felizmente conducen a la progresiva alimentación y madurez del Alma, mientras que el ego, aprovecha su poderosa imantación para atraer hacia sí la porción gravitacional de maldad que se desata con los desbordes lujuriosos. 

Es de esta manera que el cuerpo de deseos originado en las infra dimensiones de cada individuo, se llega a entronizar en la materia humana, constituyendo la causa de ensoñación psicológica que luego se asociará con el inevitable destino, el que ya trae programada la existencia de un pecador, a fin de que éste purgue cuanta deuda karmática esté arrastrando a través de los eones. 

Cuán diferente es la situación del Iniciado que está creando con su Magna Obra un Destino Superior, el mismo que para nada está mezclado con los atractivos de los eones, por lo que, en todo caso y más bien, desencarna en inmejorables condiciones que cuando llegó a la materia por última vez.

Texto Original:
Y poco a poco el Poder, y el Alma, y el ego crecen, y cada uno de ellos siente de acuerdo con su naturaleza; el poder desea buscar la Luz de las Alturas; el alma quiere buscar la Región de la Justicia con la cual está mezclada, porque es la región de las mezclas; el ego por otro lado, busca la maldad, la lujuria y todos los pecados; el cuerpo, por el contrario, nada siente, a menos que tome fuerzas de la Sustancia.

Develación:
Consustanciados gradualmente en la forma tridimensional de una persona, tanto el Poder, como el Alma y el ego, se desarrollan en concordancia a sus naturalezas, la Chispa Espiritual anhelando alcanzar la Luz de sus orígenes, mientras que el Alma Humana es inducida a alcanzar la región que en Justicia le corresponde, en razón a la clase de mezcla que su materia esté manejando en el mundo de las formas, y finalmente el ego, se vincula por tenebrosa gravedad hacia la maldad y lujuria con que inevitablemente se procesan y emanan todos los demás pecados. La expresión física, de otro lado, no advierte nada de cuanto esté ocurriendo a su propia naturaleza, salvo que adquiera el Poder de la Sustancia Primigenia y es desde entonces que ya abre los ojos a la realidad.

Texto Original:
Y súbitamente los tres desarrollan sentido, cada uno de acuerdo con su naturaleza. Y los servidores retributivos asignan sus servidores para seguirlos y ser testigos de todos los pecados que cometan, poniendo atención a la manera y al método que emplearán para castigarlos en los juicios.

Develación:
Cuando el tiempo ya es el adecuado, esto es entre los cuatro y los siete años de edad, de súbito aparecen en el niño tanto el Poder como el Alma y el ego, cada uno en concordancia a sus orígenes, a cuyo efecto son designados por los Servidores Retributivos en los eones unos fieles custodios que acompañarán a cada uno de estos componentes esenciales, para que atestigüen respecto a cuantas infracciones se cometan, de modo que queden pre-establecidos los castigos correspondientes que se aplicarán cuando ocurra el particular juicio que experimente el desencarnado ante los Tribunales de la Justicia Cósmica. 

111.5 El ego
Texto Original:
Después de esto, el ego inventa y siente todos los pecados que los regidores del gran Destino han designado para el alma, y el ego los realiza.

Develación:
Patentizada en la materia corporal la naturaleza de los componentes esenciales referidos, el ego aventura las circunstancias oportunas, seleccionando los escenarios apropiados para que el alma humana sea tentada, y si ésta es incauta y desprevenida, llega a cometer los pecados de cuyas trampas no haya sido capaz de liberarse.

Texto Original:
El Íntimo impulsa al alma a buscar la región de la Luz y la Divinidad; y el ego la impulsa en el sentido contrario y la compele continuamente a cometer hechos contra la Ley, ocasionando todos los daños y cometiendo todos sus pecados, y así persistentemente está contra el alma y le es hostil, haciéndole cometer todos sus errores y todos sus pecados.

Develación:
Así explicado tan claramente por el Salvador Jeú Mikael, queda establecido -con enunciados y fórmulas precisas - que el Ser Íntimo impulsa a su materia corporal mediante el Alma Humana a procurar su Iniciación en la Luz hasta encontrar la plena Realización en la propia Divinización que se halla disponible a la sola condición de ejercer su buena Voluntad en forma ordenada y estricta disciplina; en cambio, el ego impele al humano a infringir permanentemente la Ley, ocasionando toda clase de daños a su propia naturaleza, y en su obstinación, hostiliza al alma con persistencia para que incurra en toda clase de errores y pecados.

Texto Original:
E incita a los servidores retributivos para que presencien todos los pecados que le hará cometer. Además, durante el descanso del día o de la noche, le induce sueños y deseos del mundo, y la hace codiciar todas las cosas del mundo. En una palabra, empuja al alma a hacer todas las cosas que los regidores han designado para ella, y hostiliza al alma obligándola a hacer lo que no quiere.

Develación:
Además, el ego incita a los Servidores Retributivos para que comprueben todos los pecados que cometerá el humano bajo su hipnótico influjo, no sólo en el ámbito de la materia tridimensional, si no que también, merced al ensueño sobreviniente por el apego a las cuestiones propias del mundo, le empuja a realizar sus errores de vidas pasadas en forma recurrente e inexorable, aunque aquél intente resistirse, salvo que cuente con el apoyo y recaudos de una auténtica Revolución Consciencial.

Texto Original:
Este es de hecho, María, el enemigo del alma que la empuja hasta hacerla cometer todos los pecados.

Develación:
Por consiguiente, debe quedar muy bien aclarado, que ya desde los orígenes mismos de la ortodoxia doctrinal que sintetizó el Adorable Salvador, se definió al ego como el verdadero enemigo del Alma, contraponiéndose al Ser, que es la Divina Naturaleza inherente a cada Chispa de la Creación.
========================
Con infinito Amor, vuestro Hermano en Kristo Viviente:
ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ .:. en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario