viernes, 21 de julio de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 96.4 De la ascensión del Alma de Aquél que reciba el Uno y Único Misterio


TEXTO ORIGINAL
Entonces, Aquél que reciba la Una y Única Palabra de ese Misterio, la cual os he dicho, si sale del cuerpo de materia de sus regidores, y si los Recibidores Retributivos vienen a libertarlo del cuerpo de materia de los Regidores, que son los que libran del cuerpo a todas las Almas que salen, cuando los Recibidores Retributivos libran al Alma que ha recibido este Uno y Único Misterio del Inefable, del cual os acabo de hablar, inmediatamente que sea liberada del cuerpo de materia, se convierte en un Gran Rayo de Luz en medio de esos Recibidores, y éstos estarán sumamente asustados de la Luz de esa Alma, y los Recibidores quedarán impotentes, caerán al suelo y desistirá el temor a la Gran Luz que han visto.


DEVELACIÓN DE A .Z. F., V .M. K. EL TAWA MANÚ
El Iniciado que llegue a recibir la Una y Única Palabra del Inefable, tiene tal luminosidad íntima, que al desencarnar, librándose a voluntad de la materia que le ha sujetado en la existencia, acuden los Señores de Saturno que son los Recibidores Retributivos, quienes tienen la delicada función de extinguir el cordón de plata que fusiona el cuerpo con el alma humana, y por ley causal dispensar al desencarnado lo que en justicia le corresponda; en momentos en que los Señores de la Vida y de la Muerte liberan al alma de sus ataduras materiales, el aventajado Laborante que ha recibido en el mundo de los mortales la Palabra Mágica IOTA, y ya fuera de la materia corporal, se convierte en un Gran Rayo de Luz, ante cuyo esplendor radiante, temerosos e impotentes, los Recibidores admitirán su inferioridad lumínica, quedando postrados hasta que puedan ser capaces de sostener la mirada al Portero de Luz que constituye este aventajado Adepto de la Blanca Hermandad.


TEXTO ORIGINAL
Y el Alma que reciba el Misterio del Inefable, se remontará en las Alturas convertida en un Gran Rayo de Luz, y los Recibidores no podrán apoderarse de ella y no sabrán en qué forma está trazado el camino por el cual irá. Porque ésta se convierte en un Gran Rayo de Luz y se remonta en las Alturas, y ningún Poder es capaz de contenerla, ni podrán oscurecerla.

DEVELACIÓN DE A .Z. F., V .M. K. EL TAWA MANÚ
De modo que el Alma Humana después de recibir el Misterio del Inefable y convertida así en luminosa Krhistis Sophía, puede levantar vuelo hasta las más excelsas Alturas, sin que los Arcontes o Recibidores Retributivos puedan impedir su vertiginoso paso por los eones inferiores donde éstos cumplen su tamizadora gestión selectiva, con cuyo eficaz Poder hacen desistir al laborante no habilitado de cualquier intento carente de los respectivos méritos y/o calificada dignidad.

TEXTO ORIGINAL
Pero el Alma pasará a través de todas las Regiones de los Regidores y de todas las Regiones de las Emanaciones de la Luz y no dará respuestas en ninguna Región, ni tendrá que justificarse, ni dará ficha a ninguno de los Poderes de los Regidores y a ninguno de los Poderes de las Emanaciones de la Luz, pues ninguno podrá acercarse a esa Alma. Pero todas las Regiones de los Regidores y todas las Regiones de las Emanaciones de la Luz, cantarán Alabanzas en sus Regiones por temor a la Luz del Rayo que envuelve a aquella Alma, hasta que ésta haya pasado a través de todas y vaya a la Región de la Herencia del Misterio que ha recibido, que es el Misterio del Uno y Único, el Inefable, y hasta llegar a ser Una con sus Limbos. En verdad os digo, pasará por todas las Regiones como una flecha.

DEVELACIÓN DE A .Z. F., V .M. K. EL TAWA MANÚ
El Alma Kristificada tiene el Poder y la Sabiduría para traspasar todas las regiones, tanto de los eones como de los Æones, sin que fuera menester justificarse, responder o identificarse ante los Poderes de los Regidores o de las Emanaciones de Luz, ya que ninguna de sus autoridades tiene la potestad de por lo menos acercársele, mientras que éstas deben rendir pleitesía y alabanzas en sus respectivas regiones en honor del Luminoso Rayo que emite Krhistis Sophía en su triunfal tránsito hacia la Herencia de su Misterio, llegando hasta el extremo superior del Rayo Okidanok, que es la antesala del propio Absoluto, y donde se une a todas las Chispas Realizadas, para llegar a constituir el Uno y Único Misterio del Inefable.

             A .Z. F., V .M. K. EL TAWA MANÚ

No hay comentarios:

Publicar un comentario