viernes, 28 de julio de 2017

PISTIS SOPHIA CAPÍTULO 97 DE LA DISTINCIÓN ENTRE LA GNOSIS DEL UNIVERSO Y LOS MISTERIOS DE LA LUZ




97.1 Distinción entre la Gnosis del Universo y los Misterios de Luz

Texto original:
Cuando el Salvador pronunció estas palabras, María Magdalena avanzó y dijo: Mi Señor, ten paciencia y no os enojéis conmigo si os pregunto todas las cosas con precisión y certidumbre. Entonces, mi Señor, ¿Una es la Palabra del Misterio del Inefable y otra la Palabra de toda la Gnosis? El Salvador respondió y dijo: Sí, uno es el Misterio del Inefable y otra es la Palabra de toda la Gnosis.



Develación: 
María Magdalena suplica a Jeú Mikael que clarifique la diferencia existente entre la Palabra del Misterio del Inefable y la Palabra que corresponde a toda la Gnosis del Universo, pues el Adorable le confirma que son de distinta naturaleza.

Texto original:
conmigo. Entonces mi Señor, Oh mi Señor, ¿A menos que vivamos y conozcamos la Gnosis de toda la Palabra del Inefable, no heredaremos el Reino de la Luz?

Develación: 

Ante la categórica respuesta de Jeú el Kristo, María Magdalena insiste preguntando a fin de dilucidar su inquietud, pues ha llegado debidamente a comprender que todo Iniciado, a menos que conozca y encarne la Gnosis de toda la Palabra del Inefable, y pese a todos cuantos otros meritorios logros haya podido alcanzar, no podrá heredar el Reino de Luz.

Texto original
Y el Salvador respondió y dijo a María: Así es; porque todo Aquél que reciba un Misterio del Reino de Luz, heredará en la Región de la cual haya recibido Misterios. Pero no conocerá la Gnosis del Universo, ni por qué todo eso se ha levantado, a menos que conozca la Una y Única Palabra del Inefable, que es la Gnosis del Universo. Y de nuevo, abiertamente os digo: IO soy la Gnosis del Universo. Y además es imposible conocer la Una y Única Palabra de la Gnosis antes de que el Hombre haya recibido primero el Misterio del Inefable, Pero todos los Hombres que reciban Misterios en la Luz, irán a heredar en la Región de la cual hayan recibido Misterios.

Develación: 
El Iniciado que recibe un Misterio del Reino de Luz, tendrá su Herencia Divina en su correspondiente Región, sin embargo, no llegará a conocer la Gnosis del Universo ni tampoco sabrá por qué existe la presente conmoción cósmica mediante la cual todo entra en movimiento, ocasionando una inusitada acción de las potencias antitéticas de Luz y tinieblas, a menos que haya encarnado la Una y Única Palabra del Inefable que es la Gnosis del Universo, y cuya Esencia es el propio Jeú Mikael. 

Es imposible llegar a captar la Una y Única Palabra de la Gnosis si antes no se ha recibido el Misterio del Inefable; por ello para darme a conocer entre quienes tengan entendimiento, he recibido autoridad para entregar públicamente el Misterio de la Gnosis, aunque para poderlo descifrar plenamente se debe previamente encarnarlo, y esa Potencia Cósmica se pronuncia SION, que es la eterna Clave de los Auto Realizados constituidos en Israel íntimo. Prevengo a los desinformados no confundir la presente aseveración axiomática con las derivaciones legionarias del terrible demonio Yavé, que en su conjunto conforman el fracasado e involutivo pueblo judío, estén donde estén, sea en la Tierra, o en las infinitas periferias de los inconmensurables Cosmos.

Mucho ojo y atención que se está descifrando los Misterios contenidos en este capítulo 97, cuya cifra kabalística conduce al mismísimo 16, que es la Torre fulminada para quienes no sepan captar el verdadero sentido de la presente develación, que más bien tiene el propósito de conducir a los auténticos Aspirantes de Luz al más categórico triunfo que es posible lograr en la transformación del 1 más 6 en el magístico Siete.

Con esta indispensable prevención, pueden los valerosos Adeptos seguir adelante, sin el temor de confundirse o caer en el error. 

Texto original:
Por eso os he dicho anteriormente: Quien tenga Fe en un Profeta, recibirá recompensa de Profeta, y quien tenga Fe en un Justo, recibirá recompensa de Justo; es decir, cada uno irá a la Región de la cual haya recibido Misterios. El que reciba un Misterio Menor, heredará un Misterio Menor y aquél que reciba un Misterio Mayor, heredará las más altas Regiones. Y cada uno permanecerá en su Región en la Luz de mi reino, y cada uno tendrá Poder sobre las órdenes que están debajo de él, pero no tendrá Poder para ir a las órdenes que están por encima de él, pero habitará en la Región de la Herencia de la Luz de mi Reino, estando en una gran Luz inconmensurable para los Dioses y todos los Invisibles, y estará en gran gozo y en gran júbilo.

Develación: 
De todos modos se cumple el aforismo aquel de: "A cada cual lo suyo, lo que le corresponde", por lo cual cada Iniciado ingresará a la Región que se relacione con sus méritos, sin son menores, accediendo a los Misterios Menores, y si son mayores, arribando a los Misterios más excelsos de las Alturas, permaneciendo cada cual en la respectiva Región de Luz concordante con el grado de Poder Krístico que hubiese alcanzado, o descendiendo a las Regiones inferiores a su jurisdicción, pero sin poder acceder a las Regiones que se hallan por encima del Misterio en el que se encuentra.


Sin embargo, todo Iniciado que alcance algún Misterio de la Luz, cualquiera que fuere, Mayor o Menor, habitará en la Región de la Herencia de la Luz del Reino del Inefable, siendo un Ser dotado de inconmensurable Luz y se hallará por encima de los Dioses e Invisibles que no han logrado traspasar las barreras de la Zona Infranqueable, misma que se corresponde con una rigurosa purificación de extremada disolución de los egos, habilitando alcanzar de este modo, un gran gozo y un auténtico júbilo.

Texto original:
Pero escuchadme que voy a explicaros lo concerniente a la grandeza de aquéllos que reciben los Misterios del Primer Misterio.

Develación: 
Jeú el Kristo pasa a continuación a explicar respecto a la grandeza que alcanzan los Iniciados cuando llegan a recibir los Misterios del Primer Misterio.

ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ, en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario