miércoles, 9 de diciembre de 2015

EL KRISTO SOCIAL cap 33 al cap 36


CAPITULO XXXIII  LOS DERECHOS DEL HOMBRE
Los derechos del hombre son muy sagrados y el estado está llamado a reconocerlos.

Jefes de familia.
Son muchos los padres de familia que con sus entradas monetarias no logran atender totalmente las necesidades vitales de su hogar; muchas son las causas de esta desgracia. Analfabetismo, enfermedad, impreparación técnica, poca habilidad para la lucha con la vida, etc., etc., etc., el resultado de este problema es el hambre, la prostitución de las hijas, el bandidaje, la mendicidad, y muchas otras lacras sociales que son luego explotadas por el comunismo internacional con fines de propaganda. Está ya perfectamente demostrado que en el lodo de la miseria germina la flor venenosa de la doctrina comunista.


Los jefes de familia en desgracia podrían muy bien organizar sociedades de mutua ayuda, donde todos se ayudaran entre sí. Estas sociedades lucharían ante los gobiernos de la tierra para lograr asistencia social, empleos mejor remunerados, etc., etc., etc. La unión hace la fuerza.

PROTECCIÓN DE FAMILIAS EN DESGRACIA.
El estado debe ayudar a las familias en desgracia, procesados, detenidos, exiliados, o condenados, cuando un jefe de familia cae en desgracia, la familia sufre las consecuencias, toda familia en desgracia, necesita asistencia social inmediata; la familia en desgracia no debe quedar sin asistencia social, la familia no es culpable de los delitos del jefe y por tanto el estado está llamado a protegerla; Sólo así se puede evitar que las hijas se prostituyan y que la madre salga a mendigar por las calles, etc. Cuando el estado se encoge de hombros, cuando dice: eso a mí no me importa, abona de hecho el terreno, lo prepara para que en él germine la asqueante flor de la doctrina comunista.
PERSONAS ENFERMAS QUE NO PUEDEN TRABAJAR.
Las personas enfermas que no pueden trabajar necesitan ser asistidas y protegidas por el estado; resulta totalmente absurdo dejar a estas personas en abandono total; esas personas trabajaron y enfermaron; el estado debe pasarles a estas personas una pensión para que vivan.
Debemos saber que esas personas son seres humanos, seres que tienen un cuerpo físico que come y bebe, que siente frío de la desnudez, etc., etc., etc., el ensayo comunista fue sencillamente el cruel y espantoso resultado fatal de nuestra falta de caridad y amor al prójimo, cuando el estado se encoge de hombros ante los problemas viene la peste del comunismo.

ANCIANOS.
Los ancianos tienen derecho a una pensión por ancianidad porque los ancianos no deben ni pueden trabajar, sólo los ancianos solventes pueden vivir sin asistencia del estado, empero los ancianos pobres es justo que sean protegidos por el estado. No está bien desde el punto de vista humano, que los ancianos anden por las calles pidiendo limosna; esos también son seres humanos con derecho a vivir, es cruel y despiadado dejar a estos seres en abandono.
Tampoco está bien encerrar a los ancianos pobres en asilos como si hubieran cometido un delito; es justo darle también a los ancianos pobres, casa para que vivan, ellos tienen derecho a pan, abrigo y refugio. Es un crimen permitir que los ancianos sucumban entre la miseria.
El resultado fatal de todas estas calamidades sociales es la peste del comunismo; necesitamos eliminar de nuestra mente la crueldad y trabajar muy intensamente en la realización del Cristo Social.
El Socialismo Cristiano latinoamericano, grande y poderoso, no necesita doctrinas y revoluciones de sangre y aguardiente; solucionando los problemas vitales de acuerdo con nuestros principios religiosos sin diferencia de credo, casta o religión, realizamos al Cristo Social sobre la faz de la tierra, no importa el nombre que le demos al Cristo, ya sea Vishnú, Krishna, Osiris, Ormus, Fu-ji, Balder, Quetzalcoatl, etc., etc., etc., Cristo es el centro de todas las religiones y necesitamos realizarlo socialmente sobre la faz de la tierra.
Bien puede nuestro Socialismo Cristiano llamarse también Budista, Mahometano, Hinduista, etc., etc., etc., no importa el nombre, lo importante es saber que nuestro socialismo es democracia legítima, auténtica, fundamentada en los principios religiosos de Cristo, Buda, Fu-ji, Confucio, Hermes, Zoroastro, etc., etc., etc.
Los profetas de todos los tiempos adoraron al Cristo y enseñaron sus principios que nosotros necesitamos realizar socialmente
Nuestro socialismo es profundamente religioso. Sólo el hombre religioso es verdaderamente revolucionario.
El socialismo ateo no es revolucionario. El socialismo ateo es reaccionario y conservador.
Trabajando por los derechos del hombre realizamos el Cristo Social.
En un pueblo bien alimentado y progresista no puede germinar la flor venenosa del comunismo.
El camino intermedio nos conduce a la paz verdadera y a la legítima felicidad.
Ningún partido de extrema derecha o de extrema izquierda puede darnos felicidad. Los gobiernos extremistas, los gobiernos totalitarios, violan totalmente los derechos del hombre
En el “paraíso soviético” los derechos del hombre ya no existen, todo sistema totalitario tiende a esclavizar al hombre, a obligarlo a pensar automáticamente de acuerdo con los amos del poder, a los niños se les obliga a aprender en las escuelas de educación pública doctrinas y principios falsos, en la URSS se les quita a los niños a los padres para educarlos de acuerdo con las teorías absurdas del estado, así pues, los derechos del hombre son violados en el “paraíso soviético”.
La libertad de prensa, la libertad de expresión, no existe en los gobiernos totalitarios.
Nosotros queremos libertad de prensa, libertad de palabra, libertad de cultos, que cada cual pueda decir lo que quiera y pertenecer a la religión que quiera, no queremos pertenecer a una máquina totalitaria; queremos ser libres de verdad. Amamos los derechos del hombre y luchamos por ellos.
En el “paraíso soviético” cada ser humano es una presa automática de la máquina del estado, donde no existe la iniciativa individual, la inteligencia humana se atrofia; nosotros amamos la iniciativa individual y el trabajo fecundo y creador porque este es uno de los derechos del hombre.
En los sistemas totalitarios de extrema derecha o de extrema izquierda, es un delito pensar y exteriorizar nuestros pensamientos cuando éstos son opuestos a las teorías que sostienen el estado. Nosotros defendemos el derecho humano de pensar y decir lo que sentimos porque toda violación de este derecho es un crimen contra la humanidad.


CAPITULO XXXIV  PROFESIONALES SIN TITULO

La ciencia oficial no es toda la ciencia. El título profesional no significa sapiencia absoluta. Resulta absurdo el que la universidad quiera monopolizar todas las profesiones.
Actualmente existen médicos botánicos, naturalistas, etc., que aun cuando no pueden exhibir un título universitario son idóneos en el arte de curar, existen ingenieros prácticos idóneos en la materia que aun cuando no posean título universitario realizan verdaderas maravillas en el difícil ramo de la ingeniería.
Conocemos verdaderos abogados sin título que hacen maravillas como penalistas.
¿Entonces qué? ¿Porqué tanta preferencia para los que tienen título universitario? Muchas veces el profesional sin título es mejor que el profesional con título.
Existen en todos los países del mundo, médicos sin título que han realizado prodigios verdaderos en el campo de la medicina, muchos de ellos son perseguidos por el delito de sanar; nosotros afirmamos que no es delito sanar, puede ser delito matar, pero sanar no puede ser delito.
Conocemos ingenieros sin título que han corregido las obras mal hechas de los ingenieros con título, a estos ingenieros sin título se les niega el trabajo a pesar de que sus obras son magníficas.
Conocemos abogados maravillosos que aun cuando no tienen título han sacado a muchos justos de la cárcel.
La competencia egoísta de los profesionales titulados controla gobiernos, jueces y leyes. Realmente los gobiernos están al servicio del egoísmo y de la competencia.
Las obras hablan por el hombre, tales obras tal hombre; el árbol se conoce por sus frutos, si éstos son malos el árbol es malo, si éstos son buenos el árbol es bueno.
El humilde hierbatero que puede demostrar siquiera cien curaciones bien hechas es de hecho y por derecho propio un medico, y resulta estúpido perseguirlo y encarcelarlo.
El abogado sin título que puede demostrar con hechos su idoneidad profesional, con hechos concretos, es de hecho un abogado aun cuando no tenga título. ¿Porque se le ha de prohibir ejercer su profesión? En el fondo es útil. ¿Porque motivo se ha de perseguir al que está haciendo algo útil?
El ingeniero sin título que puede presentar una carretera o algún edificio hecho por él, es de hecho un ingeniero, ¿porqué motivo se le ha de exigir que presente título, cuando la obra habla por él?
Mejor que los títulos universitarios son las obras presentadas por el profesional, nadie puede hablar mejor por un hombre que sus obras.
Conocemos el caso de hierbateros que han curado a muchos desahuciados por la ciencia universitaria, a muchos de estos médicos hierbateros después de hacer semejantes maravillas en beneficio de la humanidad doliente los han echado a la cárcel a petición de los médicos titulados de la universidad, naturalmente esto ha sido tremendamente injusto.
Los profesionales sin títulos deben sindicalizarse para defender sus derechos. La universidad no tiene derecho a monopolizar todas las profesiones.
La ciencia oficial no es toda la ciencia, es mucha pretensión la de los profesionales con título al suponer que toda la ciencia del mundo está en la universidad.
Que se sancione realmente a los profesionales explotadores, pero que esta sanción se aplique por igual, tanto a los profesionales con título como a los profesionales sin título. La ley debe ser por igual para todos.
Conocemos a muchos médicos con título que cobran una verdadera fortuna por una simple consulta y para ellos no hay sanción ninguna aún cuando exploten a los infelices enfermos y no curen, y en cambio si hay cárcel para el humilde hierbatero que no cobra por la consulta y que cura desinteresadamente o a cambio de cualquier moneda; en todo esto existe una tremenda injusticia.
Los gobiernos deben hacer valer la justicia y la ley y juzgar a todos por igual sin preferencias y sin dejarse sobornar, la ley es ley y debe aplicarse por igual a todos
Ha llegado la hora de que los profesionales sin título se sindicalicen para luchar por sus derechos.
Ha llegado el momento de luchar por el bien, la verdad y la justicia.
Es una absurda pretensión suponer que la ciencia oficial sea toda la ciencia del universo.
Es estúpido perseguir a los profesionales sin título, es injusto meter a la cárcel al médico que sana con procedimientos distintos a los de la ciencia oficial.
De ninguna manera podemos aceptar lógicamente el que los profesionales universitarios tengan en su cabeza toda la ciencia del cosmos.
En el universo existe mucha ciencia que los profesionales titulados ignoran totalmente.
Los gobiernos deben reconocer a los profesionales sin título por medio de sus obras; si un médico no titulado puede presentar siquiera cien curaciones, justo es que le otorgue licencia para ejercer su medicina.
Si un abogado puede presentar cien defensas bien hechas debe otorgársele licencia para ejercer la abogacía. Si un ingeniero es capaz de presentar una carretera hecha por él, o un edificio, etc., etc., etc., es justo que se le otorgue licencia para ejercer la ingeniería, etc., y así sucesivamente con todos los profesionales sin título. Las obras son las que hablan por los hombres y no los hombres por las obras.


CAPITULO XXXV  EL PROBLEMA DE LA DESOCUPACIÓN

El problema de la desocupación es uno de los problemas más graves del mundo.
Muchas veces nos sentimos inclinados a creer que con la industrialización en gigantesca escala podría ser resuelto este problema, empero tuvimos que abandonar esta creencia cuando pudimos comprobar que un país tan altamente industrializado como los Estados Unidos de Norteamérica, ha llegado a tener hasta diez millones de desocupados.
Si se quiere resolver satisfactoriamente el problema de la desocupación se necesita darle más importancia a la agricultura, ganadería, avicultura, y en general a todos los trabajos del campo.
En la práctica resulta manifiestamente absurdo que seis o siete millones de personas se encierren dentro de los estrechos límites de una ciudad, es a todas luces demasiado claro que la competencia deja a millones de personas sin trabajo, un ejemplo muy claro de esto lo tenemos en el simple hecho de tomar un taxi, o un bus, tranvía o camión cuando estamos parando cualquier vehículo de estos, si tenemos competencia, si hay muchas otras personas aguardando lo mismo que nosotros, lógicamente podemos perder el tiempo, porque las otras personas nos hacen competencia y si ésta última es excesiva tenemos que regresar a casa a pie, o guardar varias horas hasta lograr una oportunidad.
Si realmente los gobiernos quieren resolver el problema de la desocupación, deben fundar muchas escuelas de agricultura accesibles al nivel común del hombre corriente de la calle, la profesión de agricultor debe asumir ahora una categoría de orden superior; el ministro de agricultura y ganadería debe apoyar sin reservas de ninguna especie a todo hombre que sinceramente este resuelto a trabajar como agricultor, avicultor, ganadero, etc., etc., etc.
Es vergonzoso que tantos miles de ciudadanos vaguen por las calles solicitando trabajo, cuando los campos están necesitando brazos para trabajar la tierra que nos da el sustento.
Resulta estúpido que el hombre de la ciudad mire con cierto desprecio al campesino, considerándolo como una especie de gente inferior; Nadie es más que nadie y el señorito de la ciudad con su camisa de cuello almidonado y las uñas pintadas jamás podrá tener mayor categoría que la del hombre de manos encallecidas y el rostro curtido por el sol de la montaña y del llano; Tenemos que inclinarnos ante los hombres que nos dan de comer, y el campesino es precisamente el hombre que sostiene con la comida a millones de personas que viven cómodamente en las ciudades.
El campo necesita mucha gente, el campo puede resolver totalmente le problema de la desocupación, en las escuelas de educación primaria y secundaría debe incluirse la materia sobre agricultura teórica y práctica así se dejan de crear tantas generaciones de señoritos afeminados que luego vagan por las calles hambrientos y mal vestidos solicitando trabajo inútilmente, hay que enseñar a las niños el camino del trabajo y de la hombría bien entendida si es que queremos evitar la epidemia de la desocupación.
Realmente el hambre, la miseria, la desocupación, son terreno apropiado para que en ellos germine la flor venenosa del comunismo.
Es necesario comprender que sólo con una democracia auténtica que resuelva en forma total el problema de la desocupación, y que extermine radicalmente la injusticia, podemos conjurar bien el peligro horrendo del diablo rojo.
No es justo que millones de personas vaguen por las calles mendigando trabajo mientras en las zonas residenciales viven dichosos los holgazanes; no es justo que existan personas de la burocracia que ganan enormes sueldos por una pocas horas de trabajo diario, entre tanto los infelices no ganan ni para comer.
Es urgente hacer justicia social porque la indolencia en estos nos conduce inevitablemente a la barbarie del socialismo Ateo y brutalizante, la única manera cierta de combatir al monstruo rojo de la URSS, es darle al pueblo pan, abrigo y refugio, con el estómago lleno no hay comunismo; donde existe justicia social no hay comunismo.

TIERRAS BALDÍAS.
En la América Latina existen todavía vastos e inmensos territorios totalmente deshabitados, recordemos las selvas espesas del amazonas, en esas regiones podríamos caminar años enteros sin encontrar seres humanos, a excepción de algunas tribus de indios caníbales; Realmente esas son tierras muy fértiles que la raza humana podría aprovechar para su propio sostenimiento económico; Es lástima que los gobiernos del Brasil, Colombia, Perú, no se hayan resulto en forma seria a conquistar esos riquísimos territorios; Sin embargo es de admirarse el gran esfuerzo que hizo el Brasil al fundar su ciudad capital dentro de la selva amazónica, esto representa ya un esfuerzo en la gigantesca empresa de conquistar la selva.
Los gobiernos que tienen acceso a esas selvas profundas del Amazonas, deberían favorecer inmigraciones nacionales y extranjeras, sería maravilloso que los gobiernos apoyasen económicamente a todo ciudadano que de verdad se resolviese a establecerse en esas selvas para trabajar la tierra. El Ministerio de Agricultura buen podría dar a estos ciudadanos, dinero, semillas, herramientas de trabajo agrícola, medicinas, etc., etc., etc. Es claro que para esta clase de empresa se necesita el apoyo económico.
La América Latina dispone de vastos e inmensos territorios vírgenes donde millones de desocupados de todas partes del mundo podrían establecerse para trabajar; lo que se necesita es apoyo económico de los gobiernos que tienen acceso a esos territorios; es urgente comprender que la agricultura en gigantesca escala puede acabar con el hambre y la miseria, millones de desocupados que vagan por las calles de las grandes ciudades mendigando empleo, debieran dedicarse a la agricultura.
Es urgente que el Ministerio de Agricultura organice determinado tipo de sociedades cooperativas y oficinas de investigación y de control con poderes extraordinarios y fuerzas de policía rural, a fin de conquistar las selvas y dar apoyo total a todos aquellos que realmente quieran acometer semejante empresa.
El dinero que los gobiernos invierten en este ramo de la actividad humana se multiplica al mil por ciento enriqueciéndose las naciones con el trabajo fecundo de los agricultores.
Resulta paradójico que millones de personas vaguen por las calles mendigando trabajo, cuando el campo necesita de tantos brazos para trabajar la tierra.
El partido socialista cristiano, es decir el movimiento socialista cristiano convertido en partido político, debe llevar al congreso nuestras ideas relacionadas con la conquista de tierras baldías; es urgente luchar intensamente en este sentido hasta lograr la cristalización de nuestros proyectos, así solucionaremos el problema de la desocupación.

TIERRAS EN PRODUCCIÓN.
Las tierras que actualmente están en producción necesitan todavía muchos brazos; los gobiernos debieran establecer leyes que estipulen el máximo y el mínimo de trabajadores que los patrones están obligados a tener; estas leyes podrían basarse en la cantidad de hectáreas productivas, mayor cantidad de trabajadores y viceversa, también es urgente fijar el salario mínimo para los trabajadores.

COOPERATIVA AGRÍCOLA.
Todo individuo que trabaje por su cuenta en el campo, o toda asociación de individuos que por iniciativa propia resuelvan trabajar la tierra, necesitan de la cooperación económica. La caja agraria debe cooperar con esos trabajadores de la agricultura, dándoles dinero, semillas, herramientas, medicinas, etc., etc., etc.
Así desaparecerá el problema de la desocupación en las ciudades.


CAPITULO XXXVI  NIÑOS MONSTRUOS

El fraccionamiento del átomo es una locura científica que puede conducir a la humanidad hacia una gran catástrofe apocalíptica.
Los hombres de ciencia en vez de estar desintegrando átomos, deberían utilizar la energía solar.
Está demostrado que la energía solar es inmensamente superior a la energía atómica.
El Sol con su energía, no sólo hace girar la tierra en sí misma sobre su propio eje, sino además la hace girar sobre su órbita.
La tierra y cada uno de los planetas del sistema solar tiene su propio peso específico.
La fuerza solar juega con la tierra como un niño con pompas de jabón.
El astrónomo que conoce los movimientos del sistema solar, conoce mejor el movimiento de los átomos en la molécula que cualquier físico.
La misma ley que gobierna el movimiento de los átomos en la molécula, gobierna también el movimiento de los planetas alrededor del sol.
La tierra y el átomo en la molécula, tienen su propio peso específico que no debe ser alterado.
Cuando se altera el peso específico del átomo en la molécula, todos los átomos de la molécula sufren las consecuencias.
Si se altera el peso específico de la tierra, todo el sistema solar sufrirá las consecuencias.
El hombre continúa explotando miserablemente las entrañas de la tierra y desintegrando la materia; el peso de la tierra se está modificando y si continúa por ese camino tendrá que producirse un pavoroso cataclismo.
Todo el combustible que se gasta en automóviles sale de las entrañas de la tierra, todos los metales salen de las entrañas de la tierra, etc.
Ahora se hacen explosiones atómicas subterráneas y se estremece todo el organismo planetario.
Vamos poco a poco hacia una gran catástrofe apocalíptica, no quieren los hombres aprender a manejar la energía solar, y destruyen miserablemente la naturaleza.
Esa fuerza maravillosa que mueve mundos como pompas de jabón, puede mover máquinas, pero los hombres no lo comprenden y prefieren desintegrar la materia.
La radiación atómica ya está produciendo por doquiera niños monstruos.
En todos los países del mundo están naciendo monstruos.
Está demostrado que la radiación atómica puede alterar los genes de los organismos.
La ciencia médica sabe muy bien que la célula original tiene cuarenta y ocho cromosomas; con esto queda demostrado que el organismo humano está gobernado por cuarenta y ocho leyes.
Todo cromosoma se compone de genes y todo género de moléculas.
Cualquier gene controla divisiones tan pequeñas como la inclinación de la nariz, el timbre de las cuerdas bucales, etc., unos cuantos millares de tales detalles, y tenemos al hombre completo.
El índice dado por unos cuantos millares de genes, proporciona datos completos sobre la total constitución del hombre.
Los genes participan del mundo celular y del mundo molecular, los genes se hallan entre la frontera de dos mundos, los genes se hallan confinados dentro de la célula aborigen o huevo fecundado.
Las radiaciones atómicas alteran el orden y disposición de los genes dentro del huevo fecundado.
Los niños monstruos nacen de tal alteración de los genes, y esto ya está demostrado.
La ciencia ha logrado alterar los genes de los tulipanes sometiéndolos a la acción de los rayos X o del Radio, y como resultado se obtuvo mutaciones que originaron nuevas formas y colores artificiales.
La radicación de esta longitud particular de onda afecta la disposición de los genes, y produce cambios sorprendentes en el organismo.
Ya sabemos que en cancerología se utiliza la terapéutica radioactiva aplicando el radio a los ovarios y los testículos de los cancerosos con el propósito de hacerlos estériles.
Todo radiólogo usa delantal de plomo cuando está trabajando para defender sus órganos sexuales del terrible poder de las radiaciones que podrían dañar y atrofiar los epitelios seminíferos.
En cuestión de Biopsia Testicular sabemos muy bien que la relación Protoplasma Núcleo 2-1, se altera con rayos X; esto se puede ver claramente con microscopios de grandes aumentos estudiando cuidadosamente la relación citoplásmica.
Las alteraciones morfológicas y tintóreas son notables en esta alteración producida con Rayos X; está pues demostrado que la radioactividad puede producir cambios sorprendentes en el organismo humano.
Esta también demostrado que la radiación puede alterar toda clase de genes como se demostró con el experimento de los tulipanes.
Actualmente y después de muchos años de experimentos atómicos, ya toda la naturaleza se halla contaminada con la radiación atómica y los genes alterando su disposición y orden, dan origen a millares de criaturas monstruosas.
En principio los hombres de ciencia y la prensa, le echaron la culpa a la famosa Thalidomida, remedio que tomaban las señoras en cinta para defenderse de todas las molestias propias del embarazo.
La Thalidomida se prohibió pero continuaron naciendo por doquier niños monstruos.
Los animales no toman Thalidomida y son millares los monstruos animales que han venido naciendo ahora por todas partes.
Millares de madres a pesar de no tomar la tal Thalidomida, han alumbrado niños monstruos.
La desintegración del átomo es una locura científica que no sólo está llenando el mundo de monstruos, sino que además llevará al planeta tierra hacia una espantosa catástrofe cósmica.


Los tiempos del fin han llegado.
SAMAEL AUN WEOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario