miércoles, 2 de diciembre de 2015

EL KRISTO SOCIAL cap 29 al cap 32

CAPITULO XXIX
LAS PARCELACIONES DE LAS TIERRAS

La parcelación de las tierras es una necesidad urgente debido a dos factores: 1º El aumento de la población humana. 2º El EGOÍSMO.
Actualmente existen en algunos países de América enormes extensiones de terrenos selváticos baldíos que pueden ser conquistados por el hombre. Desgraciadamente los conquistadores de terrenos baldíos no están siempre a la altura de las circunstancias y cuando se proponen trabajar dichos baldíos procuran acaparar grandes extensiones de tierra que no sólo no pueden cultivar sino que además no permiten cultivar; ni hacen ni dejan hacer, ni trabajan ni dejan trabajar, ni comen ni dejan comer.
Conocemos el caso de individuos que han acaparado 2000 y hasta 3000 hectáreas de terreno que no pueden cultivar y que además no dejan cultivar, pero gozan pensando que toda esa tierra es de su propiedad y hasta sienten satisfacción en quitarle a otros, además, tierras trabajables que ellos no han cultivado.


Todo esto, todo este tremendo egoísmo humano es realmente espantoso y por ello es que la parcelación de tierras es una necesidad vital.
La parcelación de tierras soluciona el problema agrario en forma total.
Los gobiernos deben parcelar las tierras para bien de la humanidad.
Los agrónomos deben estudiar a fondo la calidad de las tierras; hay tierras que en pocos años se vuelven improductivas; hay tierras que producen por largos tiempo. Los abonos pueden prestar un servicio muy relativo pero no se pueden garantizar totalmente.
La parcelación de las tierras debe basarse precisamente en su calidad; cualquier familia necesita para vivir por lo menos doce hectáreas cuando las tierras son muy fecundas.


Es necesario que los gobiernos sin consideración alguna procedan enérgicamente parcelando las tierras que actualmente tienen acaparadas muchos terratenientes que ni trabajan ni dejan trabajar.
Los terratenientes ricos suelen atropellar a los pobres agricultores para quitarles sus tierras bañadas con el sudor de sus frentes, muchas veces los gobernantes se dejan sobornar para apoyar a los ricos terratenientes.
La parcelación de las tierras aumenta la producción agrícola nacional.
Las tierras parceladas cuando son debidamente trabajadas, se convierten en fuentes vivas de inagotable riqueza nacional.
Se hace necesario que todos los trabajadores se sindicalicen y organicen debidamente para luchar por sus derechos.
Los campesinos tienen la sartén por el mango y como quiera que son los que alimentan a las ciudades y pueblos, tienen derecho a exigir y castigar con el sistema de huelga consiste en no llevar a los pueblos alimentos.
Se necesita que el pueblo campesino se resuelva a luchar por sus derechos.
Se necesita que el pueblo campesino en lucha a muerte contra los poderosos exija la parcelación de las tierras.
Ya este ejemplo lo dio México. La revolución con su lema “Tierra y libertad”. Parceló las tierras porque éstas como dijo Zapata, “son de quien las trabaja”. Los campesinos trabajan las tierras, las tierras son de los campesinos.
El sistema ejidal mexicano es un ejemplo vivo de justicia.
Aquellos que suponen que la parcelación de tierras es comunismo, están muy equivocados porque México tiene todas sus tierras parcelas y no es comunista.
El sistema ejidal de México es un vivo modelo de reforma agraria para toda la América.
Lo que actualmente necesitan con urgencia los campesinos mexicanos, es apoyo económico.
Es necesario que todos los países latinoamericanos sigan el ejemplo mexicano, es urgente la parcelación de tierras en toda América.
Es una vergüenza para América, que todavía existan grandes haciendas y poderosos terratenientes.
Causa profundo dolor saber que todavía existen en América latina señores de horca y cuchillo, poderosos hacendados que azotan a los trabajadores y gozan libremente del derecho de pernada (violación de hijas y esposas de los obreros).
Causa profundo dolor saber que el crédito agrario sólo es para los ricos terratenientes y que las cajas agrarias no apoyan jamás a los pobres campesinos.
Hemos visto en muchos países latinoamericanos escenas dantescas de horror y villanía, cuando llega alguna partida de dinero para apoyar a los agricultores, los únicos beneficiados son los poderosos señores hacendados, y no los infelices agricultores.
Para los pobres campesinos no existe apoyo en la América Latina, y lo más grave es que en vez de dárseles se les quita.
En muchos países se les ponen impuestos a los campesinos, por los animales, por las siembras, por las casas donde viven, etc., etc., etc.
Ha llegado la hora de que el pueblo campesino se una para defenderse.
Ha llegado el momento en que los campesinos establezcan en los campos sindicatos campesinos.
Los trabajadores campesinos tienen el arma más formidable de todos los siglos, esa arma se llama comida. Los campesinos tienen la sartén agarrada por el mango.
Los campesinos llevan la comida a las ciudades y pueblos y los tiranos no pueden vivir sin comida, ningún país, ningún gobierno, por poderoso que sea, puede resistir un paro total del pueblo campesino, si los campesinos no llevan más comida a las ciudades, los tiranos tienen que entregar las armas y rendirse.
Ha llegado la hora de hacer campaña de unión campesina, es necesario enseñar y unir a todos los trabajadores del campo para luchar por la parcelación de las tierras, y acabar de una vez y para siempre con los injustos impuestos.
El pueblo campesino tiene derecho a exigir la democratización del crédito agrario, la parcelación de las tierras, y la abolición de los injustos impuestos.


CAPITULO XXX
EL SALARIO MÍNIMO Y EL ALQUILER DE LA CASA

Es urgente en cada país, que las leyes establezcan el salario mínimo, en México el salario mínimo es de veintiún pesos, algunas empresas no respetan la ley y es claro que los gobiernos deben tomar medidas severas en estas cosas.
El salario mínimo debe estar siempre de acuerdo con las necesidades y circunstancias de los trabajadores; el poder adquisitivo de la moneda determina el salario mínimo; en cada país el salario mínimo resulta diferente, es justo que todo gobierno establezca firmemente el salario mínimo a fin de salvar a los trabajadores de la explotación capitalista.
Existen dos clases de trabajo: trabajo simple, trabajo complicado, es lógico que el trabajo complicado representa de hecho, doble gasto de la fuerza de trabajo del trabajador, el trabajo complicado debe ser mejor pagado que el trabajo simple, los salarios se hallan pues, escalonados, en todo caso nunca deben los salarios bajar más allá del salario mínimo; los países que no han establecido el salario mínimo someten a sus hijos a la explotación y a la esclavitud.
Los trabajadores de dichos países deben unirse para reclamar de sus gobiernos el salario mínimo.

EL ALQUILER DE LA CASA
No es justo que el alquiler de la casa salga únicamente de la bolsa de los trabajadores. México en esto está dándole a toda América un ejemplo maravilloso.
Ya en México los trabajadores reclaman mejores salarios, y cierta cantidad de dinero para el pago del alquiler de casa, esta cantidad es extra sueldo, extra salario.
Los caseros, los capitalistas, los poderosos en todos los países de la tierra han subido escandalosamente el precio de los alquileres de casas y no es justo que los trabajadores tengan que sacar de sus salarios para pagar el costo de estos alquileres; los trabajadores necesitan defenderse de los capitalistas, si éstos últimos encarecieron el precio de la vivienda, que entonces la paguen ellos, sino totalmente por lo menos en parte. No podemos obligar a cada dueño de casa a bajar el precio del alquiler de las casas, pero sí podemos exigir a los patrones una determinada cantidad de dinero para el pago del alquiler de la casa.
Los trabajadores trabajan para el capitalista y por lo tanto es justo que éstos le den viviendas a sus trabajadores, lo justo es justo.
Muchos patrones al leer estas líneas reaccionarán violentamente contra nosotros calificándonos de comunistas; el capital es cruel y despiadado. El capital no tiene consideraciones para nadie, el capital no vacila en explotar a los trabajadores y en subir el costo de la vivienda, el obrero tiene por tal motivo que defenderse sin que esto signifique comunismo, ni nada que se le parezca; únicamente defendemos nuestros derechos humanos, eso es todo.

SISTEMA DE CONTROL.
En Colombia existió una junta de control para controlar a los caseros; se quiso con esto controlar el precio de los alquileres de casas; tenemos que reconocer que ese control fracasó por algo que en México conocemos con el significativo título de mordidas.
Los caseros le daban dinero a las autoridades del control, les daban “mordidas”, las sobornaban. Así el control quedó en nada; fracasó totalmente, y la población quedó burlada.
Con estos y otros fracasos en distintos países, lo mejor es que los trabajadores exijan además de su salario, el dinero para el alquiler de la casa; si no todo, en su totalidad, por lo menos en parte, así podemos resolver en parte el problema gravísimo del costo de la vivienda.
Nosotros no debemos explotar ni dejarnos explotar; es tan malo explotar como dejarse explotar.

SINDICALIZACION DE INQUILINOS
Los inquilinos deben unirse para sindicalizarse. Los sindicatos de inquilinos pueden controlar a los caseros, los sindicatos de inquilinos pueden controlar el precio del costo de las viviendas. Los sindicatos de inquilinos pueden mediante sus abogados conseguir mejoras para sus viviendas, rebaja de precios, reformas en las construcciones, higiene, mejores servicios, etc.
La unión hace la fuerza. Mientras los inquilinos estén desunidos, los caseros podrán reinar sobre ellos arbitrariamente. “Reino dividido será destruido”.
Los inquilinos constituyen un reino, si ese reino se une por medio de sindicatos, los caseros no podrán gobernarles arbitrariamente como hasta ahora lo han hecho.
Los inquilinos pueden sindicalizarse en forma gremial, gremios de inquilinos, zapateros, peluqueros, herreros, voceadores de periódicos, médicos, latoneros, mecánicos, abogados, barrenderos, ingenieros, etc., etc., etc.
Este sistema de sindicalización gremial de inquilinos resulta fácil práctico y sencillo.
Los sindicatos además de su personería jurídica, disponen de armas maravillosas como son los paros, el tortuguismo, (trabajo exageradamente lento) etc., etc., etc., para lograr sus justos propósitos.
La lucha por el triunfo de la justicia social es muy larga y dura, pero jamás debemos utilizar la violencia, ni las revoluciones de sangre y aguardiente.
La mejor arma es la mente. Debemos defendernos con el arma maravillosa del pensamiento.
Debemos trabajar todos por un mundo mejor; los poderosos se defienden y atacan con bayonetas, nosotros los obreros nos defendemos y logramos nuestros mejores propósitos con el arma maravillosa de la inteligencia.
Esta es superior a la fuerza bruta.


CAPITULO XXXI
CESANTÍA

Parece increíble que todavía a estas horas de la vida, y en pleno siglo veinte, existan países donde los trabajadores son despedidos sin recibir pago alguno.
Es lamentable ver por las calles de muchas ciudades, trabajadores despedidos que vagan pidiendo limosna.
Hemos conocido padres de familia que después de ser cesados hasta han robado para alimentar a sus hijos, esos han ido a parar a la cárcel.
Hemos conocido infelices obreras, madres de familia, que después de agotar lo mejor de su juventud en alguna fábrica han sido puestas de patitas en la calle; muchas de esas infelices han tenido que prostituirse para no dejar morir de hambre a sus hijos.
Los candidatos a la primera magistratura hacen millares de promesas antes de subir a la cumbre, y luego, se ríen de los infelices; muchos de ellos hasta son de buenas intenciones pero nada pueden hacer porque son simples títeres controlados por las secretas camarillas de millonarios son precisamente esas secretas camarillas quienes los eligen y controlan, para sus propios fines egoístas.
De un país de América Latina, no importa cual sea su nombre, el ilustre abogado doctor Rafael Romero Cortes, tuvo a bien remitirme un bosquejo maravilloso sobre el derecho de cesantía tal como existe en su país; a continuación presentamos dicho bosquejo:
BOSQUEJO SOBRE EL DERECHO DE CESANTÍA.
El código sustantivo del trabajo en el capítulo VII del título VIII, da una regla general en su artículo 249 estatuye que todo patrono está obligado a pagar a sus trabajadores y a las demás personas que se indican en este capítulo, al terminar el contrato de trabajo, como auxilio de cesantía un mes de sueldo por cada año de servicios, y proporcionalmente por fracciones de año.
En el artículo 250 se establecen las circunstancias por las cuales se pierde el derecho a disfrutar de esa prestación. El principio general tiene excepciones y ellas están consagradas en el artículo 251 de la misma obra y se limitan a la industria puramente familiar, a los trabajadores accidentales o transitorios y a los artesanos que trabajando personalmente en su establecimiento, no ocupan más de cinco (5) trabajadores permanentes extraños a su familia.

CESANTÍAS RESTRINGIDAS
El 252 del código sustantivo del trabajo dice en su inciso primero así: Los trabajadores del servicio doméstico, los de empresas industriales de capital inferior a veinte mil pesos ($20,000.00) y los de empresas agrícolas, ganaderas, forestales de capital inferior a sesenta mil pesos ($60,000.00) tienen derecho a un auxilio de cesantía equivalente a quince días de salario por cada año de servicios y proporcionalmente fracciones de año; pero en los demás quedan sujetos a las normas sobre este auxilio. El numeral 2 dice que para la liquidación del auxilio de cesantía de los trabajadores del servicio doméstico sólo se computará el salario que reciban en dinero.

SALARIO BASE DE LIQUIDACIÓN
El Art. 253 dice que para liquidar el auxilio de cesantía se toma como base el último salario mensual devengado por el trabajador, los aumentos de salario que se hagan a partir de la vigencia de este código sólo afectarán el cómputo de la cesantía durante los tres años anteriores a la fecha de cada aumento...

PROHIBICIÓN DE PAGOS PARCIALES
El artículo 254 prohíbe a los patronos hacer pagos parciales del auxilio de cesantía antes de la terminación del contrato de trabajo, salvo en los casos expresamente autorizados, y si los efectuaren perderán las sumas pagadas, sin que puedan repetir lo pagado.
Los trabajadores llamados a filas (Art. 255 del CST.) permite liquidarles parcialmente la cesantía. También (Art. 256) para la financiación de viviendas, mediante el lleno de ciertos requisitos.

PATRIMONIO DE FAMILIA
El Art. 257 dice que la casa de habitación adquiridas por el trabajador antes o después de la vigencia de este código, con el auxilio de cesantía, en todo o en parte, no constituye por ese sólo hecho patrimonio familiar inembargable.

MUERTE DEL TRABAJADOR
El Art. 258 de la obra citada estatuye: el auxilio de la cesantía es transmisible por causa de muerte conforme a las reglas del código civil; no excluye el pago del seguro de vida colectivo obligatorio, y cuando valga cinco mil pesos ($5,000.00) o menos se pagará directamente, de acuerdo con el procedimiento establecido en el Art. 12.

CONCLUSIONES
“La cesantía es completa cuando se paga un mes de sueldo por cada año de servicio o proporcionalmente por fracciones de años servidos, restringida en empresas industriales de capital de $20.000 pesos; empresas ganaderas, agrícolas, forestales de capital de $60.000.00 y los empleados del servicio doméstico que ganan solamente quince días por año o proporcionalmente al tiempo servido”.
“La cesantía se causa al terminarse el contrato de trabajo, es decir, cuando terminan las relaciones laborales con el patrono, y el trabajador, deja de trabajar. A veces puede estar vigente el contrato cuando el trabajador está incapacitado para trabajar y se le paga entonces auxilio por enfermedad”.
“No se le puede pagar al trabajador cesantía parcial estando trabajando. Las excepciones son cuando el trabajador es llamado a filas para el servicio militar, también cuando va a construir vivienda y se le da una parte de la cesantía anticipada para la financiación de la vivienda”.
“La base de la liquidación es el último sueldo devengado por el trabajador, la casa de habitación adquirida por el trabajador como construida con parte del auxilio de la cesantía no constituye patrimonio de familia inembargable; la cesantía como el seguro de vida colectivo obligatorio es acumulable y no son incompatibles, son transmisibles por causa de muerte; Todas prestaciones en derecho prescriben a los tres años”.
Hasta aquí este bosquejo sobre el derecho de cesantía en un país de la América Latina. No negamos que este bosquejo es de un gran valor, puede servir de inspiración a muchos legisladores.
Desgraciadamente los capitalistas son además de crueles y despiadados, suficientemente astutos para burlar la ley, hoy en día en ese lejano país ya los trabajadores no duran en los empleos más de unos tres meses.
Los patrones despiden a los obreros lo más pronto posible, para no acumular cesantía, ellos saben que conforme el tiempo pasa la cesantía aumenta.
Así pues, ya los trabajadores no cuentan con un trabajo seguro en ese país.
A los legisladores se les olvidó la astucia de los patrones.
Si los legisladores hubieran fijado legalmente el tiempo mínimo de contrato, esa burla a la ley se habría hecho imposible, consideramos que mejor hubiera sido fijar un año, como tiempo mínimo de trabajo.
Nos parece también un absurdo el que la casa de habitación del trabajador construida con parte del auxilio de la cesantía sea embargable, creemos que a ningún trabajador se le debe embargar su casa de habitación, deba lo que deba, la casa de habitación de un trabajador es muy sagrada. Además si el trabajador tiene hogar, hijos, familia, es criminoso embargarle su casa y ponerlo con su familia de patitas en la calle.
Opinamos que este código de trabajo puede inspirar a los legisladores sabiamente, pero corrigiéndolo y perfeccionándolo.
Es tremendamente criminoso despedir a un trabajador sin darle ni un centavo, actualmente en la América Latina hay países donde los pobres trabajadores no tienen garantías sociales de ninguna especie.
Es necesario comprender que los trabajadores despedidos de su trabajo necesitan comer y vivir y por ello es urgente darles dinero suficiente para que puedan sostenerse mientras consiguen un nuevo trabajo.
El comunismo es el resultado de la crueldad y falta de humanidad, es axiomático que la crueldad de los capitalistas produce comunismo.
Si queremos salvarnos del peligro comunista debemos acabar con la crueldad.
Despedir a los trabajadores sin darles auxilio para su sostenimiento es tremendamente criminoso.


CAPITULO XXXII
EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO LATINOAMERICANO

A muchísimas gentes puede extrañarles que el presidente fundador del Movimiento Gnóstico funda ahora un partido político.
Es necesario comprender que estamos en la tierra y no en Marte ni en Venus.
Se necesita un vehículo de acción para las ideas del Cristo Social.
Se necesita un vehículo de acción para propagar por doquiera las ideas redentoras del Socialismo Cristiano latinoamericano.
Hay autores que no son partidarios de formular, nosotros sí somos partidarios de formular porque la mente humana se halla en estado de decrepitud.
Hay autores que consideran que es mejor enseñar como se debe pensar y no en que se debe pensar.
Nosotros creemos que se debe enseñar la mejor manera de pensar, pero como la mente humana está degenerada, debemos indicarle en qué debe pensar.
Nuestro Socialismo Cristiano latinoamericano enseña cómo se debe pensar y en qué se debe pensar.
Nuestro Socialismo Cristiano latinoamericano formula porque la mente humana necesita que se le formule.
Nuestro Partido Socialista Cristiano Latinoamericano es distinto al europeo porque al estudiar al hombre, lo estudia en forma íntegra, no sólo en lo económico, sin también en lo psicológico, sociológico, político y espiritual.
De la relación del individuo con otros individuos, resulta la sociedad, el tipo de relaciones individuales, determina el tipo de sociedad.
El gobierno es el resultado de la sociedad, la sociedad y el gobierno son la extensión del individuo.
Si el individuo es cruel, egoísta, codicioso, envidioso, ambicioso, perverso; la sociedad será eso y el gobierno será eso.
Estamos en crisis mundial, vivimos actualmente el momento más difícil de la historia.
El individuo ha creado este caos, el individuo es el mundo, si el individuo no cambia internamente, el mundo no cambiará.
El Partido Socialista Cristiano Latinoamericano se propone enseñarle al individuo el camino del Cristo Social.
Es necesario que el individuo cambie, y el Partido Socialista Cristiano Latinoamericano enseña al individuo una doctrina cuyo resultado será el cambio.
El pensar, el sentir y el hacer son vitales en estos instantes de crisis mundial. Sólo el recto pensar, el recto sentir, y el recto obrar pueden provocar en el individuo un cambio radical.
Los hombres de buena voluntad no debieran tener fórmulas, pero como la mente humana está en decrepitud necesita fórmulas para organizar.
Los hombres de buena voluntad no necesitan pertenecer a partido político alguno, pero la mente está degenerada y por ello se necesita un partido para transformar al mundo.
Hay confusión en estos instantes y necesitamos zafarnos de esta confusión. Necesitamos libertarnos de la confusión para cambiar individualmente.
Necesitamos dirigentes porque todavía no somos capaces de dirigirnos a sí mismos, el caos actual exige dirigentes de nuevo tipo porque los dirigentes de nuevo tipo resultan extemporáneos.
Si el hombre tuviera una mente espontánea, dúctil, elástica, creadora, bella, no necesitaría fórmulas definidas; pero como la mente humana está degenerada, necesita fórmulas definidas para orientarse.
Necesitamos marchar juntos, necesitamos unirnos fraternalmente para hacer un mundo mejor.
Los intelectuales han fracasado totalmente, necesitamos aprender a pensar por sí mismos en forma independiente, los intelectuales han llevado al mundo al caos y la anarquía.
No sólo de pan vive el hombre, vivimos también de factores psicológicos que debidamente comprendidos pueden transformar totalmente nuestras vidas.
Necesitamos comprender en forma integra todas las complejidades que cargamos dentro, si es que realmente queremos cambiar totalmente.
No hay duda que el mundo se halla metido en una gran catástrofe social; necesitamos una nueva forma revolucionaria de pensar, sólo así será posible entrar por el camino de un nuevo orden.
El mundo entero se halla en estado catastrófico y necesitamos estudiar todos los problemas profundamente.
Necesitamos considerar al hombre como un todo; en lo psicológico, en lo político, en lo espiritual, en lo económico, etc., etc., etc.
El Partido Socialista Cristiano Latinoamericano ve la totalidad del cuadro y no solamente una parte del mismo.
El error de los economistas es querer resolver el problema del mundo únicamente con la ciencia económica; el error del político es querer volver todo política, y así sucesivamente.
Nuestro partido estudia todos los problemas en forma completa; nuestro partido encara sabiamente el problema mundial en conjunto y en todos sus detalles.
Nuestro partido enseña un nuevo modo de encarar las cosas, una nueva manera de sentir, una nueva manera de hacer.
El Partido Socialista Cristiano Latinoamericano es el vehículo de acción social del Movimiento Gnóstico.
El Partido Socialista Cristiano Latinoamericano transformará la América y luego transformará el mundo.
Todos los miembros activos del Movimiento Gnóstico Cristiano Universal deben recorrer el camino del Cristo Social.
Hay que organizar el partido en todos los países de la América latina; hay que llevar la palabra del Cristo Social a todos los sindicatos, fábricas, centrales obreras, talleres, vías férreas, campos, etc., etc., etc.
Hay que predicar la palabra del Cristo Social y formar grupos nuevos por todas partes.
El partido debe organizarse en cada país de la América Latina, los hombres de buena voluntad deben lanzarse a la lucha por el Cristo Social.
El mundo está en crisis y se necesitan hombres de buena voluntad para llevar la palabra del Cristo Social a la pobre humanidad doliente.

Es urgente que el Movimiento Gnóstico se ponga en pie para luchar por el Cristo Social.
SAMAEL AUN WEOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario