RADIO IG.E.O.M. MÉXICO

TETRARCAS

LOS CUATRO SAGRADOS TETRARCAS


V.M. Jeú Mikael Aberamentho

Es innegable y de majestuosa Verdad afirmar enfáticamente que Jeú El Kristo, en su condición de Mikael Aun Weor, resucitó triunfalmente después de su desencarnación en la Cruz, pasando luego a realizar la suprema labor de ejercitar prioritariamente a sus Discípulos con enseñanza sólida, para asegurar el cumplimiento de una eficaz misión de salvación en pro de la humanidad, siendo ejecutada esta dedicación exclusiva de entrenamiento en absoluta reserva durante once años, período que se corresponde con la respectiva Carta Metrológica de la Persuasión, relativa a la Misericordia de la Gran Ley por los Hombres.  


Jeú El Kristo confirma a sus Discípulos que proviene del Cosmos Inmanifestado, que es el Principio y el Fin de todas las cosas, siendo a la vez el Misterio Vigésimo Cuarto, únicamente comprensible con la develación de las hieráticas representaciones zoomorfas de los Alados Seres que a derecha e izquierda de Wirakocha, constituyen los enigmas del Tao encubiertos en la monumental Puerta del Sol erigida en la Megalítica Metrópoli de Taowanaku, que se encuentra en la actual República de Bolivia.
  


Jeú Mikael desde el Pleroma y en cumplimiento al Mandato del Padre, busca y encuentra al fin con María, el cuerpo material adecuado, de gran evolución y dignidad suprema para llegar a contenerlo; Con la finalidad de hablar con Ella respecto a Su propia gestación, descendió a la Tierra encarnando las potencias de la Inmaculada Concepción en la naturaleza de Gabriel.  


Cuando la Virginal María ascendió en Espíritu a las inefables Regiones del Absoluto, Jeú dispuso en el seno de su futura Madre el germen de su propia potencialidad, Energía conquistada por Aberamentho - Ser del Ser de Jesucristo - en la morada de Barbelo (La fuerza Heliónica de Barakiel o Sustancia Primordial del Tercer Logos, de cuya Esencia transmutada se conciben los Seres de Luz).
  


Con el Poder recibido del Gran Sabaoth, el Magnánimo, que se encuentra en la Región de la Derecha, (Cuya antítesis es el tenebroso Samas que adoran los hijos de Caín), el Regidor del Pleroma, comandando al Ejército de la Voz, dispuso su gloriosa gestación como Niño de Oro en el Vientre de su Divina Madre, excluyendo los regulares procesos preparatorios mediante los cuales llega a encarnar materialmente el Alma Humana.
  


He ahí expuestos sin incógnitas ni dogmatismos de ningún tipo, los singulares acontecimientos previos al apoteósico nacimiento del Glorioso Salvador Jesús El Kristo.  


Aquí es indispensable referirme previamente a tres acontecimientos entre los más trascendentales ocurridos en la vida de Jeshuá Ben Pandirá, el Adorable Ser más conocido como Jesús, quien desde las Alturas había sido escogido para llevar a cabo y enseñar a la Humanidad el Drama público de la Auto-Realización íntima, aún siendo en Espíritu, el Glorioso Señor del Pleroma.  


El primer suceso trascendental
 ocurre cuando a la edad de doce años, Jesús discurría entre los Doctores de la Ley en el Sanedrín, respecto a las Sagradas Escrituras, revelándose por su elocuencia incomparable, como el Verbo Divino, esto es, que en tan especiales circunstancias, el Bendito Salvador encarnaba su Kristo íntimo o su Resplandeciente Dragón de Sabiduría, esto es: Jeú.


El segundo evento de singular importancia
 se da en momentos cuando recibe de su primo Juan el Bautismo de Agua en el Río Jordán, a la edad de treinta años, ocasión cuando ocurre el apoteósico advenimiento de su Mahatma o Alma Divina, cuyo Sagrado Signo se corresponde con un desdoblamiento del Padre de su Padre que es Aberamentho, quien desde las Alturas exclama: “Este es mi Hijo Bienamado, en quien tengo todas mis complacencias”


La tercera situación que constituye la mayor gloria de Jesús en la materiaocurre cuando en la portentosa transición hacia la encarnante plenitud de su Naturaleza Divina, reconociendo la honra que físicamente ha recibido afirma “Padre mío, ¡Cómo me has Glorificado” y en ese preciso instante de expirar su ultrajado cuerpo, teniendo treintitrés años de edad, Jeshuá Ben Pandirá alcanza la total integración con el Ser, uniéndose con su Padre Cósmico, el Bendito Rector del Ayocosmos: Mikael Aun Weor.


En consecuencia, clarificando al máximo lo que significan los Tres Triples Poderes o Misterios Logoicos, con el fin de que no quepa duda alguna, enfatizo lo siguiente:


El Padre es el Maestro
 que el Discípulo alcanza, afirmando en su naturaleza la Esencia del Pleroma, donde radica la Ciencia de la Verdad y se fusiona con ella.


El Hijo es el Dragón de Sabiduría
 que se logra como consecuencia de conciliar lo de arriba y lo de abajo, ejecutando en sí el equilibrio de la Causa Común que es el Tao, de donde emana la Ciencia del Amor.


Finalmente, el Espíritu Sacro es la Gracia Virginal a la cual se arriba encarnando alMahatma íntimo, después de pasar por la negación budhista, mediante la cual se fisiona o elimina plenamente al ego farisaico, infra energética manifestación del error psicológico que los terrícolas cargan apasionadamente, siendo causa inequívoca del fracaso espiritual, situación ésta que a los demonios complace sobremanera.


Extractos de la Sagrada Pistis Sophia Develada por el  V.M.K.
 A.Z.F. EL TAWA MANÚ



V.M. Samael Maitreya Sabaoth

Antes de su recapitulación iniciática blanca, el Regente de Marte padecía las consecuencias de su insensata rebelión contra el Creador, quien le había consignado en castigo la terrible condición de representar al tentador demonio Samas, y a cuya fatídica causa desde entonces la humanidad entera sufría las aflicciones por el Edén perdido; pero es precisamente a partir de su reconversión a la Luz, que Samael Kristificado se ha constituido para estos tiempos del fin en la Piedra de Sión, siendo para los antiguos y fracasados edificadores “piedra de tropiezo y roca de escándalo”, mientras que para los renacientes Arquitectos de su Real Destino, en posesión de la eterna Doctrina hoy expresada con la terminología de nuestra época, viene siendo metafórica y tangiblemente la “Piedra Preciosa y Escogida, Cabeza de Ángulo” con que se edifica el Templo íntimo de la Viviente adoración al Real Ser, que es Dios hecho carne en el Hombre.


Todos los Iniciados que estén laborando los Misterios de Venus (La Iniciación Venusta) y por supuesto que estén aprovechando sabiamente la potencialidad guerrera de Marte para liquidar al enemigo oculto que se lleva en el interior infra-psíquico, se hallarán directamente vinculados al apoyo del Magnánimo Sabaöth, que en este caso es Samael Kristhus, para calificar Esfera tras Esfera y Región tras Región, hasta concluir absolutamente purificados, pudiendo así ascender hasta el Inefable Absoluto, sin que haya Recibidor o Gobernante alguno que pueda oponerse a tan trascendental travesía, siendo que la misma debe recorrerse con sus correspondientes pases, exámenes y apologías.


Samael ha venido a restablecer los Rituales de la Vida práctica, abiertas que han sido las puertas de los Cielos, ya que la Liturgia primaria ha quedado solo en la mente y la inconducta de quienes intelectualizaron la Doctrina, desperdiciando sus magisticos beneficios. Pero ahora nos encontramos con la Teurgia, la praxis en la existencia misma, cuando debemos tornaros sacerdotes, magos, exorcistas, Reyes de la Naturaleza, esto es, auténticos Teurgos. Y es que ahora la Doctrina llega enriquecida con la sabia bendición de una nutrición eminentemente natural, siendo una de las principales fuentes del fortalecimiento psicológico, cuando se puede comprobar que el Shakti potencial de la Pacha Mama y de la Energía Kristica que ofrecen los nutrientes puros, rescata el Prana extraordinario con que se enriquecen todos nuestros organos y la totalidad de la Naturaleza del Ser en sus cuarenta y nueve manifestaciones, cuando para desarrollarse a plenitud, debe proveerse de un Hidrogeno puro cada vez de mayor sutilidad.


El Tercer Logos que es la Naturaleza Femenina de la Divinidad Trinitaria, ejerce su manifestación material en base al equilibrio de dos Energías: El Señor Jehova quien sostiene las potencias acuáticas de la Creación y el Señor Samael, que es el sostenedor de las energías fohaticas; en la fusión de ambos se ha logrado siempre el equilibrio de las Civilizaciones Lunisolares, pues si bien es cierto que las Solares son culturas Luminosas, sin el conocimiento Lunar se mantiene la imperfección, ya que no existe la comprensión del Bien y del mal, de la caída, del pecado, del dolor, de la misericordia, del perdón, etc.; por lo tanto hay que lograr tener una mayor exactitud respecto a hechos y conceptos, ubicándose mas allá del Bien y del mal, que es la posicion donde se encuentran los Seres Superiores.


Sucede entonces que Devi Kundalini, fluyendo en el Iniciado en virtud a la Gracia de la Castidad, no puede desarrollarse al interior del Hombre mientras no se tengan las claves que permiten operar con los Dos Querubines Íntimos: Samael y Jehová, con los cuales se logra el tránsito ascendente de la auténtica Transmutación por la Vara Aarónica que es la Columna Vertebral o Escala de Jacob.


Con el auxilio de los Dos Testigos Apocalípticos (Samael y Jehová) se obtiene refugio y fortaleza para alcanzar la Ciencia de la Supra Potencia (La Transmutación alquímica) que permite la Salvación.


Mientras no actúa Thunupa íntimo para poder transformar los vicios en Virtudes, aún habiendo castidad sin pérdidas de Energía, encontrándose ésta inadecuada para ascender en la columna vertebral del Iniciado, los Querubines del Templo íntimo: Samael y Jehová, rechazan todo intento de transmutación indebida, pues no se trata de ningún proceso mecánico, si no el resultado de una meritoria como digna Obra.


Los hechos son los que cuentan, y a quienes corresponda interpretar la Historia de la Gnosis en los modernos tiempos, tendrán a su alcance los suficientes elementos de juicio, para determinar si hubo o no un Restaurador del Mensaje Divino, realizando como he estado, los prolegómenos del triunfal advenimiento de Samael Kristhus o Maitreya Sabaoth, quien llega a dar plena funcionalidad a la Iglesia del Amor, como el Avatara o Maha Manu que es de la flamante Era Acuaria.


Extractos de:

La Sagrada Pistis Sophia Develada por el  V.M.K. A.Z.F. EL TAWA MANÚ

El Advenimiento de Thunupa por el  V.M.K. A.Z.F. EL TAWA MANÚ



V.M. Zorokothora Melkisedek
Desde la encarnación del iluminado Salomón entre los Hombres como expresión de la Suprema Sabiduría Divinal, y con mayor énfasis resaltadas las condiciones propicias con el sublime advenimiento en la Tierra de Jeshuá Ben Pandirá, más conocido como Jesukristo o Hijo de Dios, las Energías Cósmicas provenientes del inconmensurable Absoluto se hallan empeñadas con infinito Amor en proporcionar a las especies diseminadas en la tridimensionalidad espacial de los incontables Universos, las encantadoras como benéficas irradiaciones de una de las más poderosas Leyes existentes en la Creación que resume su trascendental accionar en la cifra 999, cuya completa resolución pública antes jamás fue permitida, pues posée la hermenéutica regeneradora que hace posible mudar la misma Esencia contenida en la Semilla para optar como Germen Kristónico a escalas evolutivas de inimaginable gradación.




 En estos estelares momentos de especiales fastos para la Humanidad, ha llegado el tiempo preciso para que el Número 999 correspondiente cósmicamente al Gran Receptor de la Luz, esto es Melkisedek, tomase cuerpo físico en la Tierra entre la naturaleza de los originales Regidores de los Eones para ejecutar una portentosa Misión, concentrando en sí por decisión de Jeú todo el poder que antes ostentaban los transgresores, mientras que a éstos el Salvador les retiró la Luz que era la causa de su mayor agitación, arrojándolos por último a encarnar sucesivamente en la materia mediante reducidos círculos de existencias, merced a la utilización invertida de la energía genética, provocando con ello la manifestación tridimensional de cuerpos sin Almas, desprovistos de nobles sentimientos y plagados de enfermedades y deformaciones físicas.


Así como existe la Tierra material que es la que se halla en los espacios infinitos de los Eones, existe la Tierra de Luz que se encuentra más allá del final del Æón Trece, esto es, traspasando el Rayo Okidanok, y cuya Naturaleza Divina no es material sino más bien inmanifestada, siendo Zorokothora Melkisedek quien tiene la autoridad para recibir a los escasísimos Iniciados que logran llegar individualizados a fusionarse con el Uno Absoluto en la Luz de Luces. Asimismo, el Laborante que logra levantar su Tierra Filosofal hacia las Regiones de Luz, erige interiormente su particularizado Melkisedek.


Es corriente que el alma humana se equivoque respecto a la procedencia y calidad de las luces, y por este redundante error muchos aspirantes inexpertos tropiezan, atribuyendo veracidad a muchas falacias que el ego se encarga de pergeñar y reproducir artificiosamente. Sin embargo, el Adepto que no pierde la Fe en la Luz Verdadera y clama al Señor de los Poderes de la Luz que es el Misericordioso Ser Melkisedek, recibe las herramientas adecuadas para acabar con las causas del sufrimiento.


Melkisedek cumple así la trascendental labor de purificar las Esencias de los Iniciados adelantados para que puedan arribar con sus Luces hasta el mismo Tesoro de la Luz de donde todas emanan; mientras que simultáneamente, los transgresores quieren aprovechar las circunstancias de la ausencia en los eones del Gran Receptor de la Luz, procediendo a devorar su propia naturaleza con la finalidad de impedir su encarnación en la materia, queriendo retardar la cesación de sus poderes, e intentando perdurar indefinidamente en sus antiguos mandos y así permanecer hasta que se cumpla el número de Almas perfectas que deberán tomar posesión como miembros componentes del Kristo Kósmico, o sea, Uno con el Pleroma, la diversidad en la Unidad.


Extractos de:

La Sagrada Pistis Sophia Develada por el V.M.K. A.Z.F. El Tawa Manú

Descifrando las Claves de Melkisedek  por el V.M.K. A.Z.F. El Tawa Manú



V.M. Sanat Kumará

Sanat Kumará, el "Anciano de los Días" el fundador del Colegio de Iniciados de la Blanca Hermandad. Trajo su cuerpo físico a la Tierra, vino desde Venus. Descendió a nuestra tierra a principios de la época Lemúrica, antes de la separación en sexos. Ese Gran Maestro, habiendo ya pasado más allá de toda necesidad de vivir en este mundo, se ha quedado en este mundo para ayudar a los que marchan por la rocallosa senda que conduce a la liberación final. Sanat Kumará es alguien que puede sumergirse totalmente en el Océano de la Gran Luz, pero ha renunciado a toda dicha para quedarse aquí con nosotros, y está con nosotros, por Amor a nosotros.


Dicho adepto vive en el desierto de Gobi, en un oasis solitario, allí tiene su templo. Ese oasis fue en otro tiempo una isla sagrada del Pacífico, en esa isla sagrada moraban grandes iluminados de la tercera raza, con el tiempo el mar se retiró, y hoy esa isla sagrada es un oasis del desierto.


En su compañía residen, en el mismo oasis, un grupo de Adeptos con cuerpos lemures inmortales. Todos estos Adeptos viajan con su cuerpo físico por entre las dimensiones superiores del espacio. Ellos tienen el poder de teletransportarse con su cuerpo físico por entre la cuarta o quinta dimensión. Todos ellos ejercen poder sobre los Ángeles de la Muerte. Ellos son Adeptos de los misterios de la vida y de la muerte. Todos ellos tuvieron que trabajar con el Gran Arcano.


El cuerpo de este gran Ser tiene una edad de más de dieciocho millones de años. Este gran ser es uno de los 4 Tronos de que habla la Santa Biblia, sobre él no ha podido la muerte ni podrá jamás, porque es hijo de la Resurrección y sobre ningún hijo de la Resurrección la muerte tiene poder.


En el mundo de la mente, Sanat Kumará da siempre la bienvenida al candidato diciendo: “os habéis libertado de los cuatro cuerpos de pecado. Eres un Budha. Habéis penetrado en el mundo de los dioses. Eres un Budha. Todo aquel que se liberta de los cuatro cuerpos de pecado es un Budha. Tú eres un Budha. Tú eres un Budha” y le entrega el Globo del Imperator con su cruz encima.


El elixir de larga vida es un gas blanquísimo, poderoso electropositivo y electronegativo. Cuando el iniciado pide el elixir de larga vida entra en el templo de Sanat Kummará el cual le lee al iniciado todas las condiciones y requisitos sagrados; Sanat Kumará felicita al iniciado diciéndole: eres un inmolado más en el ara del gran sacrificio, luego bendice al iniciado.


Extractos de:

El falso sentimiento del ego por V.M. Samael Aun Weor

El libro de los muertos por V.M. Samael Aun Weor

Matrimonio Perfecto por V.M. Samael Aun Weor

Siete Palabras por V.M. Samael Aun Weor

Los Misterios Mayores por V.M. Samael Aun Weor

Rosa Ignea por V.M. Samael Aun Weor

Voluntad Cristo por V.M. Samael Aun Weor