viernes, 26 de diciembre de 2014

RECUERDOS



                       
                                                  
By ZARAKIÉL.

Todo es tranquilidad, la pasividad de la oscuridad trae y tiene  un remanso misterioso, todo es reposo y descanso; aquello que desconocemos nos abriga y protege.

¿Cómo explicar? ¿Qué palabras utilizar para describir que en su remanso, en la tranquilidad de la noche un sol inmenso nos ilumina y con amor nos cobija?

Solo el recuerdo del inicio de la noche y una misteriosa y divina voluntad y io por su amor le obedezco;  llego la hora del reposo nocturno, es curioso; viene una inmensidad de seres que llegan a cumplir esa voluntad, resulta misterioso como junto, de forma parecida; los seguidores de la noche igual entraran en reposo dentro del abrigo de aquello que se me figura aún más enigmático y misterioso.

¿Cuánto tiempo permaneceremos dormitando? no lo sé; es más ignoro si aquí el tiempo existe, así como desconozco si aquí es algún lugar que tenga existencia; es como estar vivo y a la vez no, es extraño se siente ausencia y a la vez se siente el todo, ¿acaso aquí igual debemos aprender alguna secreta enseñanza? ¿habrá alguna enseñanza en esta quietud y reposo? ¿Qué nos espera en esta noche donde se siente una especie de calor y un sol misterioso brilla en todo su esplendor?


La noche avanza, mi espíritu inquieto me dice que la hora de reposar ha llegado y también me avisa que será una noche larga donde se repondrán todas mis cualidades que en el día anterior se gastaron, el reposo ha llegado…

¿Qué ha pasado? Eso, el pasado ha quedado atrás y me parece sea próxima un día nuevo, noto inquietud, creo no soy el único que ha percibido que se acerca un cambio, el cambio de un nuevo día que se llega.

Algo extraño está pasando aquello desconocido se transforma, se desdobla y ahora es aquello que ya conocemos o que conoceremos, un fuerte viento nos sacude, un sonido lleno de amor, armonía y esperanza; resuena por todos lados, es tan divino su mandato que los que reposamos temblamos ante su glorioso poder; mis hermanos de la luz y  ellos, los de la oscuridad, también tiemblan ante la majestuosa manifestación de su palabra; es la voz de aquello que conocemos o conoceremos; hemos escuchado la primera palabra; es extraño, será que la aurora de un nuevo día inicia?
Si, un nuevo día a comenzado.

No deja de ser extraño; nosotros salimos de la noche y ya hay muchos a medio día, otros tantos al atardecer y muchos más al inicio  de su propia noche; entiendo, ahora lo recuerdo.

Puertas de grandes y divinos templos se abren, grandes hermanos ya vienen y van con una velocidad y diligencia increíble,  buscan cumplir la sagrada voluntad de la primera palabra, de la única voz, será que por ello el universo debemos entenderlo como uni de única y verso como la palabra; es decir, universo “LA UNICA PALABRA”, “EL VERBO”.

Grandes luces  toman su lugar, así como las sombras el suyo; los primeros para realizar la obra creadora y los otros para trastocarla o complementarla.

El cosmos infinito, regido por la ley y el orden se crea en concordancia con la exactitud y la cadencia melodiosa e inefable de la música divina del pleroma, pues entiendo que el cosmos es orden.

Las puertas de esos vetustos y divinos templos se han abierto de par en par, se abren viejos pergaminos, escritos con la tinta de la vida; ellos los leen y examinan.

En este templo sagrado con sus puertas abiertas seres esperan ser atendidos, a cada ser le acompaña una dama, está en la gran mayoría de los casos se le ve con harapos, también le acompaña una figura masculina que impone, cuando atienden a un ser la figura masculina acepta lo que le habrá de venir en su existencia, y son enviados a la tridimensionalidad de este mundo, es curioso parece haber varios caminos para llegar, unos llegan al primer reino mineral, tomando el lugar que deben tomar, según la tinta mineral con la que han sido escritos, otros más llegan al reino vegetal, tomando el lugar que les corresponde, según la tinta vegetal con la que fueron escritos;  estos otros toman el lugar que les corresponde, según la tinta animal con la que fueron escritos; aquellos de igual forma habrán de llegar a donde deben según la tinta humana con la que fueron escritos.

Ellos, los encargados de examinar los libros de la vida de cada cual y cada quien, tienen potestad y envían a los recién salidos de su reposo a un lugar preparado para su llegada en los confines de los universos; a estos otros a otro diferente sitio en las galaxias, misterio y más misterio, es como transmigrar de un lado y en otro tiempo a otro lugar.

Por doquiera se cumple el verbo creador y los encargados de realizar la voluntad del verbo buscan afanosos y con atinada diligencia el sitio perfecto para iniciar la creación, pues la vida siempre busca donde manifestarse, siempre busca el escenario propicio donde mostrarse y manifestarse.

Ellos crean planetas, soles y galaxias enteras  junto con la vida que habrá en cada planeta, sol o galaxia, dan la vida para que esta se manifieste.

Son capaces, pues tienen la potestad para hacer que en aquellos planetas inertes y solitarios brote la vida y esta evolucione, con la esperanza que las almas de sus hijos sean capaces de encontrar la única palabra.

Ellos son capaces pues tienen la potestad para tomar aquella partícula invisible  y unirla con otras con el poder y energía del único verbo y así crear átomos, moléculas, anti materia y materia; materia para dar vida a mundos, soles, galaxias y seres vivos de toda especie, siempre haciéndolo por amor a la palabra y con esperanza de que sus hijos se redescubran y encuentren su sabiduría intima.

El ritmo cadencioso y sutil de los universos se hace divino e inefable cuando en ellos resurge la dadiva divina, que es la vida otorgada por Dios de él altísimo.

*********************************************************
Algo extraño está pasando, me conducen a un salón en el cual se siente y trasciende a soledad, distingo una figura femenina que me acompaña, la conozco; recuerdo haberla visto en un segundo oscuro lleno de relámpagos y tormentas del día anterior; en un antiguo nacimiento, solo que en ese tiempo vestía de harapos y ahora viste de luto, toma mi mano para entrar a ese salón, a ese templo, su rostro cubierto por un velo oscuro y sin embargo alcanzo a distinguir a través de él, un brillo tierno y amoroso en sus divinos ojos que me observan; escucho voces hemos llegado y me piden me detenga; ¿qué pasa? ¿Hablan de mí?, tienen en sus manos un muy antiguo pergamino, lo escrito en el intuyo se refiere a mí; sí, es mi libro, mi folio está siendo examinado, se escucha una voz, pareciera que me defiende; dice. Recordad que el clamo y se acogió a la misericordia del Dios del altísimo, aquel que ocupa el centro de aquel mueble me parece conocido; otra voz dice entonces examinémosle con detenimiento y paciencia, no le puedo ver pues todo lo distingo lleno de oscuridad; de pronto alguien se acerca, escucho sus pasos firmes y tranquilos, siento temor, es algo difícil de describir, siento miedo y a la vez anhelo verle quien es. ¿Qué pasa? Quien es quien se acerca; ha detenido su andar, miles de sensaciones recorren mi cuerpo, mi piel y mi columna se estremecen siento algo extraño; me habla, su voz suena y resuena como miles de relámpagos y truenos, a la vez; la siento como divinos arpegios que con música celestial acarician mi espíritu, alcanzo a verle, se acerca aún más, viene vestido con su armadura, parece una segunda piel, es como si siempre la vistiera y así estar listo para alguna batalla o guerra; esta, su armadura tiene grabados raros y misteriosos caracteres, su espada es extraña y llena de misterio, no me es desconocida, siento haberla utilizado en algún tiempo pasado, ya distingo sus palabras; todo esto es muy raro, no lo entiendo, de pronto le reconozco, en ese preciso instante mis piernas flaquean y me postro de rodillas a sus pies, mis ojos suplicantes le miran sin alcanzar a ver su rostro, ¡¡¡Dios del Altísimo!!!, ¡¡sí!! , ¡¡sí!!; ¡¡sí!!;  es él, me encuentro a los pies de la luz de mi luz, ¡¡sí!!; es mi adorado señor, él es aquel,  quien me hace ser lo que en realidad soy, es mi Amado Padre.

Su rostro se distingue lleno de seriedad y severidad, le veo joven; su cabello es negro como la noche y su piel es morena, mis puños se crispan; me dice la verdad de eso en lo que me convertí; la verdad de mis actos me duele y avergüenza, me amonesta, menciona el rezago que tengo en mi evolución, en mi revolución consciencial pues, no sé, no recuerdo desde cuándo es que me encuentro en ese estado deplorable, me dice y recomienda muchas cosas, habla de mi Hermano, son muchas cosas que me dice y no deja de amonestarme; es bastante lo que hay que corregir y re encauzar para llegar a su hogar.

Una corriente de rayos y relámpagos celestiales recorren cada partícula de mi materia, siento; la verdad no sé qué es lo que siento, su mano derecha toca mi cabeza, de mis ojos brota llanto de arrepentimiento y felicidad única y verdadera; no puedo detener mi llanto; nuevamente me dice que debo terminar mi auto corrección, ruego por su bendición, me la otorga y se despide; él acepta y firma lo que con el tiempo habrá  de suceder en la vida de la futura materia, alguien le pregunta ¿es él? Y le contesta sí, es él, mi hijo a quien espero regrese pronto; de repente ya no está, se fue. Es increíble ya no me siento solo, ahora sé que él siempre ha estado y estará conmigo y a mi pendiente.

Me resulta extraño y no entiendo pues en el momento que se retiró una infinidad de estrellas le acompañaban y se retiraban con él.

Mi estado no me permite recordar todas sus palabras y recomendaciones así como sus amonestaciones pero seguramente las traigo conmigo y las recordare en el momento indicado, sino desvío nuevamente el camino.

Siempre había creído que ellos eran de piel blanca y cabellos rubios o blancos y al verle a él, al ver a mi Padre he comprendido que son diferentes. Su corona me tenía maravillado, extasiado, es misteriosa y llena de signos conocidos y desconocidos, su espada con incrustaciones de piedras preciosas cuyos destellos hablan de misterio y más misterio.

He sido atendido y piden me retire del templo así lo hago en compañía de esa enigmática dama.

Cuanto tiempo ha pasado no lo sé, es un lugar oscuro el sol recién termina de ocultarse, puedo ver  una casa muy humilde, aproximadamente son las 7 de la noche en una noche de octubre, no se ven luceros ni estrellas, las nubes atiborradas de energía eléctrica y agua inician su labor, la lluvia es torrencial, truenos y relámpagos iluminan la noche, en el interior de un cuarto una mujer se encuentra recostada tiene dolores de parto, junto a ella se encuentra la partera, su suegra y una concuña, del otro lado alcanzo a distinguir a una ancianita vestida de harapos, tiene en sus ojos una ternura y un cariño indescriptible así como también lagrimas contenidas en sus ojos; porque veo eso, que está pasando, los relámpagos y truenos resuenan multiplicados por doquier la lluvia es intensa, de pronto siento como algo o alguien me jala; veo todo oscuro por unos momentos, entiendo ya lo que está pasando, he sido ligado a esa matriz, mi nueva materia está naciendo, por ello ahora alcanzo a distinguir un poco de luz muy escaza por cierto, piedad!!!, piedad!!!, piedad!!!; no quiero tomar materia pues presiento de alguna forma lo que viene, Dioses!!! Escucho un llanto; soy io, quien no quiere pasar por lo que a través del tiempo me llegara, otra vez estoy aquí en el mundo tridimensional, a pagar lo que se debe; mi infancia o Dios, cuantas lágrimas y sufrimientos y SOLO ES EL PRINCIPIO.

Hasta aquí mis palabras, hasta aquí lo que me es dado decir.

Con grande amor es que a la humanidad toda le auguro y anhelo; PAZ, AMOR, SALUD, PROSPERIDAD, ABUNDANCIA, TRIUNFO Y ÉXITO en todo lo que emprendan en el futuro y  en el Eterno ahora, así como también espero que en cada quien y cada cual nazcan LAS AUTENTICAS VIRTUDES DEL ALMA y su accionar sea firme con CARIDAD, AMOR FÉ Y ESPERANZA.

FELIZ NAVIDAD 2014 Y UN PROSPERO AÑO 2015
SON MIS AUTENTICOS ANHELOS PARA LA HUMANIDAD TODA.
                 Fraternal y Amorosamente su amigo y hermano de hoy mañana y siempre, hasta la consumación de los siglos ZARAKIEL.


No hay comentarios:

Publicar un comentario