sábado, 8 de julio de 2017

EL PARSIFAL DEVELADO Cap 46 y Cap 47

CAPITULO XLVI  TANTRISMO BLANCO
Las auténticas doctrinas Tántricas del KAMASUTRA de Vatsyayana y el ANANGARANGA de Kayanamalla se complementan con el VAJROLIYOGA y el PANCATATTWA.
El KAMASUTRA indostánico legítimo nada tiene que ver con ciertas ediciones de tipo espurio, bastardo, adulterado, que ostentando el mismo título circulan profusamente por ahí en todos los países occidentales.
Esta obra clásica del arte amatorio Hindú se divide en siete partes; en la primera se exponen a la par el impulso de la vida y las artes y ciencias que son de utilidad práctica en la Magia Sexual.
Sólo entran en consideración como Maestras de las principiantes, aquellas mujeres que han practicado Magia Sexual, con algún hombre. La discípula ha de llegar a poseer sesenta y cuatro artes básicas.
Después de, entre otras, canto, música instrumental, danza, tatuaje, confección de lecho de pétalos de flores, ejecución musical con vasos conteniendo agua pura, mineralogía, ciencia química, organización de peleas de gallos, codornices y carneros, y técnica de todos los trabajos literarios, la alumna ha de aprender obligatoriamente artes mágicas. No sólo ha de saber preparar los diagramas y filtros amorosos de eficacia esotérica, sino además instruirse en sabios sortilegios y mantrams.


En la segunda parte del KAMASUTRA, el gran Maestro Indostánico Vatsyayana expone sabiamente una abundante enseñanza esotérica sobre el arte de amar, ocupándose muy especialmente sobre algo extraordinario cual es en verdad la división de tipos de mujeres y hombres, según el tamaño de sus partes sexuales.
Presenta inteligentemente tres clases de hombres que son designados según su PHALO como:
1, liebre; 2, toro; 3, garañón (Animal grande del Indostán).
Frente a los varones también las mujeres son clasificadas en tres clases según la constitución de su YONI (órgano sexual): 1, gacela; 2, yegua; 3, elefante-hembra.
Esta diferenciación de ambos sexos da fundamentalmente nueve combinaciones amorosas que vienen a recordarnos la novena esfera:
1. Elevado goce sexual: A) liebre con gacela, B) Toro con yegua, C) garañón con elefantehembra.
2. Desiguales uniones sexuales: A) Liebre con yegua, B) Liebre con elefante-hembra, C) Toro con gacela, D) Toro con elefante-hembra, E) Garañón con yegua, F) Garañón con gacela...
Las nueve posibilidades de unión sexual se subdividen en tres clases, según el tamaño de los órganos sexuales: 1. La proporción del mismo tamaño, que indudablemente es lo mejor. 2. La relación entre órganos grandes y pequeños, en lo cual es de lo más desgraciado el disfrute del placer. 3. Todas las demás relaciones amorosas, que pueden sencillamente clasificarse como regulares.
El eventual temperamento de los cónyuges, incuestionablemente desempeña un gran papel en el acto sexual; agrúpanse en tres clases: Frío, medio y ardiente; de manera que son posibles los nueve acoplamientos de la Novena esfera, a saber: A) frío con frío; B) medio con medio; C) ardiente con ardiente.
Desiguales uniones sexuales: A) frío con medio; B) frío con ardiente; C) medio con frío; D) medio con ardiente; E) ardiente con frío; F) ardiente con medio.
"La duración de un goce sexual, o sea la posibilitación de una larga permanencia del mismo, no se basa en los Hindúes, por ejemplo, en una actividad sensual puramente animal, sino que se le considera como cuestión vital, que expresa en el acto ejecutado una demostración de cultura muy desarrollada y más exquisita. Un cónyuge que no se halla realmente orientado sobre los más íntimos fenómenos sexuales es considerado como deficiente. Según Rasamanjuri, lo es todo hombre que en el juego de amor no reflexiona sobre lo que ha de hacerse y dejarse hacer".
A todas luces resalta con entera claridad meridiana que también la duración del goce sexual se divide en tres clases: 1, rápida; 2, media; 3, lenta.
El secreto de la felicidad de Dios consiste en la relación de él consigo mismo.
De tal relación deviene de acuerdo con la ley de las analogías filosóficas, todo vínculo cósmico, todo enlace sexual.
Es pues el goce sexual un derecho legítimo del hombre; la felicidad de Dios expresándose a través de nosotros.
Mahoma dijo: "El coito es un acto hasta placentero a la religión, siempre que se le realice con la invocación de Alá y con la propia mujer para la reproducción".
El Corán dice: "Ve, toma por mujer una doncella a la que acaricies y te acaricie; no pases al coito sin haberte antes excitado por las caricias".
El Profeta subraya: "Vuestras esposas son para vosotros un labrantío. Id a él como os plazca, pero realizad antes algún acto de devoción ¡Temed a Dios y no olvidéis que un día os habréis de hallar en su presencia!".
Según esta concepción, es ostensible que el coito delicioso con la mujer adorable es ciertamente una forma de la oración; en esos instantes de suprema dicha nos convertimos en colaboradores del Logos Creador; proseguimos la tarea radiante y a cada instante recreadora del mantenimiento del universo entre el seno misterioso de la eterna MADRE-ESPACIO.
"Haced como vuestro creador, como un hombre poderoso en obras y fuerza que tiene conciencia de lo que hace, y habréis de obtener doble goce; un acrecentado licor seminal e hijos sanos y fuertes".
Así ha dicho MAHOMA: "Diez gracias le brinda Alá al hombre que otorga su simpatía a la mujer con manos acariciadoras, veinte si la oprime contra su corazón; pero si su abrazo amoroso es el auténtico, obtiene de Dios treinta gracias por cada beso".
KALYANAMALLA enfatiza la idea transcendental de que el cumplimiento exacto del código del amor es mucho más difícil de lo que el humanoide intelectual equivocadamente piensa: "Los goces preparatorios son ya complicados; ha, pues, de ser empleado el arte exactamente según los preceptos, para avivar la pasión de la mujer de la misma manera que se aviva una hoguera, y que su YONI se torne más blando, elástico e idóneo al acto amoroso".
Un sabio autor dijo: "El ANANGARANGA concede gran importancia a que ambos componentes de la pareja no dejen introducirse en su vida común ningún entibiamento, hastío o saciedad en sus relaciones, efectuando la consumación del amor con recogimiento y entrega total. La forma del acto sexual, es decir, la posición en el mismo, es denominada ASANA. Han de diferenciarse cuatro modalidades: 1.UTTANA; 2. TIRYAC; 3. UPAWISHTA; 4. UTTHITA".
Como quiera que el estudio esotérico de estas cuatro ASANAS Tántricas es de complicado contenido, con fines exclusivamente pedagógico nos limitaremos en el presente libro a transcribir específicamente a aquella posición sexual llamada: "UPAWISHTA". Empero, es claro que en futuros tratados continuaremos con el estudio de las otras ASANAS.
UPAWISHTA quiere decir la posición sentada, de la cual se dan doce subposturas:
A) La especialmente preferida: Padmasana. El hombre se sienta con las piernas cruzadas sobre la cama o una alfombra, toma a la mujer sobre sus piernas y ésta con las suyas envuelve el cuerpo del varón en forma tal, que sus dos pies vienen a hacer contacto sobre el cóxis masculino (Véase ilustración), (Así la mujer se absorbe el Phalo).
B) Sentados ambos, y durante el delicioso acto, la mujer alza con una mano una de sus piernas.
C) Hombre y mujer entrelazan sus manos tras sus respectivas nucas.
D) Mientras la mujer toma en sus manos los pies del hombre, éste ase los de la mujer.
E) El hombre toma en brazos las piernas de la mujer, las deja reposar sobre el arco del codo y entrelaza los brazos tras la nuca de ella.
F) La postura de la tortuga. Ambos se sientan de manera que se tocan mutuamente boca, manos y pierna.
G) Sentado con las piernas esparrancadas, el hombre penetra su miembro y oprime entre sus muslos los de la mujer.
H) Una postura sólo ejecutable por un hombre muy fuerte y una mujer muy ligera; el hombre apoya a la mujer con los codos elevados, penetra su miembro y luego oscila a aquélla de derecha a izquierda.
I) La misma postura, sólo que la pendulación de la mujer se efectúa de adelante a atrás.
El UPAWISHTA oriental es maravilloso, empero, es incuestionable que nosotros los Gnósticos no somos exclusivistas. Es obvio que en el occidente del mundo, muchos místicos prefieren la siguiente ASANA:
A) Mujer tendida de espaldas en la cama; piernas esparrancadas, es decir, abiertas a derecha e izquierda; almohada baja o sin ella.
B) Hombre colocado sobre la mujer, metido entre sus piernas; cara, pecho y vientre masculino haciendo contacto directo con el cuerpo de la fémina.
C) Frente contra frente, pecho contra pecho, plexo contra plexo; todos los correspondientes centros astrales superpuestos para permitir un intercambio de corrientes magnéticas y establecer así un androginismo completo.
D) Introdúzcase muy suavemente el miembro viril en la vagina; evítense acciones violentas. El movimiento del Phalo dentro del útero debe ser lento y delicado.
E) El coito debe durar por lo menos una hora.
F) Retirarse de la mujer antes del espasmo para evitar la eyaculación del semen.
G) El Phalo debe ser sacado de entre el UTERO muy lentamente y con toda delicadeza.
Pierre Huard Ming Wong hablando sobre medicina china dice: "El TAOISMO tiene otras influencias en la medicina, como lo prueba la lectura de una recopilación de tratados
TAOISTAS, el SING-MING-KUEL-CHEN, del año 1.622 aproximadamente".
"Se distinguen tres regiones en el cuerpo humano. La región superior o cefálica es el origen de los espíritus que habitan en el cuerpo".
"La almohada de Jade (YU CHEN) se encuentra en la parte posteroinferior de la cabeza. El llamado hueso de la almohada es el occipucio (CHEN-KU)".
"El palacio del NI-HUAN (término derivado de la palabra Sánscrita NIRVANA) se encuentra en el cerebro, llamado también "mar de la médula ósea" (SUEI-HAI); es el origen de las substancias seminales".
"La región media es la columna vertebral, considerada no como un eje funcional sino como un conducto que une las cavidades cerebrales con los centros genitales, termina en un punto llamado la columna celeste (TIEN-CHU) situado detrás de la nuca en el punto donde nacen los cabellos; no debe confundirse este punto con el de la acupuntura del mismo nombre".
"La región inferior comprende el campo de cinabrio (TAN-TIEN), en ella se asienta la actividad genital representada por los dos riñones, el fuego del tigre (YANG) a la izquierda y el fuego del Dragón (YING) a la derecha".
"La unión sexual está simbolizada por una pareja; un hombre joven conduce el tigre blanco y una mujer joven cabalga sobre el Dragón verde; el plomo (elemento masculino) y el mercurio (elemento femenino) van a mezclarse; en cuanto están unidos, los jóvenes arrojan su esencia en un caldero de bronce, símbolo de la actividad sexual. Pero los líquidos genitales, en particular el esperma (TSING), no se eliminan y pierden, sino que pueden volver al cerebro por la columna vertebral gracias a la cual se recupera el curso de la vida"
"La base de estas prácticas sexuales TAOISTAS es el "COITUS RESERVATUS", en el curso del cual el esperma que ha bajado del encéfalo hasta la región Prostática (pero que NO ha sido eyaculado) vuelve a su origen; es lo que se denomina hacer volver la substancia (HUAN TSING)".
"Sean cualesquiera las objeciones que se formulen frente a la realidad de este retorno, no es menos cierto que los Taoistas concibieron un dominio cerebral de los instintos elementales que mantenía el grado de excitación genésica por debajo del umbral de eyaculación; dieron así al acto sexual un estilo nuevo y una finalidad distinta a la fecundación".
"Las prácticas sexuales han desempeñado una gran papel en el Taoismo; las prácticas públicas y colectivas, señaladas en el siglo II, desaparecieron en el siglo VI".
"La prácticas privadas continuaron tanto tiempo que TSENG TSAO (Siglo XII) les consagra un apartado de su TAO CHU".
"En realidad tanto TAOISTAS como BUDISTAS observaban la continencia (que tiene su base en la MAGIA SEXUAL) pero los primeros la consideraban como una forma de desprendimiento que debía llevarles a la liberación, mientras que los segundos (además de su anhelo por lograr el TAO), se mantenían castos para concentrase, conservar su substancia y vivir mucho tiempo". "Es posible que, al igual que sucedió con sus ejercicios respiratorios, los Taoistas se inspiraran en los Tratados Tántricos Indios; algunos fueron traducidos al Chino en la época de los T'ANG y conocidos por SUEN-SSEU-MIAO".
"El PAO-P'U-TSEU contiene una sección titulada "La alcoba" (Dieciocho capítulos) que fue impresa en 1.066 y reimpresa en 1.307, 1.544 y 1.604 por KIAO CHE-KING".
Estos datos se han tomado de textos incluídos en los Anales de los Suei por TAMBA
YASUYORI en su YI-SIN-FANG (982-984, impreso por TAKI GENKIN, muerto en 1.857).
"En 1.854 este compendio médico de treinta capítulos contiene los secretos de alcoba; fue
reeditado por YE TO-HUEI (1.864-1.927) que reconstruyó los textos perdidos y en particular el "ARS AMATORIA" del Maestro TONG HIUAN",
Un gran sabio dijo: "Mediante la práctica del VAJROLIMUDRA, el Yogui hace afluir en sí la SHAKTI, o sea la energía sexual universal revelada, de manera que ya no será él sólo su partícipe, sino también su Señor. En el VIPARITAKARANI se dice: Esta práctica es la más excelente, la causa de la liberación para el Yogui, esta práctica aporta salud al Yogui y le otorga la perfección".
Si desnudamos al VAJROLI-MUDRA, si rasgamos el velo de ISIS, queda la verdad desnuda, la MAGIA SEXUAL, el SAHAJA MAITHUNA.
La esotérica VIPARITAKARANI enseña en forma clara y precisa, como el YOGUI hace subir lentamente el semen mediante concentración de manera que hombre y mujer en plena cópula pueden alcanzar el VAJROLI.
"¡OM! Obediente a la diosa, que semeja una serpiente dormida en el SWAYAMBHULINGAM y maravillosamente ornada, disfruta de lo amado y de otros embelesos. Se halla prendida por el vino e irradia con millones de rayos. Será despertada (durante la Magia Sexual) por el aire y el fuego, con los mantrams: YAM y DRAM y por el Mantram HUM".
Cantad estos Mantrams en esos preciosos momentos en que el LINGAM-YONI se encuentran conectados en el lecho nupcial. Así despertará DEVI KUNDALINI, la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes.

CAPITULO XLVII  EL TERCER ACTO
Don Mario Roso de Luna el insigne escritor Teosófico comentando la tercera parte del Parsifal Wagneriano escribe textualmente así: "El tercer acto se desarrolla de nuevo en los dominios del Grial. Es primavera. Una campiña risueña cuyos límites se extienden desde el lindero del bosque hasta las montañas del Grial, muestra entre la arboleda un manantial, y, enfrente de él, apoyada en las rocas, una pobre choza de ermitaño".
"Es la primera hora del Viernes Santo, Gurnemanz, el ermitaño, envejecido, y sin más ropa que la vieja túnica, que aún conserva, de los caballeros del Grial, sale de la choza y escucha unos hondos gemidos, como de alguien que, en profundo sueño, lucha contra una pesadilla".
"Dirígese presuroso entonces hacia el zarzal de donde los gemidos partieran y halla a KUNDRY, fría y rígida, oculta no se sabe el tiempo, en los ásperos zarzales del invierno –la triste noche moral del pecador- sin conocer la llegada de la redentora primavera...".
"El anciano arrastra a KUNDRY fuera y empieza a reanimarla con su aliento. Despierta, al fin, lanzando un grito. Viste de penitente. Su tez es más pálida. Del rostro y de los modales ha desaparecido la fiereza huraña".
"Contempla a Gurnemanz con prolongada mirada, como quien evoca viejos recuerdos; se levanta, y dirigiéndose a la cabaña del eremita se dispone a la faena de servirle, como antaño hiciera con los santos caballeros".
"Saca, pues, un cántaro y le pone a llenar en la fuente. Luego regresa a la cabaña, en la que se dispone a trabajar, como de costumbre, en obsequio del último sobreviviente del Grial".
"Entretanto sale del bosque Parsifal con negro atavío y armadura, calada la visera, baja la lanza y la cabeza inclinada bajo el peso de sus encontrados pensamientos".
"Gurnemanz se le acerca por si necesita ser guiado, Parsifal no responde a las atenciones del asceta; pero éste le recuerda que es Viernes Santo, día cuya santidad no debe ser escarnecida con armas".
"Parsifal se levanta, arroja sus armas, clava en tierra la lanza y, ante ella, cae de rodillas en
extática oración".
"Gurnemanz le contempla entonces emocionado y asombrado, al par que llama por señas a
KUNDRY. En él reconoce al matador del cisne de antaño, pecador que ha venido, cual el hombre, al Santo Recinto por los caminos de la desolación y del desconcierto, cien veces maldito; por parajes sin senda y contiendas sin número...".
"El ermitaño le informa al punto del estado de desdicha en que han caído los caballeros del
Grial, todos dispersados o muertos menos él, desde que Amfortas, impotente ya para resistir la maldición de su herida busca la muerte, renunciando a descubrir el sagrada Vaso para que EL no siga prolongándole su vida con el Hálito inmortal".
"Parsifal, ante dolor tamaño, cae desvanecido junto a la fuente. Gurnemanz le sostiene y le hace sentar en el césped y KUNDRY acude con una vasija de agua para rociar el rostro de Parsifal".
"¡No! dice Gurnemanz -sea la misma fuente sagrada el Vaso-. El YONI que al peregrino restaure".
"Preveo que está llamado a realizar hoy una obra sublime; a ejercer una misión Divina. Sea pues, limpiado de toda mancha y lavado aquí de las impurezas de su larga peregrinación".
"Entre ambos conducen a Parsifal hasta el borde de la fuente, mientras KUNDRY le desata las grebas y le baña los pies, al par que el ermitaño le despoja de las viejas vestiduras negras del dolor y de la lucha, dejándole sólo en la blanca túnica del Neófito que es la nueva túnica de la pureza, expurgado ya todo viejo fermento de pecado, que diría San Pablo".
"KUNDRY, luego, unge los pies del elegido, vertiendo sobre ellos el contenido de un pomito de oro que ocultaba en su seno".
"Cual nueva Magdalena, le seca con sus propios cabellos, a tiempo que Gurnemanz le unge
también la cabeza como a futuro Rey, bautizándole como a Redentor del Grial, y como a
sapiente por la compasión...".
"El inefable idilio comúnmente llamado LOS ENCANTOS DEL VIERNES SANTO, resuena entonces triunfal en el espacio, saludando gozoso al Redentor, en medio de la dicha augusta del monte y la floresta, donde todo sonríe al aproximarse el momento supremo de la liberación...".
"Las campanas del Grial vuelven a sonar como antaño llamando a la santa ceremonia".
"Gurnemanz reviste con su guardada almilla y manto de caballero al nuevo Rey, y con él emprende la subida hacia el castillo, cuyos esplendores, gracias a la sagrada lanza sexual, no tardarán en retornar".
"El ámbito de la gran Sala del Grial se llena de caballeros y de escuderos que, de un lado, conducen la litera de Amfortas y, de otro, el cadáver de Titurel, que viene a recibir la postrera bendición del Grial".
"El hijo dolorido, buscando sólo el descanso de la muerte, ha causado inconscientemente la muerte de su padre al estar privado de la inmortal contemplación del Vaso Regenerador".
"Los caballeros todos exigen a Amfortas que, ¡por última vez, cumpla su cometido!".
"Amfortas presintiendo ya cerca de sí las dulces tinieblas de la muerte, resiste a tornar a la vida que, el Grial descubierto, habrá de darle, y rasga indignado sus vestiduras pidiendo a gritos la muerte en tremendo paroxismo...".
"Todos se apartan de él sobrecogidos al descubrirse, brotando sangre, la funesta herida".
"Parsifal, que ha llegado, se desprende del grupo, blande la lanza, y tocando con su punta el costado de Amfortas, la cierra milagrosamente al fin".
"Alza luego triunfalmente la lanza, todos ante ella se prosternan en éxtasis, mientras que
Amfortas, extrayendo del arca la sagrada reliquia, hace que el ambiente entero se empape de la gloria del Grial, y Parsifal, elevado desde aquel momento a la dignidad suprema y bendiciendo desde aquel instante y por siempre con EL a la Santa Asamblea restaurada...".
"Titurel, vuelto un momento a la vida, se incorpora en el féretro a la par que, desde la cúpula la nívea paloma, se cierne cobre la cabeza del nuevo Rey, ¡del sapiente por la compasión!...
Mientras que estallan más vigorosos que nunca los cantos sagrados, y KUNDRY, la mujer símbolo, cae exánime también redimida al suelo, en medio del universal homenaje que cielos y tierra rinden gloriosos al Héroe que ha vencido a las potestades del mal, logrando la Liberación mediante el esfuerzo y el sacrificio".
 SAMAEL AUN WEOR


No hay comentarios:

Publicar un comentario