miércoles, 7 de octubre de 2015

EDUCACIÓN FUNDAMENTAL cap xxxv, cap xxxvi y cap xxxvii

CAPITULO XXXV  EL HOMBRE MÁQUINA
EL HOMBRE MAQUINA es la bestia más infeliz que existe en este valle de lágrimas, pero él tiene la PRETENSIÓN y hasta la INSOLENCIA de AUTO-TITULARSE REY DE LA NATURALEZA.

"NOSCE TE IPSUM" "HOMBRE CONÓCETE A TI MISMO". Esta es una antigua MÁXIMA de ORO escrita sobre los muros invictos del templo de Delfos en la ANTIGUA GRECIA.

El hombre, ese pobre ANIMAL INTELECTUAL que se califica equivocadamente de HOMBRE, ha inventado millares de máquinas complicadísimas y difíciles y sabe muy bien que para poder servirse de una MAQUINA, necesita a veces de largos años de estudio y aprendizaje, pero en cuanto se trata de SÍ MISMO se olvida totalmente de este hecho, aunque él mismo sea una máquina más complicada que todas las que ha inventado.

No hay hombre que no esté lleno de ideas totalmente falsas sobre sí mismo, lo más grave es que no quiere darse cuenta de que realmente es una máquina.

La máquina humana no tiene libertad de movimientos, funciona únicamente por múltiples y variadas influencias interiores y choques exteriores.

Todos los movimientos, actos, palabras, ideas, emociones, sentimientos, deseos de la máquina humana, son provocados por influencias exteriores y por múltiples causas interiores extrañas y difíciles.

EL ANIMAL INTELECTUAL es un pobre títere parlante con memoria y vitalidad, un muñeco viviente, que tiene la tonta ilusión, de que puede HACER, cuando en realidad de verdad nada puede HACER.

Imaginad por un momento, querido lector, un muñeco mecánico automático controlado por un complejo mecanismo.

Imaginad que ese muñeco tiene vida, se enamora, habla, camina, desea, hace guerras, etc.

Imaginad que ese muñeco puede cambiar de dueños a cada momento. Debéis imaginar que cada dueño es una persona distinta, tiene su propio criterio, su propia forma de divertirse, sentir, vivir, etc., etc., etc.

Un dueño cualquiera queriendo conseguir dinero apretará ciertos botones y entonces el muñeco se dedicará a los negocios, otro dueño, media hora después o varias horas después, tendrá una idea diferente y pondrá a su muñeco a bailar y a reír, un tercero lo pondrá a pelear, un cuarto lo hará enamorar de una mujer, un quinto lo hará enamorar de otra, un sexto lo hará pelearse con un vecino y crearse un problema de policía, y un séptimo le hará cambiar de domicilio.

Realmente el muñeco de nuestro ejemplo no ha hecho nada pero él cree que si ha hecho, él tiene la ilusión de que HACE cuando en realidad de verdad nada puede HACER porque no tiene el SER INDIVIDUAL.

Fuera de toda duda todo se ha sucedido como cuando llueve, cuando truena, cuando calienta el sol, pero el pobre muñeco cree que HACE; tiene la tonta ILUSIÓN de que todo lo ha hecho cuando en realidad nada ha hecho, son sus respectivos dueños los que se han divertido con el pobre muñeco mecánico.

Así es el pobre animal intelectual querido lector, un muñeco mecánico como el de nuestro ejemplo ilustrativo, cree que HACE cuando en realidad nada HACE, es un títere de carne y hueso controlado por LEGIÓN DE ENTIDADES ENERGÉTICAS SUTILES que en su conjunto constituyen eso que se llama EGO, YO PLURALIZADO.

EL EVANGELIO CRISTIANO califica a todas ésas entidades DEMONIOS y su verdadero nombre es LEGIÓN.

Si decimos que el YO es legión de DEMONIOS que controlan la máquina humana, no estamos exagerando, así es.

EL HOMBRE-MAQUINA no tiene INDIVIDUALIDAD alguna, no posee el SER, sólo el SER VERDADERO tiene el PODER DE HACER.

SOLO el SER puede darnos VERDADERA INDIVIDUALIDAD, sólo el SER nos convierte en HOMBRES VERDADEROS.

Quien de verdad quiere dejar de ser un simple muñeco mecánico, debe eliminar cada una de esas entidades que en su conjunto constituyen el YO. Cada una de esas ENTIDADES que juegan con la maquina humana. Quien de verdad quiere dejar de ser un simple muñeco mecánico, tiene que empezar por admitir y comprender su propia mecanicidad.

Aquel que no quiere comprender ni aceptar su propia mecanicidad, aquel que no quiere entender correctamente este hecho, ya no puede cambiar, es un infeliz, un desgraciado, más le valiera colgarse al cuello una piedra de molino y arrojarse al fondo del mar.

EL ANIMAL INTELECTUAL es una máquina, pero una máquina muy especial, si esta máquina llega a comprender que es MAQUINA, si es bien conducida y si las circunstancias lo permiten, puede dejar de ser máquina y convertirse en HOMBRE.

Ante todo, es urgente empezar por comprender a fondo y en todos los niveles de la mente, que no tenemos individualidad verdadera, que no tenemos un CENTRO PERMANENTE DE CONCIENCIA, que en un momento determinado somos una persona y en otro, otra; todo depende de la ENTIDAD que controle la situación en cualquier instante.

Aquello que origina la ILUSIÓN de la UNIDAD e INTEGRIDAD del ANIMAL INTELECTUAL es por una parte la sensación que tiene su CUERPO FÍSICO, por otra parte su nombre y apellidos y por último la memoria y cierto número de hábitos mecánicos implantados en él por la EDUCACIÓN, o adquiridos por simple y tonta imitación.

El pobre ANIMAL INTELECTUAL no podrá dejar de SER MAQUINA, no podrá cambiar, no podrá adquirir el SER INDIVIDUAL VERDADERO y convertirse en hombre legítimo, mientras NO tenga el valor de ELIMINAR MEDIANTE LA COMPRENSIÓN DE FONDO y en orden sucesivo, a cada una de esas entidades METAFÍSICAS que en su conjunto constituyen eso que se llama EGO, YO, MI MISMO.

Cada IDEA, cada PASIÓN, cada vicio, cada AFECTO, cada ODIO, cada deseo, etc., etc., etc. tiene su correspondiente ENTIDAD y el conjunto de todas esas ENTIDADES es el YO PLURALIZADO de la PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA.

Todas esas ENTIDADES METAFÍSICAS, todos esos YOES que en su conjunto constituyen el EGO, no tienen verdadera ligazón entre sí, no tienen coordenadas de ningún tipo. Cada una de esas ENTIDADES depende totalmente de las circunstancias, cambio de impresiones, sucesos, etc.

La PANTALLA DE LA MENTE cambia de colores y escenas a cada instante, todo depende de la ENTIDAD que en cualquier instante controle la mente.

Por la PANTALLA de la mente van pasando en continua procesión de las distintas ENTIDADES que en su conjunto constituyen el EGO o YO PSICOLÓGICO.

Las diversas ENTIDADES que constituyen el YO PLURALIZADO se asocian, se disocian, forman ciertos grupos especiales de acuerdo con sus afinidades, riñen entre sí, discuten, se desconocen, etc., etc., etc..

Cada ENTIDAD de la LEGIÓN llamada YO, cada pequeño YO, cree ser el todo, el EGO TOTAL, ni remotamente sospecha que él es tan sólo una ínfima parte.

La ENTIDAD que hoy jura amor eterno a una mujer, es desplazada más tarde por otra ENTIDAD que nada tiene que ver con tal juramento y entonces el castillo de naipes se va al suelo y la pobre mujer llora decepcionada.

La ENTIDAD que hoy jura fidelidad a una causa, es desplazada mañana por otra ENTIDAD que nada tiene que ver con tal causa y entonces el sujeto se retira.

La ENTIDAD que hoy jura fidelidad a la GNOSIS, es desplazada mañana por otra ENTIDAD que odia a la GNOSIS.

Los Maestros y Maestras de Escuelas, Colegios y Universidades, deben estudiar este libro de EDUCACIÓN FUNDAMENTAL y por humanidad tener el valor de orientar a los alumnos y alumnas por el camino maravilloso de la REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA.

Es necesario que los alumnos comprendan la necesidad de conocerse a sí mismos en todos los terrenos de la mente.

Se necesita una orientación intelectual mas eficiente, se necesita comprender lo que somos y esto se debe comenzar desde los mismos bancos de la Escuela.

No negamos que el dinero se necesita para comer, pagar el alquiler de la casa y vestirnos.

No negamos que se necesita preparación intelectual, una profesión, una técnica para ganar dinero, pero eso no es todo, eso es lo secundario.

Lo primero, lo fundamental, es saber quiénes somos, qué somos, de dónde venimos, para dónde vamos, cuál es el objeto de nuestra existencia.

Es lamentable continuar como muñecos automáticos, míseros mortales, hombres-máquinas.

Es urgente dejar de ser meras máquinas, es urgente convertirnos en HOMBRES VERDADEROS.

Se necesita un cambio radical y este debe comenzar precisamente por la ELIMINACIÓN de cada una de esas ENTIDADES que en conjunto constituyen el YO PLURALIZADO.

EL pobre ANIMAL INTELECTUAL no es HOMBRE pero tiene dentro de sí en estado latente, todas las posibilidades para convertirse en HOMBRE.

NO es una ley que esas posibilidades se desarrollen, lo más natural es que se pierdan.

SOLO mediante tremendos SUPER-ESFUERZOS pueden desarrollarse tales posibilidades humanas.

Mucho tenemos que eliminar y mucho tenemos que adquirir. Se hace necesario hacer un inventario para saber cuanto nos sobra y cuánto nos falta.

Es claro que el YO PLURALIZADO sale sobrando, es algo inútil y perjudicial.

ES LÓGICO decir que tenemos que desarrollar ciertos poderes, ciertas facultades, ciertas capacidades que el HOMBRE-MAQUINA se atribuye y cree tener pero que en realidad de verdad NO-TIENE.

EL HOMBRE-MÁQUINA cree que tiene verdadera INDIVIDUALIDAD, CONCIENCIA DESPIERTA, VOLUNTAD CONSCIENTE, PODER DE HACER, etc. y nada de eso tiene.

Si queremos dejar de ser maquinas, si queremos despertar CONCIENCIA, tener verdadera VOLUNTAD CONSCIENTE, INDIVIDUALIDAD, capacidad de HACER, es urgente empezar por conocernos a sí mismos y luego disolver el YO PSICOLÓGICO.

Cuando el YO PLURALIZADO se disuelve sólo queda dentro de nosotros el SER VERDADERO.


CAPITULO XXXVI    PADRES Y MAESTROS
El problema más grave de la EDUCACIÓN PUBLICA no son los alumnos ni las alumnas de primaria, secundaria o bachillerato, sino los PADRES y los MAESTROS.

Si los Padres y Maestros no se conocen a sí mismos, si no son capaces de comprender al niño, a la niña, si no saben entender a fondo sus relaciones con estas criaturas que comienzan a vivir, si sólo se preocupan por cultivar el intelecto de sus educandos, ¿cómo podremos crear una nueva clase de educación?

El niño, el alumno, la alumna, va a la Escuela a recibir orientación consciente, pero si los Maestros, las Maestras, son de criterio estrecho, conservadores, reaccionarios, retardatarios, así será el estudiante, la estudiante.

Los Educadores deben reeducarse, conocerse a sí mismos, revisar todos sus conocimientos, comprender que estamos entrando en una Nueva Era. Transformándose los educadores, se transforma la educación pública.

EDUCAR al EDUCADOR es lo más difícil porque todo aquel que ha leído mucho, todo aquel que tiene título, todo aquel que tiene que enseñar, que trabaja como maestro de Escuela, ya es como es, su mente está embotellada en las cincuenta mil teorías que ha estudiado y ya no cambia ni a cañonazos.

Los Maestros y Maestras debieran enseñar COMO PENSAR, más desgraciadamente sólo se preocupan por enseñarles EN QUÉ DEBEN PENSAR.

Padres y Maestros viven llenos de terribles preocupaciones económicas, sociales, sentimentales, etc.

Padres y Maestros están mayormente ocupados con sus propios conflictos y penas, no están de verdad seriamente interesados en estudiar y resolver los problemas que plantean los muchachos y muchachas de la "NUEVA OLA".

Existe tremenda degeneración mental, moral y social, pero los padres y los Maestros están llenos de ansiedades y preocupaciones personales y sólo tienen tiempo para pensar en el aspecto económico de los hijos, en darles una profesión para que no se mueran de hambre y eso es todo.

Contrario a la creencia general, la mayoría de los padres de familia no aman a sus hijos verdaderamente, si los amaran, lucharían por el bienestar común, se preocuparían por los problemas de la EDUCACIÓN PUBLICA con el propósito de lograr un cambio verdadero.

Si los Padres de familia amaran de verdad a sus hijos, no habría guerras, no destacarían tanto la familia y la nación en oposición a la totalidad del mundo, porque esto crea problemas, guerras, divisiones perjudiciales, ambiente infernal para nuestros hijos e hijas.

La gente estudia, se prepara para ser médicos, ingenieros, abogados, etc. y en cambio no se prepara para la tarea más grave y más difícil cual es la de ser Padres de familia.

Ese egoísmo de familia, esa falta de amor a nuestros semejantes, esa política de aislamiento familiar, es absurda en un ciento por ciento, porque se convierte en un factor de deterioro y constante degeneración social.

El progreso, la Revolución verdadera, sólo son posibles derrumbando esas famosas murallas Chinas que nos separan, que nos aíslan del resto del mundo.

Todos nosotros somos una SOLA FAMILIA y es absurdo torturarnos los unos a los otros, considerar únicamente como familia las pocas personas que conviven con nosotros, etc.

El exclusivismo EGOÍSTA DE FAMILIA detiene el progreso social, divide a los seres humanos, crea guerras, castas, privilegiadas, problemas económicos, etc.

Cuando los Padres de familia amen de verdad a sus hijos, caerán hechos polvo las paredes, las bardas abominables del aislamiento, y entonces la familia dejará de ser un círculo egoísta y absurdo.

Cayendo los muros egoístas de familia, existe entonces comunión fraternal con todos los otros padres y madres de familia, con los Maestros y Maestras, con toda la sociedad.

El resultado de la FRATERNIDAD VERDADERA, es la VERDADERA TRANSFORMACIÓN SOCIAL, la auténtica REVOLUCIÓN del ramo EDUCACIONAL para un mundo mejor.

EL EDUCADOR debe ser más consciente, debe reunir a los Padres y Madres de familia, a la junta Directiva de Padres de Familia, y hablarles claro.

Es necesario que los Padres de familia comprendan que la tarea de educación pública se realiza sobre la base firme de la mutua cooperación entre Padres de Familia y Maestros.

Es necesario decirle a los Padres de familia que la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL es necesaria para levantar a las nuevas Generaciones.

Es indispensable decirle a los Padres de familia que la formación intelectual es necesaria pero que no es todo, se necesita algo más, se necesita enseñarle a los muchachos y muchachas a conocerse a sí mismos, a conocer sus propios errores, sus propios defectos Psicológicos.

Hay que decirles a los Padres de familia que los hijos se deben engendrar por AMOR y no por PASIÓN ANIMAL.

Resulta cruel y despiadado proyectar nuestros deseos animales, nuestras violentas pasiones sexuales, nuestros sentimentalismos morbosos y emociones bestiales en nuestros descendientes.

Los Hijos e Hijas son nuestras propias proyecciones y es criminal infectar el Mundo con proyecciones bestiales.

Los Maestros y Maestras de Escuelas, Colegios y Universidades, deben reunir en el salón de actos a los Padres y Madres de familia con el sano propósito de enseñarles el camino de la responsabilidad moral para con sus hijos y para con la Sociedad y el Mundo.

Los EDUCADORES tienen el deber de REEDUCARSE a sí mismos y orientar a los Padres y Madres de familia.

Necesitamos amar verdaderamente para transformar el mundo. Necesitamos unirnos para levantar entre todos nosotros, el Templo maravilloso de la Nueva Era que en estos momentos se está iniciando entre el augusto tronar del pensamiento.


CAPITULO XXXVII
LA CONCIENCIA

Las gentes confunden a la CONCIENCIA con la INTELIGENCIA o con el INTELECTO, y a la persona muy inteligente o muy intelectual, le dan el calificativo de muy consciente.

Nosotros afirmamos que la CONCIENCIA en el hombre es fuera de toda duda y sin temor a engañamos, una especie muy particular de APREHENSIÓN DE CONOCIMIENTO INTERIOR totalmente independiente de toda actividad mental.

La facultad de la CONCIENCIA nos permite el conocimiento de SÍ MISMOS.

La CONCIENCIA nos da conocimiento íntegro de lo que ES, de donde está, de lo que realmente se sabe, de lo que ciertamente se ignora.

La PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA enseña que sólo el hombre mismo puede llegar a conocerse a sí mismo.

Solo nosotros podemos saber si somos conscientes en un momento dado o no. Sólo uno mismo puede saber de su propia conciencia y si esta existe en un momento dado o no.

El hombre mismo y nadie mas que él, puede darse cuenta por un instante, por un momento de que antes de ese instante, antes de ese momento, realmente no era consciente, tenia su conciencia muy dormida, después olvidará esa experiencia o la conservará como un recuerdo, como el recuerdo de una fuerte experiencia.

Es urgente saber que la CONCIENCIA en el ANIMAL RACIONAL no es algo continuo, permanente.

Normalmente la CONCIENCIA en el ANIMAL INTELECTUAL llamado hombre, duerme profundamente.

Raros, muy raros son los momentos en que la CONCIENCIA está despierta; el animal intelectual trabaja, maneja carros, se casa, se muere, etc. con la conciencia totalmente dormida, y sólo en momentos muy excepcionales despierta.

La vida del ser humano es una vida de sueño, pero él cree que está despierto y jamás admitiría que está soñando, que tiene la conciencia dormida.

Si alguien llegara a despertar, se sentiría espantosamente avergonzado consigo mismo, comprendería de inmediato su payasada, su ridiculez.

Esta vida es espantosamente ridícula, horriblemente trágica y rara vez sublime.

Si un boxeador llegara a despertar de inmediato en plena pelea, miraría avergonzado a todo el honorable público y huiría del horrible espectáculo, ante el asombro de las dormidas e inconscientes multitudes.

Cuando el ser humano admite que tiene la CONCIENCIA DORMIDA, podéis estar seguros de que ya comienza a despertar.

Las Escuelas reaccionarias de Psicología anticuada que niegan la existencia de la CONCIENCIA y hasta la inutilidad de tal término, acusan el estado de sueño más profundo. Los secuaces de tales Escuelas duermen muy profundamente en un estado prácticamente infraconsciente e inconsciente.

Quienes confunden a la conciencia con las funciones Psicológicas; pensamientos, sentimientos, impulsos motrices y sensaciones, realmente están muy inconscientes, duermen profundamente.

Quienes admiten la existencia de la CONCIENCIA pero niegan de plano los distintos grados concientivos, acusan falta de experiencia conciente, sueño de la conciencia.

Toda persona que por alguna vez haya despertado momentáneamente, sabe muy bien por experiencia propia que existen distintos grados de conciencia observables en uno mismo.

Primero: TIEMPO. ¿Cuánto tiempo permanecimos conscientes?
Segundo: FRECUENCIA. ¿Cuántas veces hemos despertado conciencia?
Tercero: AMPLITUD Y PENETRACIÓN. ¿De qué se era consciente?

La PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA y la antigua PHILOKALIA afirman que mediante grandes SUPER-ESFUERZOS de tipo muy especial se puede despertar conciencia y hacerla continua y controlable.

La EDUCACIÓN FUNDAMENTAL tiene por objeto despertar CONCIENCIA. De nada sirven diez o quince años de estudios en la Escuela, el Colegio y la Universidad, si al salir de las aulas somos autómatas dormidos.

No es exageración afirmar que mediante algún gran ESFUERZO puede el ANIMAL INTELECTUAL ser consciente de sí mismo tan solo por un par de minutos.

Es claro que en esto suelen haber hoy raras excepciones que tenemos que buscar con la linterna de Diógenes, esos casos raros están representados por los HOMBRES VERDADEROS, BUDDHA, JESÚS, HERMES, QUETZALCOATL, etc.

Estos fundadores de RELIGIONES poseyeron CONCIENCIA CONTINUA, fueron grandes ILUMINADOS.

Normalmente las gentes NO son conscientes de sí mismas. La ilusión de ser conscientes en forma continua, nace de la memoria y de todos los procesos del pensamiento.

El hombre que practica un ejercicio retrospectivo para recordar toda su vida, puede en verdad rememorar, recordar cuántas veces se casó, cuántos hijos engendró, quiénes fueron sus padres, sus Maestros, etc., pero esto no significa despertar conciencia, esto es sencillamente recordar actos inconscientes y eso es todo.

Es necesario repetir lo que ya dijimos en precedentes capítulos. Existen cuatro estados de CONCIENCIA. Estos son: SUEÑO, estado de VIGILIA, AUTO-Conciencia y CONCIENCIA OBJETIVA.

El pobre ANIMAL INTELECTUAL equivocadamente llamado HOMBRE, sólo vive en dos de esos estados. Una parte de su vida transcurre en el sueño y la otra en el mal llamado ESTADO DE VIGILIA, el cual también es sueño.

El hombre que duerme y está soñando, cree que despierta por el hecho de regresar al estado de vigilia, pero en realidad durante este estado de vigilia continúa soñando.

Esto es semejante al amanecer, se ocultan las estrellas debido a la luz solar pero ellas continúan existiendo aunque los ojos físicos no las perciban.

En la vida normal común y corriente el ser humano nada sabe de la AUTO-CONCIENCIA y mucho menos de la CONCIENCIA OBJETIVA.

Sin embargo, la gente es orgullosa y todo el mundo se cree AUTO-CONCIENTE; el ANIMAL INTELECTUAL cree firmemente que tiene conciencia de sí mismo y de ninguna manera aceptaría que se le dijese que es un dormido y que vive inconsciente de sí mismo.

Existen momentos excepcionales en que el ANIMAL INTELECTUAL despierta, pero esos momentos son muy raros, pueden representarse en un instante de peligro supremo, durante una intensa emoción, en alguna nueva circunstancia, en alguna nueva situación inesperada, etc.

Es verdaderamente una desgracia que el pobre ANIMAL INTELECTUAL no tenga ningún dominio sobre esos estados fugaces de conciencia, que no pueda evocarlos, que no pueda hacerlos continuos.

Sin embargo, la EDUCACIÓN FUNDAMENTAL afirma que el hombre puede LOGRAR el control de la CONCIENCIA y adquirir AUTO-CONCIENCIA.

La PSICOLOGÍA REVOLUCIONARIA tiene métodos, procedimientos científicos para DESPERTAR CONCIENCIA.

Si queremos DESPERTAR CONCIENCIA necesitamos empezar por examinar, estudiar y luego eliminar todos los obstáculos que se nos presentan en el camino, en este libro hemos enseñado el camino para despertar CONCIENCIA, empezando desde los mismos bancos de la Escuela.

V.M. SAMAEL AUN WEOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario