miércoles, 30 de septiembre de 2015

EDUCACIÓN FUNDAMENTAL cap xxxiii y cap xxxiv

CAPITULO XXXIII
EVOLUCIÓN, INVOLUCIÓN, REVOLUCIÓN

En la práctica hemos podido verificar que tanto las ESCUELAS MATERIALISTAS como las ESCUELAS ESPIRITUALISTAS están completamente embotelladas en el DOGMA de la EVOLUCIÓN.

Las modernas opiniones sobre el origen del hombre y su pretérita EVOLUCIÓN, en el fondo son pura SOFISTERÍA BARATA, no resisten un estudio crítico profundo.

Muy a pesar de todas las teorías de DARWIN aceptadas como artículo de FE ciega por CARLOS MARX y su tan cacareado MATERIALISMO DIALÉCTICO, nada saben los científicos modernos sobre el origen del hombre, nada les consta, nada han experimentado en forma directa y carecen de pruebas específicas concretas, exactas, sobre la EVOLUCIÓN HUMANA.

Por el contrario, si tomamos la humanidad histórica, es decir, la de los últimos veinte mil o treinta mil años antes de Jesucristo, hallamos pruebas exactas, señales inconfundibles de un tipo superior de hombre, incomprensible para la gente moderna, y cuya presencia puede demostrarse por múltiples testimonios, viejos Jeroglíficos, antiquísimas Pirámides, exóticos monolitos, misteriosos papiros y diversos monumentos antiguos.

En cuanto al HOMBRE PREHISTÓRICO, a esas extrañas y misteriosas criaturas de aspecto tan parecido al ANIMAL INTELECTUAL y sin embargo, tan distintas, tan diferentes, tan misteriosas y cuyos huesos ilustres se hallan escondidos profundamente a veces en yacimientos arcaicos del período Glacial o Preglaciar, nada saben los científicos modernos en forma exacta y por experiencia directa.

La CIENCIA GNÓSTICA enseña que el ANIMAL RACIONAL tal como lo conocemos, no es un SER PERFECTO, no es todavía HOMBRE en el sentido completo de la palabra; la naturaleza lo desarrolla hasta cierto punto y luego lo abandona dejándolo en completa libertad para proseguir su desarrollo o perder todas sus posibilidades y degenerarse.

Las LEYES de la EVOLUCIÓN y de la INVOLUCIÓN son el eje mecánico de toda la naturaleza y nada tienen que ver con la AUTORREALIZACIÓN INTIMA del SER.

Dentro del ANIMAL INTELECTUAL existen tremendas posibilidades que pueden desarrollarse o perderse, no es una ley el que se desarrollen. La mecánica EVOLUTIVA no puede desarrollarlas.

El desarrollo de tales posibilidades latentes, sólo es posible en condiciones bien definidas y esto exige tremendos SUPER-ESFUERZOS individuales y una ayuda eficiente por parte de aquellos MAESTROS que ya hicieron en el pasado ese trabajo.

Quien quiera desarrollar todas sus posibilidades latentes para convertirse en hombre, debe entrar por el camino de la REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA.

EL ANIMAL INTELECTUAL es el GRANO, la SEMILLA; de esa semilla puede nacer el ÁRBOL DE LA VIDA, el HOMBRE VERDADERO, aquel HOMBRE que estuvo buscando DIÓGENES con una lámpara encendida por las calles de ATENAS y al Medio día, y que desgraciadamente no pudo encontrar.

No es una LEY que este grano, que esta semilla tan especial pueda desarrollarse, lo normal, lo natural, es que se pierda.

EL HOMBRE VERDADERO es tan distinto al ANIMAL INTELECTUAL, como el RAYO lo es a la nube.

Si el grano no muere la semilla no germina, es necesario, es urgente que muera el EGO, el YO, el MI MISMO, para que nazca el HOMBRE.

Los Maestros y Maestras de Escuelas, Colegios y Universidades, deben enseñar a sus alumnos el CAMINO de la ÉTICA REVOLUCIONARIA, sólo así es posible lograr la muerte del EGO.

Haciendo ÉNFASIS podemos afirmar que la REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA no solamente es rara en este mundo, sino que cada vez se torna más rara y más rara.

La REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA tiene tres factores perfectamente definidos: Primero, Morir; Segundo, Nacer; Tercero, Sacrificio por la humanidad. El orden de los factores no altera él producto.

MORIR es cuestión de ÉTICA REVOLUCIONARIA y DISOLUCIÓN del YO PSICOLÓGICO.

NACER es cuestión de TRANSMUTACIÓN SEXUAL, este asunto corresponde a la SEXOLOGÍA TRASCENDENTAL, quien quiera estudiar este tema, debe escribirnos y conocer nuestros libros Gnósticos.

SACRIFICIO por la humanidad es CARIDAD UNIVERSAL CONSCIENTE.

Si nosotros no deseamos la REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA, si no hacemos tremendos SUPER-ESFUERZOS para desarrollar esas posibilidades latentes que nos llevan a la AUTO-REALIZACIÓN ÍNTIMA, es claro que dichas posibilidades no se desarrollarán jamás.

Son muy raros los que se AUTO-REALIZAN, los que se salvan y en ello no existe injusticia alguna, ¿por qué habría de tener el pobre ANIMAL INTELECTUAL lo que no desea?

Se necesita un cambio radical total y definitivo pero no todos los seres quieren ese cambio, no lo desean, no lo saben y se les dice y no lo entienden, no lo comprenden, no les interesa. ¿Por qué habría de dárseles a la fuerza lo que no quieren?
La Verdad es que antes de adquirir el individuo NUEVAS FACULTADES o NUEVOS PODERES que no conoce ni remotamente y que aún no posee, debe adquirir facultades y poderes que equivocadamente creé tener, pero que en realidad no tiene.


CAPITULO XXXIV
El INDIVIDUO ÍNTEGRO

La EDUCACIÓN FUNDAMENTAL en su verdadero sentido es la comprensión profunda de uno mismo; dentro de cada individuo se encuentran todas las leyes de la naturaleza.

Quien quiera conocer todas las maravillas de la naturaleza, debe estudiarlas dentro de sí mismo.

La falsa Educación sólo se preocupa por enriquecer el intelecto y eso lo puede hacer cualquiera. Es obvio que con dinero, cualquiera puede darse el lujo de comprar libros.

No nos pronunciamos contra la cultura intelectual, sólo nos pronunciamos contra el desorbitado afán acumulativo mental.

La falsa educación intelectual sólo ofrece sutiles escapatorias para huir de sí mismo.

Todo hombre erudito, todo vicioso intelectual, dispone siempre de maravillosas evasivas que le permiten huir de sí mismo.

Del INTELECTUALISMO sin ESPIRITUALIDAD resultan los BRIBONES y éstos han llevado a la humanidad al CAOS y a la DESTRUCCIÓN.

La técnica jamás puede capacitarnos para conocernos a sí mismos en forma ÍNTEGRA, UNI-TOTAL.

Los Padres de familia mandan a sus hijos a la Escuela, al Colegio, a la Universidad, al Politécnico, etc., para que aprendan alguna técnica, para que tengan alguna profesión, para que puedan finalmente ganarse a vida.

Es obvio que necesitamos saber alguna técnica, tener una profesión, pero eso es secundario, lo primario, lo fundamental, es conocernos a sí mismos, saber quiénes somos, de dónde venimos, para dónde vamos, cuál es el objeto de nuestra existencia.

En la vida hay de todo, alegrías, tristezas, amor, pasión, gozo, dolor, belleza, fealdad, etc. y cuando sabemos vivirla intensamente, cuando la comprendemos en todos los NIVELES de la mente, encontramos nuestro lugar en la Sociedad, creamos nuestra propia técnica, nuestra forma particular de vivir, sentir y pensar, pero lo contrario es falso ciento por ciento, la técnica por sí misma, jamás puede originar la comprensión de fondo, la comprensión verdadera.

La Educación actual ha resultado un rotundo fracaso porque le da EXAGERADA importancia a la técnica, a la profesión, y es obvio que al subrayar la técnica, convierte al hombre en autómata mecánico, destruye sus mejores posibilidades.

Cultivar la capacidad y la eficiencia sin la comprensión de la vida, sin el conocimiento de sí mismo, sin una percepción directa del proceso de MÍ MISMO, sin un estudio detenido del propio modo de pensar, sentir, desear y actuar, sólo servirá para aumentar nuestra propia crueldad, nuestro propio egoísmo, aquellos factores Psicológicos que producen guerra, hambre, miseria, dolor.

El desarrollo exclusivo de la técnica ha producido Mecánicos, Científicos, técnicos, físicos atómicos, vivisectores de los pobres animales, inventores de armas destructivas, etc., etc., etc.

Todos esos profesionales, todos esos inventores de Bombas Atómicas y Bombas de Hidrógeno, todos esos vivisectores que atormentan a las criaturas de la naturaleza, todos esos bribones, lo único para lo que realmente sirven, es para la guerra y la destrucción.

Nada saben todos esos bribones, nada entienden del proceso total de la vida en todas sus infinitas manifestaciones.

El progreso tecnológico general, sistemas de transportes, máquinas contadoras, alumbrado eléctrico, elevadores dentro de los edificios, cerebros electrónicos de toda especie, etc., resuelven millares de problemas que se procesan en el nivel superficial de la existencia, pero introducen en el individuo y en la sociedad, multitud de problemas más amplios y profundos.

Vivir exclusivamente en el NIVEL SUPERFICIAL sin tener en cuenta los distintos terrenos y regiones más profundas de la mente, significa de hecho atraer sobre nosotros y sobre nuestros hijos, miseria, llanto y desesperación.

La mayor necesidad, el problema más urgente de cada INDIVIDUO, de cada persona, es comprender la vida en su forma INTEGRAL, UNITOTAL, porque sólo así estamos en condiciones de poder resolver satisfactoriamente todos nuestros íntimos problemas particulares.

El conocimiento técnico por sí mismo no puede resolver jamás todos nuestros problemas Psicológicos, todos nuestros profundos complejos.

Si queremos ser HOMBRES de verdad, INDIVIDUOS ÍNTEGROS debemos AUTO-EXPLORARNOS PSICOLÓGICAMENTE, conocernos profundamente en todos los territorios del pensamiento, porque la TECNOLOGÍA fuera de toda duda, se convierte en un instrumento destructivo, cuando no COMPRENDEMOS de VERDAD todo el proceso total de la existencia, cuando no nos conocemos a sí mismos en forma ÍNTEGRA.

Si el ANIMAL INTELECTUAL amara de VERDAD, si se conociese a sí mismo, si hubiera comprendido el proceso total de la vida, jamás habría cometido el CRIMEN de FRACCIONAR el ÁTOMO.

Nuestro progreso técnico es fantástico pero sólo ha logrado aumentar nuestro poder agresivo pera destruirnos los unos a los otros y por doquiera reinan el terror, el hambre, la ignorancia y las enfermedades.

Ninguna profesión, ninguna técnica puede jamás darnos eso que se llama PLENITUD, FELICIDAD VERDADERA.

Cada cual en la vida sufre intensamente en su oficio, en su profesión, en su tren de vida rutinario, y las cosas y las ocupaciones se convierten en instrumentos de envidia, murmuración, odio, amargura.

El mundo de los médicos, el mundo de los artistas, de los ingenieros, de los abogados, etc., cada uno de esos mundos, está lleno de dolor, murmuraciones, competencia, envidia, etc.

Sin la comprensión de nosotros mismos la mera ocupación, oficio, o profesión, nos lleva al dolor y la búsqueda de evasivas. Algunos buscan escapatorias a través del alcohol, la cantina, la taberna, el cabaret, otros quieren escapar a través de las drogas, la morfina, la cocaína, la marihuana; y otros por medio de la lujuria y la degeneración sexual, etc. etc.

Cuando se quiere reducir toda la VIDA a una técnica, a una profesión, a un sistema para ganar dinero y mas dinero, el resultado es el aburrimiento, el fastidio, y la búsqueda de evasivas.

Debemos convertirnos en INDIVIDUOS ÍNTEGROS, completos y eso sólo es posible conociéndonos a sí mismos y disolviendo el YO PSICOLÓGICO.

La EDUCACIÓN FUNDAMENTAL al mismo tiempo que estimula el aprendizaje de una técnica para ganarse la vida, debe realizar algo de mayor importancia, debe ayudar al hombre a experimentar, a sentir en todos sus aspectos y en todos los territorios de la mente, el proceso de la existencia.


Si alguien tiene algo que decir que lo diga y eso de decirlo es muy interesante porque así cada cual crea por sí mismo su propio estilo, pero aprende estilos ajenos sin haber experimentado directamente por sí mismos la vida en su forma ÍNTEGRA; sólo conduce a la superficialidad.
V.M. SAMAEL AUN WEOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario