jueves, 12 de mayo de 2016

EL MIEDO


Por: ZARAKIÉL
Alguna ocasión preguntaron al Divino redentor, Jesús el Kristo, cual es el error mas fuerte que se comete? y Él contesto el MIEDO.

Conociendo esto ahora reflexionemos y meditemos en su respuesta pues bien vale un esfuerzo hacerlo, ¿por qué dio esa respuesta? ¿Acaso no es más poderoso el ego de la lujuria que es una de las cabezas de legión de nuestros egos? ¿Acaso no es la lujuria madre de todos nuestros errores e iniquidades? ¿Por qué dio esta respuesta? meditemos...

Dicen que del tamaño del miedo es el tamaño del arma que cargamos, y con justa razón porque se posee un arma cuando tenemos miedo de ser heridos o atacados.


Por miedo injuriamos al prójimo, con al único afán de lastimarlo y en muchas ocasiones no somos capaces de ver cuán lejos llegarán nuestra falsas palabras y  maquiavélicas intenciones.

Por miedo mentimos, si, por ese miedo cometemos desde las llamadas mentiras piadosas hasta las mentiras más atroces y deleznables, donde más temprano que tarde sale a relucir la verdad y por miedo no sabemos afrontar las consecuencias que llegan por haber faltado a la verdad.

Por miedo a auto conocernos optamos por aceptar las desgracias y penas que en nuestra triste existencia han de pasar y las tomamos resignadamente como parte de nuestro vivir.

Tenemos miedo a lo desconocido y como no nos conocemos en nuestro interior tenemos miedo a auto explorarnos psicológicamente, tenemos miedo de conocernos, de saber cómo somos, de observar realmente en lo que estamos convertidos, ese miedo sabe lo horripilantes que somos psicologicamente en nuestro lado visible como en nuestro lado oscuro de nuestra luna psicológica, y claro por ello evita que realicemos nuestra tarea de autoconocimiento interior.

Por miedo la gente evita a toda costa conocer a más personas, evitan conocer nuevas formas de pensamiento, evitan nuevas formas de ver y hacer la vida misma de forma distinta, por un miedo fanático y dogmático el dirigente religioso evita a toda costa que sus seguidores conozcan nuevas formas o maneras diferentes de ver y conocer la religión, el joven o la jovencita por timidez o inseguridad, que no es más que miedo; no se atreven a conocer a otros o a otras, por ese mismo miedo el joven evita hablar de amor a la joven que le gusta; por miedo el hombre o la mujer es incapaz de decirle a su pareja que le quiere, por miedo al rechazo el hombre es incapaz de decirle a su esposa o novia que le ama.

 Por miedo se calla cuando se debería hablar o incluso gritar, por miedo guardamos silencios delictuosos, por miedo hablamos o actuamos de forma precipitada provocando daños a quienes amamos o nos rodean.
Por miedo a quedarnos solos buscamos aventuras pasajeras, por ese mismo miedo se fornica y también se comete adulterio.

Por miedo a la realidad que están viviendo con su pareja, hombres y mujeres buscan salir del hastió que viven con su pareja y creen aliviarlo en otros brazos y en otras caricias, creen verdaderamente que con la otra o con el otro tienen el verdadero amor y lo único que en realidad consiguen son más problemas y tal vez hasta enfermedades de todo tipo, por miedo a ser vistos se esconden para poder dar rienda suelta a su lujuria, a su deseo y a su instinto animal, y claro esos fornicarios y adúlteros creen que se aman realmente, pero no saben que la pasión, el deseo, que esa lujuria es pasajera; que si bien puede durar un día como también mucho más tiempo, tarde o temprano se acaba;   lo único que les queda son nuevamente son sus manos vacías, o un recuerdo que en vez de ayudarles les perjudica enormemente, desafortunadamente no entienden lo que realmente paso, que lo que hicieron fue por miedo y tristemente vuelven a caer en el mismo error la gran mayoría de las veces; tienen miedo de practicar la fidelidad y se van por el camino más fácil, ese camino que falsamente creen los libera de las supuestas responsabilidades que tiene el ser fiel a una persona, tienen miedo realmente de amar a alguien, porque quien ama en verdad jamás fornica o comete adulterio ni infidelidades, para quien sabe amar en verdad la fidelidad no es carga alguna, así como tampoco es una obligación o responsabilidad, quien ama en verdad se resguarda para su pareja por amor y por respeto a ese templo sagrado que es y representa su misma pareja así como también se resguarda por respeto a ese templo sagrado que es su misma materia, a esa materia que es su cuero físico.

Por miedo el jovenzuelo y aun el humano maduro, abandono a la mujer embarazada, tienen miedo a que se entere la verdadera esposa o de que se enteren los padres, tiene miedo de las responsabilidades que vienen con la llegada de un nuevo ser; por ese miedo horripilante la mujer practica el grave error que es el aborto voluntario, y ese miedo les da según el consuelo para apaciguar su conciencia en  el crimen que cometieron; por miedo a quedarse sola la mujer soporta humillaciones y vejaciones con tal que a sus hijos no les falte alimento o tienen miedo al qué dirán de que sus hijos no tienen padre, tiene miedo de que el mundo la vea como una mujer abandonada, tiene miedo a esos tontos prejuicios que desgraciadamente la actual sociedad ha impuesto de alguna forma en la mente de las personas, por miedo el novio o el esposo celan a su pareja y viceversa trayendo pleitos, discusiones donde aflora la ira, el desconsuelo y los corazones rotos y por lo mismo vienen las separaciones y divorcios.

Siempre el sentirnos superiores a los demás, cuando estamos llenos de soberbia, cuando el orgullo nos corroe y vemos a los demás como miserables gusanos, cuando es mismo orgullo nos hace sentir que nuestros padres no nos merecen, que nuestra familia es poca cosa para nosotros, cuando queremos vernos y sentirnos por ese mismo orgullo superiores a los demás, creemos que no merecemos tal cosa o tal situación, todo eso no es mas que MIEDO, si; MIEDO, pues ese mismo miedo llama a la violencia, al orgullo a ser rebeldes en el sentido de no estar cómodos con nuestra vida, es miedo a sentirse inferior a los demás por lo mismo responde con violencia , altivez y soberbia; logrando solo alejarse de la gente y que la gente se aleje nosotros, ¿y que pasa después? Pues, andamos lloriqueando por todos los rincones porque nos sentimos solos, que nadie nos quiere y nadie nos comprende,  ¿qué es todo esto? nuevamente miedo a estar solos, miedo a no tener aceptación de la gente, miedo a no ser aceptados, que contradicción ¿verdad? alejamos a la gente de nuestro lado por miedo y por miedo lloriqueamos no ser aceptados por los demás.

Y asi como es esa contradicción, que no es mas que nuestra forma aberrante de comportarnos; sucede en toda nuestra existencia y es obvio que no se esta por lo menos contento durante todos los días de nuestra vida y cuando no se esta contento es lógico que llegue a manifestarse el stress, la depresión, la frustración y la ira.

Es evidente que en muchas ocasiones se causan desgracias por la ira sin embargo ¿qué hace surgir el enojo y la ira?

muchas veces se debe al miedo, el soldado asesina a otro en la guerra por miedo a perder su propia vida, y ese soldado lleno de un falso como egoico patriotismo sigue las ordenes de sus dirigentes miedosos; y también lo hace porque cree defender a la tierra donde nació, ¿por qué? pues porque sus dirigentes tienen miedo a ser invadidos, a perder según ellos su estilo de vida, a perder su economía y claro como pasa en la actualidad todo se enarbola pregonando que se hace en pos su falsa como acomodada democracia, y todo esto pasa por miedo; por miedo las naciones se arman hasta los dientes, creen que sus vecinos países codician sus tierras, su riqueza, su forma de vida, pero no saben que no es más que un miedo atroz a otras formas de pensar y de ver la vida de una forma diferente, es miedo a lo desconocido, por miedo se formaron o impusieron fronteras en esta esfera azul, fronteras que son las mismas formas de pensar de la gente que no sabe o simplemente no abren su mente a otras posibilidades de vida, mentes caducas, degeneradas y limitadas por el miedo  y por tantísimos complejos y traumas que no saben cómo aliviarlos, como curarlos y sanarlos.

Por ese miedo fatal nació el llamado racismo, que no es más que inseguridad en quien lo practica, y la inseguridad es solo miedo; ese miedo que tienen a otro color de piel, disfrazado de una falsa superioridad y de soberbia, de creerse y hasta sentirse superiores a gente que no tiene su mismo color, pero eso no es más que miedo, el miedo a sentirse superados por personas de un color diferente de piel, a sentirse superados en su forma de vida, a sentirse superados culturalmente a sentirse superados en su grado de conocimiento intelectual, realmente si somos capaces de observar todo esto veremos que todo es simple miedo y que hasta el mismísimo miedo, en muchas ocasiones no es más que una forma de manifestación de nuestros propios complejos y traumas.

¿Sí  podemos ver ahora porque esa respuesta del Divino Redentor fue de esa manera?  Sin duda alguna nadie que se dedique a realizar su propia auto exploración psicológica se atrevería a refutar tal respuesta.

El miedo se encuentra diseminado en todos los rincones y recovecos de nuestra mente, suele ser muchas veces el resorte perverso que pivotea a la acción destructora de nuestras vidas, suele ser sin duda también el principal responsable de que nuestra conciencia se encuentre prisionera y atormentada en las mazmorras de nuestros propios infierno psicológicos, y nos por consecuencia  y de igual forma  estamos prisioneros por el miedo en la prisión de eros, lamentablemente el mismo ser humano desconoce que el mismo tiene la llave mágica y poderosa que transformaría radicalmente esa tétrica prisión en el gran palacio de las delicias, si supieran como utilizar de forma correcta y objetiva las armas de eros, que todos y cada uno de nos posee, armas de delicias supremas y que por ignorancia se derrochan y despilfarran fatalmente.

Por miedo el estudiante de las ciencias herméticas muchas veces huye despavorido ante la realidad que se le presenta, a sabiendas de cuál es el camino correcto muchas veces por miedo sigue cayendo en los mismos errores, en infinidad de circunstancias y posibilidades por miedo, el estudiante aplaza realizar la aniquilación de su abominables egos psicológicos y opta solo por realizar prácticas donde obtendrá poderes o donde solo se distraiga de la ardua tarea, para olvidarse del auténtico objetivo a realizar en la práctica real y genuina de estas ciencias sagradas.

Muchas veces por miedo dicen: tengo mucho tiempo para realizar los tres factores de la revolución de la conciencia; hare lo que pueda y en otra existencia si me realizare, y preguntamos ¿cómo saben que tendrán otra existencia? ¿Cómo saben que recordaran lo que dejaron pendiente de otra vida? ¿Cómo saben que los señores que administran las leyes, los colocaran nuevamente en la posibilidad de recibir nuevamente este conocimiento?, decimos que es por miedo, porque ese miedo les hace y coloca sofismas mentales para que eviten realizar tan magna obra y se contenten con lo poco que puedan lograr, les obligan estos sofismas a perder el tiempo miserablemente, llenando su pobre y atiborrado intelecto de dogmas y fanatismos que obviamente solo los conducen a ser esclavos de la pereza y de tantos otros elementos infra psíquicos indeseables; es por ello que tantas veces se insistiera en que se deben realizar los tres factores de la revolución Consciencial aquí y ahora, no hay marcha a tras ni para tomar impulso, se debe dejar la pereza y esos falsos sofismas mentales de una vez por todas para adentrarnos por completo en el estudio, observación, meditación; enjuiciamiento y eliminación de los fardos psicológicos que durante tantos ayeres habitan en nuestra mente y claro que esto se realiza en la novena esfera, en la llamada forja de los cíclopes; en la fragua encendida de vulcano donde hércules templa y retempla su espada, en la obra de la novena esfera; practicando el sagrado Eroar de los auténticos ángeles y Dioses.

Este es el camino, el único sendero que nos ayudara a eliminar al miedo y a todas esas legiones de elementos infra psíquicos que llevamos fatalmente en nuestra psiquis.

Sabemos que existe una infinidad de formas y situaciones en las que se manifiesta el miedo, solo queda meditar y ser capaces de  ver y observarlas para estudiarlas y posteriormente eliminarlo con la práctica de la magia sagrada de eros.

Como podemos observar el miedo corroe a la humanidad y cada uno requeriría como dijo el poeta lengua y paladar de acero para poder enumerar a todos esos inquilinos indeseables que arbitraria como tiránicamente viven en nuestra mente, obviamente; para realizar un estudio detallado para este error en específico requerimos aun tiempo y paciencia para realizar su aniquilación, siempre nos dijeron que seguir el sendero iniciático y realizar la gran obra es difícil más no imposible de recobrar nuestra propia luz y sabiduría. Así que auténticos guerreros a la batalla hasta alcanzar la corona de la victoria que el tiempo se agota a cada instante de nuestras existencias.
Tened muy en cuenta que lo imposible no es más que un pequeño obstáculo que nuestra propia  mente nos impone, abramos de una vez por todas y para siempre nuestra siquis, pues lo imposible siempre es posible de realizar, solo hay que tener la Fe, el valor y la intrepidez que se requiere para lograrlo.


Fraternal y amorosamente: ZARAKIÉL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario