miércoles, 22 de junio de 2016

LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD Cap 36 y Cap 37

CAPITULO = 36 = CRÍMENES CONTRA EL PUEBLO
Los mercaderes de la Tierra están envenenando a los pueblos con alimentos adulterados.
En distintas ciudades del Mundo, ya las gentes no toman café ni beben leche.
El café que venden muchos mercaderes pervertidos, está elaborado con sangre de res, torta de maíz añeja (Tortilla en Centro América y México, arepa de maíz en Colombia etc. etc. etc.) garbanzo quemado, maíz quemado, azúcar quemado etc.
La leche de las grandes ciudades es en parte leche y en parte agua y otras sustancias químicas.


Ésta clase de café y esta clase de leche está Intoxicando a millones de niños y adultos.
Los pobres trabajadores gastan su dinero torpemente en esta clase de artículos de primera necesidad, no sabiendo que con ellos no solamente van a destruir su salud sino también la de sus hogares.
Los mercaderes de la Tierra no se tientan el corazón para vender en los mercados carnes de perro, caballo, burro y parece Increíble pero es cierto y muy cierto que muchas veces hasta venden carne HUMANA.
En cierta ciudad cuyo nombre no menciono, una VIEJA perversa asesinaba niños y las carnes de sus cadáveres las utilizaba para preparar tamales. Afortunadamente la policía descubrió a este monstruo del crimen y después de ser juzgada fue condenada a prisión por cuarenta años.
Muchos comerciantes inescrupulosos anuncian vinos de uva de la mejor calidad, pero los tales vinos anunciados por esos malvados son únicamente productos elaborados con distintas sustancias químicas perjudiciales para la salud de todos los ciudadanos.
Está comprobado que en la República hermana de Costa Rica Centro América, cierta clase de codiciosos mercaderes al margen de la ley están envenenando al pueblo con un vino dañoso elaborado en forma empírica y sin responsabilidad alguna.
El fermento dé dichas sustancias encerradas dentro de sus recipientes se torna tóxico y hasta terriblemente venenoso.
En la Rusia Soviética esta clase de crímenes contra el pueblo son castigados con la pena de muerte, pero como nosotros los defensores de la verdadera democracia consideramos que no tenemos derecho a quitarte la vida a nadie, conceptuamos mejor diciendo que esta clase de delincuentes deben ser encerrados en reformatorios especiales.
Ya en nuestro libro el CRISTO SOCIAL hablamos extensamente sobre el problema carcelario, y dijimos que las cárceles son Escuelas de corrupción y no corrigen a nadie, pero si corrompen a todo el mundo.
En el CRISTO SOCIAL abogamos por verdaderos reformatorios penales situados en colonias agrícolas donde los penados pudieran trabajar la tierra y tener sus domicilios y sus mujeres e hijos para resolver el problema sexual.
También dijimos en el CRISTO SOCIAL que en dichos reformatorios deberían haber escuelas primarlas, secundarlas, y talleres para aprender distintos oficios.
Abogamos también porque en dichos reformatorios haya conferencias, bibliotecas, cine ilustrativo y psicólogos expertos que estudien las aptitudes vocacionales de cada penado a fin de que estos aprendan el arte u oficio o profesión que les permitan ganarse la vida.
Ya todo está dicho en el CRISTO SOCIAL y consideramos que no necesitamos seguirlo repitiendo.
Ahora solo queremos aclarar la necesidad de sancionar severamente toda esta clase de crímenes contra el pueblo.
Es absurdo qué los gobiernos continúen tolerando a esos mercaderes codiciosos que envenenan al pueblo.
Cuantas madres reciben con alegría al lechero que lleva la leche, sin saber que esa leche es un compuesto de productos químicos que van a dañar la salud de sus niños.
Cuantos padres de familia llegan tardísimo a casa debido al Intenso trabajo necesario para ganarse la vida y felices con ese dinero, ganado honradamente con el sudor de sus frentes, compran el pan, el café, la leche, la carne etc. etc. etc. sin sospechar que ese café no es café, y que esa leche no es leche, y que esa carne es de perro o de burro o de caballo.
Así los Infelices padres de familia, dan a sus hijos muchas veces muerte en vez de vida en forma Inocente.
Los asesinos del pueblo viven muy tranquilamente sin que la justicia humana los alcance.
No es justo que los gobernantes de la tierra continúen tolerando a los asesinos del pueblo.
Los gobernantes deben corregir todos estos errores y acabar con estas lacras sociales sino quieren también ser víctimas.
Los cargos oficiales son temporales y los gobernantes de hoy serán mañana ciudadanos comunes y corrientes que tendrán que experimentar en carne viva aquellos errores que habiendo podido corregir a tiempo, no fueron capaces de corregir.
EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO LAT1NOAMERICANO debe propagar a los cuatro vientos para bien de la humanidad este capítulo titulado CRÍMENES CONTRA EL PUEBLO.

C A P I T U L O = 3 7 = EL SALARIO MÍNIMO
La LEY FEDERAL DEL TRABAJO en la República de México, refiriéndose al Salario Mínimo, dice: “Salario mínimo es la cantidad menor que puede pagarse en efectivo a un trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo”.
«El salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos»
Actualmente el salario mínimo en todos los países de la América Latina, NO es suficiente, no alcanza a satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia
EL PROLETARIADO siempre ha vivido una vida INFRAHUMANA a pesar de tantas Leyes, Revoluciones, Reformas, Decretos, etc. etc. etc.
En muchos países ni siquiera se ha fijado todavía el SALARIO MÍNIMO, y en aquellos donde ya se ha fijado, no es suficiente para satisfacer las necesidades materiales de un jefe de familia.
La vida del Proletariado es INFRAHUMANA en todos los países Latino-Americanos.
La propaganda de los periódicos asalariados vendidos al Estado, deslumbra a todos los pueblos, con aquello del alza de salarios garantías sociales y fijación del salario mínimo, pero la realidad es muy distinta, el Salario mínimo no alcanza para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia.
En todos los tiempos al Proletariado se le ha querido tener en la miseria.
Es tan grave este problema, que por lo mismo grave, condujo a muchos países a la órbita comunista.
Parece que ya hasta los pueblos se han acostumbrado a ver al proletariado en la miseria, se ha vuelto tan normal esta injusticia, que cuando se fija el salario mínimo y se eleva un poquito el salario, todo el mundo cree que ya los pobres proletarios están muy bien.
EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO LATINO-AMERICANO, está luchando por mejorar la situación económica del Proletariado.
EL Proletariado debe vivir muy bien, el Proletariado tiene derecho a tener casa propia, automóvil propio para el transporte, educación gratuita para sus hijos, seguro social, medicinas baratas, vacaciones anuales y dinero para esas vacaciones, etc. etc. etc.
EL proletariado no tiene por qué vivir vida INFRAHUMANA. El proletariado debe tener salarios mejores, salarios suficientes como para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia.
EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO debe establecer Comités de Proletarios en todos los pueblos, ciudades, aldeas, etc., comités que lucharán por él alza de salarios para los trabajadores. Las clases proletarias deben unirse para la lucha por sus derechos.
Los Líderes del Socialismo Cristiano Latino-Americano, deben luchar intensisimamente para unir a todos los proletarios.
Los Comités del Proletariado deberán luchar con suma intensidad, por la mejora de los salarios.
El Proletariado no tiene porqué vivir vida miserable.
El Proletariado debe reclamar sus derechos.
Los Salarios Mínimos es apenas normal que sean generales para una o varias zonas económicas.
También se puede hablar de salarios mínimos Profesionales, para los oficios o trabajos especiales, y para determinadas clases de profesionales.
Es necesario comprender que los salarios mínimos Generales deben regir para todos los trabajadores que nada tienen que ver con las distintas ramas de la Industria, comercio, profesiones, oficios o trabajos especiales, etc. etc. etc.
Cada zona económica tiene muchas ramas de profesionales, comercio, industrias, oficios especiales, etc. es claro que para esta clase de trabajadores, el salario mínimo es diferente.
Los Trabajadores del campo necesitan luchar muchísimo por mejorar sus salarios, el salario mínimo de los trabajadores del campo está demasiado bajo en todos los países Latino-Americanos.
Deben establecerse comités Socialistas Cristianos en todos los campos para organizar a los trabajadores campesinos y luchar por la mejora de Salarios.
Los Salarios Mínimos jamás en la vida pueden ni deben ser objeto de compensación económica, descuentos de ninguna especie, reducción vengativa, embargo, salvo en aquellos casos de justicia como son las pensiones alimenticias, decretadas por las autoridades competentes en favor de esposas e hijos abandonados.
Toda esposa abandonada es claro que tiene derecho a demandar a sumarido por alimentos, ella necesita comer y sus hijos también necesitan comer para vivir.
Fuera de estas causas totalmente justas a favor de las mujeres y de los hijos de los trabajadores, es absurdo embargar los sueldos, reducirlos, descontarles, etc. etc. etc.
Los Gobiernos deben establecer comisiones regionales para estudiar el problema de los salarios mínimos.
Una comisión Nacional de salarios mínimos, puede ratificar o confirmar los datos de las comisiones regionales.
Consideramos necesario que la comisión nacional estudie muy a fondo los datos de las comisiones regionales, y los evidencie y analice en él mismo terreno de los hechos, antes de modificar, ratificar, o confirmar, solo así es posible evitar errores incalculables en este delicadísimo problema de los salarios mínimos.
Las Comisiones Nacionales y Regionales, deben fijar el salario mínimo haciendo caso omiso los de antiguos contratos colectivos, oficios, profesiones, etc.
No habiendo fijado el salario mínimo, o habiendo fijado injustamente, es necesario corregir la injusticia y establecer la justicia, cueste lo que cueste.
El salario mínimo debe abarcar a todos los trabajadores, criadas del servicio doméstico; criados, meseros aprendices, albañiles, campesinos, policías, hoteleros, criados de restaurantes, bares, tiendas, obreros de todas las fábricas, etc. etc. etc.
El Salario mínimo debe abarcar también a los obreros de la inteligencia. 
Burócratas, empleados de toda oficina, etc.
Ningún ser viviente dentro del orden social debe quedar sin el salario mínimo a excepción de los hombres y mujeres que no tienen sueldo porque tienen sistemas de vida independiente.

SAMAEL AUN WEOR


No hay comentarios:

Publicar un comentario