miércoles, 16 de septiembre de 2015

EDUCACIÓN FUNDAMENTAL cap xxix y cap xxx

CAPITULO XXIX  LA MUERTE
Es urgente comprender a fondo y en todos los terrenos de la mente, lo que realmente es la MUERTE en sí misma, sólo así es posible, de verdad entender en forma íntegra lo que es la inmortalidad.

Ver el cuerpo humano de un ser querido metido entre el ataúd, no significa haber comprendido el misterio de la muerte.

La Verdad es lo desconocido de momento en momento. La Verdad sobre la muerte no puede ser una excepción.

El YO quiere siempre, como es apenas natural, un seguro de muerte, una garantía suplementaria, alguna autoridad que se encargue de aseguramos una buena posición y cualquier tipo de inmortalidad más allá del sepulcro aterrador.

El MI MISMO no tiene muchas ganas de morir. EL YO quiere continuar. EL YO le tiene mucho miedo a la muerte.

La VERDAD no es cuestión de creer ni de dudar. La verdad nada tiene que ver con la credulidad, ni con el escepticismo. La verdad no es cuestión de ideas, teorías, opiniones, conceptos, preconceptos, supuestos, prejuicios, afirmaciones, negociaciones, etc. La verdad sobre el misterio de la Muerte no es una excepción.

La Verdad sobre el misterio de la muerte sólo puede ser conocida a través de la experiencia directa.

Resulta imposible comunicar la experiencia REAL de la muerte a quien no la conoce.

Cualquier poeta puede escribir bellos libros de AMOR, mas resulta imposible comunicar la VERDAD sobre el AMOR a personas que jamás lo han experimentado, en forma semejante decimos que es imposible comunicar la verdad sobre la muerte a personas que no la han vivenciado.

Quien quiera saber la verdad sobre la muerte debe indagar, experimentar por sí mismo, buscar como es debido, sólo así podemos descubrir la honda significación de la muerte.

La observación y la experiencia de muchos años nos han permitido comprender que a las gentes no les interesa comprender realmente el hondo significado de la muerte; a las gentes lo único que realmente les interesa es continuar en el más allá y eso es todo.

Muchas personas desean continuar mediante los bienes materiales, el prestigio, la familia, las creencias, las ideas, los hijos, etc., y cuando comprenden que cualquier tipo de continuidad Psicológica es vano, pasajero, efímero, inestable, entonces sintiéndose sin garantías, inseguros, se espantan, se horrorizan, se llenan de infinito terror.

No quieren comprender las pobres gentes, no quieren entender que todo lo que continúa se desenvuelve en el tiempo.

No quieren comprender las pobres gentes que todo lo que continúa decae con el tiempo.

No quieren comprender las pobres gentes que todo lo que continúa se vuelve mecanicista, rutinario, aburridor.

Es urgente, es necesario, es indispensable, hacernos plenamente conscientes del hondo significado de la muerte, sólo así desaparece el temor a dejar de existir.

Observando cuidadosamente a la humanidad, podemos verificar que la mente se halla siempre embotellada en lo conocido y quiere que eso que es conocido continúe más allá del sepulcro.

La mente embotellada en lo conocido, jamás podrá experimentar lo desconocido, lo real, lo verdadero.

Sólo rompiendo la botella del tiempo mediante la correcta meditación, podemos experimentar lo ETERNO, lo ATEMPORAL, lo REAL.

Quienes deseen continuar temen a la muerte y sus creencias y teorías sólo les sirven de narcótico.

La muerte en sí misma nada tiene de aterrador, es algo muy hermoso, sublime, inefable, mas la mente embotellada: en lo conocido, sólo se mueve dentro del círculo vicioso que va de la credulidad al escepticismo.

Cuando realmente nos hacemos plenamente conscientes del hondo y profundo significado de la muerte, descubrimos entonces por sí mismos mediante la experiencia directa, que la Vida y la Muerte constituyen un todo íntegro, uni-total.

La muerte es el depósito de la Vida. El sendero de la Vida está formado con las huellas de los cascos de la muerte.

La vida es Energía determinada y determinadora. Desde el nacimiento hasta la muerte fluyen dentro del organismo humano distintos tipos de energía.

El único tipo de energía que el organismo humano no puede resistir, es el RAYO DE LA MUERTE. Este rayo posee un voltaje eléctrico demasiado elevado. El organismo humano no puede resistir semejante voltaje.

Así como un rayo puede despedazar un árbol, así también el rayo de la muerte al fluir por el organismo humano, lo destruye inevitablemente.

El rayo de la muerte conecta al fenómeno muerte, con el fenómeno nacimiento.

El rayo de la muerte origina tensiones eléctricas muy íntimas y cierta nota clave que tiene el poder determinante de combinar los genes dentro del huevo fecundo.

El rayo de la muerte reduce el organismo humano a sus elementos fundamentales.

El EGO, el YO energético, continúa en nuestros descendientes desgraciadamente.

Lo que es la Verdad sobre la muerte, lo que es el intervalo entre muerte y concepción es algo que no pertenece al tiempo y que sólo mediante la ciencia de la meditación podemos experimentar.

Los Maestros y Maestras de Escuelas, Colegios y Universidades, deben enseñar a sus alumnos y alumnas, el camino que conduce a la experiencia de lo REAL, de lo VERDADERO.


CAPITULO XXX       EXPERIENCIA DE LO REAL
En el umbral solemne del templo de Delfos se hallaba una inscripción hierática cincelada en piedra viva que decía: "NOSCE TE IPSUM". Conócete a ti mismo y Conocerás al universo y a los Dioses.

La Ciencia trascendental de la Meditación tiene por piedra angular básica éste sagrado lema de los antiguos HIEROFANTES GRIEGOS.

Si de verdad y en forma muy sincera queremos nosotros establecer la base para la correcta meditación, es necesario comprendernos a sí mismos en todos los niveles de la mente.

Establecer la correcta base de la meditación es de hecho, estar libres de la ambición, el egoísmo, el miedo, el odio, la codicia de poderes psíquicos, el ansia de resultados, etc., etc., etc.

Es claro a todas luces y fuera de toda duda que después de establecer la PIEDRA ANGULAR BÁSICA de la meditación la mente queda quieta y en profundo e imponente silencio.

Desde el punto de vista rigurosamente lógico, resulta absurdo querer experimentar LO REAL sin conocernos a sí mismos.

Es urgente comprender en forma ÍNTEGRA y en todos los terrenos de la mente, cada problema conforme va surgiendo en la mente, cada deseo, cada recuerdo, cada defecto psicológico, etc.

Es claro a todas luces que durante la práctica de meditación, van pasando por la pantalla de la mente en siniestra procesión, todos los defectos psicológicos que nos caracterizan, todas nuestras alegrías y tristezas, recuerdos innumerables, múltiples impulsos que provienen ya del mundo exterior, ya del mundo interior, deseos de todo tipo, pasiones de toda especie, viejos resentimientos, odios, etc.

Quien de verdad quiere establecer en su mente la piedra básica de la meditación, debe poner plena atención en éstos valores positivos y negativos de nuestro entendimiento y comprenderlos en forma íntegra no solamente en el nivel meramente intelectual, sino también en todos los terrenos subconscientes, infraconscientes e inconscientes de la mente. Jamás debemos olvidar que la mente tiene muchos niveles.

El estudio de fondo de todos estos valores significa de hecho conocimiento de sí mismo.

Toda película en la pantalla de la mente tiene un principio y un fin. Cuando termina el desfile de formas, deseos, pasiones, ambiciones, recuerdos, etc., entonces la mente queda quieta y en profundo silencio, VACÍA de toda clase de pensamientos.

Los estudiantes modernos de Psicología necesitan experimentar el VACÍO ILUMINADOR. La irrupción del VACÍO dentro de nuestra propia mente permite experimentar, sentir, vivenciar un elemento que transforma, ese ELEMENTO es lo REAL.

Distíngase entre una mente que está quieta y una mente que está aquietada violentamente.

Distíngase entre una mente que está en silencio y una mente que está silenciada a la fuerza.

A la luz de cualquier deducción lógica tenemos que comprender que cuando la mente está aquietada violentamente, en el fondo y en otros niveles no está quieta y lucha por libertarse.

Desde el punto de vista analítico tenemos que comprender que cuando la mente está silenciada a la fuerza, en el fondo no está en silencio, grita y se desespera terriblemente.

La verdadera quietud y silencio natural y espontáneo de la mente, adviene a nosotros como una gracia, como una dicha, cuando termina la película muy íntima de nuestra propia existencia en la pantalla maravillosa del intelecto.

Sólo cuando la mente está natural y espontáneamente quieta, sólo cuando la mente sé encuentra en delicioso silencio, viene la irrupción del VACÍO ILUMINADOR.

EL VACÍO no es fácil de explicar. No es definible o descriptible, cualquier concepto que nosotros emitamos sobre él puede fallar en el punto principal.

El VACÍO no puede describirse o expresarse en palabras. Esto se debe a que el lenguaje humano ha sido creado principalmente para designar cosas, pensamientos y sentimientos existentes; no es adecuado para expresar en forma clara y especifica, fenómenos, cosas y sentimientos NO EXISTENTES.

Tratar de discutir el VACÍO dentro de los límites de una lengua limitada por las formas de la existencia, realmente fuera de toda duda, resulta de hecho tonto y absolutamente equivocado.

"EL VACÍO es la NO-EXISTENCIA, y LA EXISTENCIA NO ES EL VACÍO".

"LA FORMA NO DIFIERE DEL VACÍO, Y EL VACÍO NO DIFIERE DE LA FORMA".

"LA FORMA ES VACÍO Y EL VACÍO ES FORMA, ES DEBIDO AL VACÍO QUE LAS COSAS EXISTEN".

"EL VACÍO Y LA EXISTENCIA COMPLEMENTAN ENTRE SÍ Y NO SE OPONEN". "EL VACÍO Y LA EXISTENCIA SE INCLUYEN Y SE ABRAZAN".

"CUANDO LOS SERES DE SENSIBILIDAD NORMAL VEN UN OBJETO, VEN SÓLO SU ASPECTO EXISTENTE, NO VEN SU ASPECTO VACÍO".

"Todo SER ILUMINADO puede ver simultáneamente el aspecto existente y VACÍO de cualquier cosa".

"EL VACÍO es sencillamente término que denota la naturaleza NO SUSTANCIAL y no PERSONAL de los seres, y una señal de indicación del estado de absoluto desprendimiento y libertad".

Los Maestros y Maestras de Escuelas, Colegios y Universidades deben estudiar a fondo nuestra Psicología Revolucionaria y luego enseñarle a sus estudiantes el camino que conduce a la experimentación de lo REAL.

Solo es posible llegar a la EXPERIENCIA DE LO REAL cuando el pensamiento ha terminado.

La irrupción del VACÍO nos permite experimentar la CLARA LUZ de PURA REALIDAD.

Ese CONOCIMIENTO PRESENTE en realidad VACÍO, sin característica y sin color, VACÍO DE NATURALEZA, es la VERDADERA REALIDAD, la BONDAD UNIVERSAL.

TU INTELIGENCIA cuya verdadera naturaleza es el VACÍO que no debe ser mirada como el VACÍO de la NADA sino como la INTELIGENCIA MISMA sin trabas, brillante, universal y feliz, es la CONCIENCIA, el BUDDHA Universalmente Sabio.

TU propia CONCIENCIA VACÍA y la INTELIGENCIA brillante y gozosa son inseparables. Su UNIÓN del DHARMAKAYA; EL ESTADO DE PERFECTA ILUMINACIÓN.

Tu propia CONCIENCIA BRILLANTE, VACÍA e inseparable del gran CUERPO DE ESPLENDOR, no tiene ni NACIMIENTO NI MUERTE y es la inmutable luz AMITHABA BUDDHA.

Este conocimiento basta. Reconocer el VACÍO de tu propia INTELIGENCIA como el ESTADO de BUDDHA y considerable como tu propia CONCIENCIA, es continuar en el ESPÍRITU DIVINO de BUDDHA.


Conserva tu INTELECTO sin distraerte durante la MEDITACIÓN, olvídate de que estáis en Meditación, no pienses que estáis meditando porque cuando se piensa que se medita, este pensamiento basta para turbar la meditación. TU mente debe quedar VACÍA para experimentar lo REAL.
V.M. SAMAEL AUN WEOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario