miércoles, 24 de junio de 2015

EDUCACIÓN FUNDAMENTAL cap v y cap vi

CAPITULO V
QUÉ PENSAR. CÓMO PENSAR.

En nuestro hogar y en la escuela, los padres de familia y maestros siempre nos dicen lo que debemos pensar pero jamás en la vida nos enseñan COMO PENSAR.

Saber qué pensar es relativamente muy fácil. Nuestros padres, maestros, tutores, autores de libros, etc. etc. etc. cada uno es un dictador a su modo, cada cual quiere que pensemos en sus dictados, exigencias, teorías, prejuicios, etc.

Los dictadores de la mente abundan como la mala hierba. Existe por doquiera una tendencia perversa a esclavizar la mente ajena, a embotellarla, a obligarla a vivir dentro de determinadas normas, prejuicios, escuelas, etc.

Los millares y millones de DICTADORES de la mente jamás han querido respetar la libertad mental de nadie. Si alguien no piensa como ellos, es calificado de perverso, renegado, ignorante, etc. etc. etc.


Todo el mundo quiere esclavizar a todo el mundo, todo el mundo quiere atropellar la libertad intelectual de los demás. Nadie quiere respetar la libertad del pensamiento ajeno. Cada cual se siente JUICIOSO, SABIO, MARAVILLOSO, y quiere como es natural que los demás sean como él, que lo conviertan en su modelo, que piensen como él.

Se ha abusado demasiado de la mente. Observad los COMERCIANTES, y su propaganda a través del periódico, la radio, la televisión, etc. etc. etc.

La propaganda comercial se hace en forma dictatorial ¡Compre usted jabón tal! ¡Zapatos tal! ¡Tantos pesos! ¡Tantos dólares! ¡Compre ahora mismo! ¡Inmediatamente! ¡no lo deje para mañana! ¡tiene que ser inmediatamente! etc. Sólo falta que digan: "si no obedece usted lo metemos a la cárcel", o: "lo asesinamos".

El padre quiere meterle al hijo sus ideas a la fuerza y el maestro de escuela regaña, castiga y pone bajas calificaciones si el muchacho o la muchacha no aceptan DICTATORIALMENTE las ideas del maestro.

Media humanidad quiere esclavizar la mente ajena de la otra media humanidad. Esa tendencia a esclavizar la mente de los demás resalta a simple vista cuando estudiamos la página negra de la negra historia.

Por doquiera han existido y existen SANGRIENTAS DICTADURAS empeñadas en esclavizar a los pueblos. Sangrientas dictaduras que dictan lo que la gente debe pensar. ¡Desgraciado aquel! que intenta pensar libremente: ese va inevitablemente a los campos de concentración, a la Siberia, a la cárcel, a los trabajos forzados, a la horca, al fusilamiento, al destierro, etc.

Ni los MAESTROS y MAESTRAS, ni los PADRES DE FAMILIA, ni los libros, quieren enseñar el CÓMO PENSAR.

A la gente le encanta obligar a otros a pensar de acuerdo como creen que debe ser y es claro que cada cual en esto es un DICTADOR a su modo, cada cual se cree la última palabra, cada cual cree firmemente que todos los demás deben pensar como él, porque él es lo mejor de lo mejor.

Padres de familia, maestros, patronos, etc. etc. etc., regañan y vuelven a regañar a sus subordinados.

Es espantosa esa horrible tendencia de la humanidad a faltarle el respeto a los demás, a atropellar la mente ajena, a enjaular, encerrar, esclavizar, encadenar el pensamiento ajeno.

El marido quiere meterle a la mujer sus ideas en la cabeza y a la fuerza, su doctrina, sus ideas, etc. y la mujer quiere hacer lo mismo.

Muchas veces marido y mujer se divorcian por incompatibilidad de ideas.

No quieren los cónyuges comprender la necesidad de respetar la libertad intelectual ajena.

Ningún cónyuge tiene derecho de esclavizar la mente de otro cónyuge. Cada cual es de hecho digno de respeto. Cada cual tiene derecho a pensar como quiera, a profesar su religión, a pertenecer al partido político que quiera.

A los niños y niñas de la escuela se les obliga a pensar a la fuerza en tales y cuales ideas pero no se les enseña a manejar la mente.

La mente de los niños es tierna, elástica, dúctil y la de los viejos está ya dura, fija, como arcilla en un molde, ya no cambia, ya no puede cambiar.

La mente de los niños y jóvenes es susceptible de muchos cambios, puede cambiar.

A los niños y a los jóvenes se les puede enseñar como PENSAR. A los viejos es muy difícil enseñarles COMO PENSAR porque ellos ya son como son y así mueren. Es muy raro encontrar en la vida algún viejo interesado en cambiar radicalmente.

La mente de las gentes es moldeada desde la niñez. Eso es lo que padres y maestros de escuela prefieren hacer. Ellos gozan dándole forma a la mente de los niños y jóvenes.

Mente metida en un molde es de hecho mente acondicionada, mente esclava.

Es necesario que los MAESTROS y MAESTRAS de escuela rompan los grilletes de la mente.

Es urgente que los maestros sepan dirigir la mente de los niños hacia la libertad verdadera para que no se dejen esclavizar más.

Es indispensable que los maestros le enseñen a los alumnos y alumnas COMO SE DEBE PENSAR.

Los maestros deben comprender la necesidad de enseñarle a los alumnos y alumnas el camino del análisis, la meditación, la comprensión.

Ninguna persona comprensiva debe aceptar jamás en forma dogmática nada. Es urgente primero investigar. Comprender, inquirir, antes de aceptar.

En otras palabras diremos que no hay necesidad de aceptar, sino de investigar, analizar, meditar y comprender. Cuando la comprensión es plena, la aceptación es innecesaria.

De nada sirve llenarnos la cabeza de información intelectual si al salir de la escuela NO SABEMOS PENSAR y Continuamos como AUTÓMATAS VIVIENTES, como máquinas, repitiendo la misma rutina de nuestros padres, abuelos y tatarabuelos, etc.

Repetir siempre lo mismo, vivir vida de máquinas, de la casa a la oficina y de la oficina a la casa, casarse para convertirse en maquinitas de hacer niños, eso no es vivir y si para eso estudiamos, y para eso vamos a la escuela y al colegio y a la universidad durante diez o quince años, mejor sería no estudiar.

EL MAHATMA GHANDI fue un hombre muy singular. Muchas veces los pastores protestantes se sentaron en su puerta horas y horas enteras luchando por convertirlo al Cristianismo en su forma protestante.

Ghandi no aceptaba la enseñanza de los pastores, tampoco la rechazaba, la COMPRENDÍA, la RESPETABA, y eso es todo.

Muchas veces decía el MAHATMA: "Yo soy Brahmán, Judío, Cristiano, Mahometano, etc. etc. etc.

EL MAHATMA comprendía que todas las religiones son necesarias porque todas conservan los mismos VALORES ETERNOS.

Eso de aceptar o rechazar alguna doctrina o concepto, revela falta de madurez mental.

Cuando rechazamos o aceptamos algo, es porque no lo hemos comprendido.

Donde hay COMPRENSIÓN la aceptación o rechazo salen sobrando.

La mente que cree, la mente que no cree, la mente que duda, es mente IGNORANTE.

El camino de la SABIDURÍA no consiste en CREER o no CREER o DUDAR.

El camino de la SABIDURÍA consiste en INQUIRIR, analizar, meditar y EXPERIMENTAR.

La VERDAD es lo desconocido de momento en momento. La verdad nada tiene que ver con lo que uno crea o deje de creer, ni tampoco el escepticismo.

La VERDAD no es cuestión de aceptar algo o de rechazarlo. La VERDAD es cuestión de EXPERIMENTAR, VIVENCIAR, COMPRENDER.

Todo el esfuerzo de los MAESTROS debe en última síntesis llevar a los alumnos y alumnas a la EXPERIENCIA de lo real, de lo verdadero.

Es URGENTE que los MAESTROS y MAESTRAS abandonen esa tendencia anticuada y perniciosa dirigida siempre a MODELAR la mente PLÁSTICA y DÚCTIL de los niños.

Es absurdo que personas ADULTAS llenas de prejuicios, pasiones, preconceptos anticuados, etc. atropellen así la mente de los niños y de los jóvenes, tratándoles de modelar la mente de acuerdo a sus ideas rancias, torpes, anticuadas.

Mejor es respetar la LIBERTAD INTELECTUAL de los ALUMNOS y ALUMNAS, respetar su prontitud mental, su espontaneidad creadora.

Los maestros y maestras no tienen derecho a enjaular la mente de los alumnos y alumnas.

Lo fundamental no es DICTARLE a la MENTE de los alumnos lo que debe pensar, sino enseñarle en forma completa, COMO PENSAR.

La MENTE es el instrumento del CONOCIMIENTO y es necesario que los MAESTROS y MAESTRAS le enseñen a sus alumnos y alumnas a manejar sabiamente ese instrumento.


CAPITULO VI
LA BÚSQUEDA DE SEGURIDAD

Cuando los polluelos tienen miedo se esconden debajo de las alas amorosas de la gallina en busca de seguridad.

El niño asustado corre en busca de su madre porque junto a ella se cree seguro.

Está pues demostrado que el MIEDO y la búsqueda de SEGURIDAD se encuentran siempre íntimamente asociados.

El hombre que teme verse asaltado por bandidos busca seguridad en su pistola.

El país que teme verse atacado por otro país, comprará cañones, aviones, buques de guerra y armará ejércitos y se pondrá en pie de guerra.

Muchos sujetos que no saben trabajar, aterrorizados ante la miseria buscan seguridad en el delito, y se vuelven ladrones, asaltantes, etc...

Muchas mujeres faltas de inteligencia asustadas ante la posibilidad de la miseria se convierten en prostitutas.

El hombre celoso teme perder a su mujer y busca seguridad en la pistola, mata y después es claro que va a parar a la cárcel.

La mujer celosa mata a su rival o a su marido y así se convierte en asesina.

Ella teme perder a su marido y queriendo asegurárselo mata a la otra o se resuelve asesinarlo.

El casero miedoso de que la gente no le pague el alquiler de la casa, exige contratos, fiadores, depósitos, etc., queriendo así asegurarse y si una viuda pobre y llena de hijos no puede llenar tan tremendos requisitos, y si todos los caseros de una ciudad hacen lo mismo, al fin la infeliz tendrá que irse a dormir con sus hijos a la calle o en los parques de la ciudad.

Todas las guerras tienen su origen en el miedo.

Las gestapos, las torturas, los campos de concentración, las siberias, las espantosas cárceles, destierros, trabajos forzados, fusilamientos, etc. tienen origen en el miedo.

Las naciones atacan a otras naciones por miedo; buscan seguridad en la violencia, creen que matando, invadiendo, etc. podrán hacerse seguras, fuertes, poderosas.

En las oficinas de policía secreta, contra-espionaje, etc. tanto en el este como en el oeste, se tortura a los espías, se teme de ellos, quieren hacerles confesar con el propósito de hallar seguridad para el Estado.

Todos los delitos, todas las guerras, todos los crímenes, tienen su origen en el miedo y en la búsqueda de seguridad.

En otros tiempos había sinceridad entre las gentes, hoy el miedo y la búsqueda de seguridad han acabado con la fragancia maravillosa de la sinceridad.

El amigo desconfía del amigo, teme que éste le robe, le estafe, le explote y hasta hay máximas estúpidas y perversas como esta: "NUNCA DEIS LA ESPALDA A TU MEJOR AMIGO". Los HITLERIANOS decían que esta MÁXIMA era de ORO.

Ya el amigo teme al amigo y hasta usa MÁXIMAS para protegerse. Ya no hay sinceridad entre los amigos. El miedo y la búsqueda de seguridad acabaron con la deliciosa fragancia de la sinceridad.

Castro Ruz en Cuba ha fusilado a millares de ciudadanos temeroso de que lo acaben; Castro busca seguridad fusilando. Cree que así puede encontrar Seguridad.

Stalin, el perverso y sanguinario Stalin, apestó a Rusia con sus sangrientas purgas. Esa era la forma de buscar su seguridad.

Hitler organizó la Gestapo, la terrible Gestapo, para seguridad del Estado. No cabe duda de que temía que le derrocaran y por ello fundó la sangrienta Gestapo.

Todas las amarguras de este mundo tienen su origen en el miedo y la búsqueda de seguridad.

Los maestros y maestras de escuela deben enseñarle a los alumnos y alumnas la virtud del valor.

Es lamentable que a los niños y niñas se les llene de temor desde su mismo hogar.

A los niños y niñas se les amenaza, se les intimida, se les atemoriza, se les da de palos, etc.

Es costumbre de padres de familia y maestros, atemorizar al niño y al joven con el propósito de que estudie.

Por lo común se les dice a niños y jóvenes que si no estudian tendrán que pedir limosna, vagar hambrientos por las calles, ejercer trabajos muy humildes como limpiar calzado, cargar fardos, vender periódicos, trabajar en el arado, etc. etc. etc. (Como si el trabajo fuese delito).

En el fondo, tras de todas estas palabras de padres y maestros, existe miedo por el hijo y búsqueda de seguridad para el hijo.

Lo grave de todo esto que estamos diciendo, es que el niño y el joven se acomplejan, se llenan de temor y más tarde en la vida práctica son sujetos llenos de miedo.

Los padres de familia y maestros que tienen el mal gusto de asustar a los niños y niñas, a los jóvenes y señoritas, en forma inconsciente los están encaminando por el camino del delito, pues como ya dijimos, todo delito tiene su origen en el miedo y la búsqueda de seguridad.

Hoy en día el MIEDO y la BÚSQUEDA DE SEGURIDAD han convertido al planeta tierra en un espantoso infierno. Todo el mundo teme. Todo el mundo quiere seguridades.

En otros tiempos se podía viajar libremente, ahora las fronteras están llenas de guardias armados, se exigen pasaportes y certificados de toda especie para tener derecho a pasar de un país a otro.

Todo esto es el resultado del miedo y BÚSQUEDA DE SEGURIDAD. Se teme al que viaja, se teme al que llega y se busca seguridad en pasaportes y papeles de toda especie.

Los maestros y maestras de escuela, colegios, universidades deben comprender el horror de todo esto y cooperar para el bien del mundo, sabiendo educar a las nuevas generaciones, enseñándoles el camino del valor auténtico.

Es URGENTE enseñarle a las nuevas generaciones a no temer y a no buscar seguridades en nada ni en nadie.

Es indispensable que todo individuo aprenda a confiar mas en sí mismo.

El MIEDO y la BÚSQUEDA de SEGURIDAD son terribles debilidades que convirtieron la vida en un espantoso INFIERNO.

Por doquiera abundan los cobardes, los miedosos, los débiles que andan siempre en busca de SEGURIDAD.

Se teme a la vida, se teme a la muerte, se teme al qué dirán, "al dice que sé dice", a perder la posición social, la posición política, el prestigio, el dinero, la bonita casa, la bonita mujer, el buen marido, el empleo, el negocio, el monopolio, los muebles, el carro, etc. etc. etc. a todo se teme, abundan por todas partes los cobardes, los miedosos, los débiles, más, nadie se cree a sí mismo cobarde, todos presumen de fuertes, valerosos, etc.

En todas las clases sociales existen millares y millones de intereses que se teme perder y por ello todo el mundo busca seguridades que a fuerza de hacerse cada vez más y más complejas, hacen de hecho la vida cada vez más complicada, cada vez más difícil, cada vez más amarga, cruel y despiadada.

Todas las murmuraciones, todas las calumnias, intrigas, etc., tienen su origen en el miedo y búsqueda de seguridad.

Para no perder la fortuna, la posición, el poder, el prestigio, se propagan calumnias, chismografías, se asesina, se paga para que se asesine en secreto, etc.

Los poderosos de la tierra se dan hasta el lujo de tener asesinos a sueldo y muy bien pagados, con el propósito asqueante de eliminar a todo aquel que amenace eclipsarles.

Ellos aman el poder por el poder mismo y se lo aseguran a base de dinero y mucha sangre.

Los periódicos constantemente están dando noticias de muchos casos de suicidio.

Muchos creen que el que se suicida es valeroso pero realmente quien se suicida es un cobarde que le tiene miedo a la vida y que busca seguridad en los brazos descarnados de la muerte.

Algunos héroes de guerra fueron conocidos como personas débiles y cobardes, más cuando se vieron cara a cara con la muerte, su terror fue tan espantoso, que se tornaron en terribles fieras buscando seguridad para su vida, haciendo un esfuerzo supremo contra la muerte. Entonces se les declaró HÉROES.

El miedo suele confundirse con el valor. Quien se suicida parece muy valeroso, quien carga pistola parece muy valeroso, mas en realidad los suicidas y los pistoleros son muy cobardes.

Quien no le tiene miedo a la vida no se suicida. Quien no tiene miedo a nadie no carga pistola al cinto.

Es URGENTE que los maestros y maestras de escuela le enseñen al ciudadano en forma clara y precisa, lo que es VALOR de verdad y lo que es miedo.


EL MIEDO y la BÚSQUEDA de SEGURIDAD han convertido el mundo en un espantoso infierno.
V.M. SAMAEL AUN WEOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario